Público
Público

Coronavirus - EE.UU Más de 4.000 marines hacinados en un portaaviones nuclear con un brote de coronavirus 

El capitán de la nave USS Theodore Roosevel, Brett Crozier, ha denunciado mediante un comunicación oficial la alarmante situación del navío y las ineficientes medidas tomadas por la Armada estadounidense.

El buque USS Theodore Roosevelt. / Reuters
El portaaviones nuclear  USS Theodore Roosevelt. / Reuters

público / agencias

El capitán del portaaviones nuclear USS Theodore Roosevel del Ejército de Estados Unidos, Brett Crozier, ha solicitado ayuda por carta fechada del 30 de marzo para informar de que más 4.000 marines se encuentran hacinados en la isla de Guam, al sur de Japón en pleno Océano Pacífico, tras conocerse que un centenar de los soldados han dado positivo en la prueba de la Covid-19.

Crozier ha afirmado que "la enfermedad continúa extendiéndose cada vez más deprisa... Hay que actuar con decisión ahora para cumplir con las recomendaciones del CDC (Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos) y prevenir un resultado trágico."

"Debido a las limitaciones de espacio inherentes a la de un barco de guerra, no estamos cumpliendo con el aislamiento", apunta el capitán

El capitán ha denunciado públicamente en el comunicado que apenas existen  camarotes donde se puedan respetar las medidas de prevención y aislamiento ante la pandemia. "Debido a las limitaciones de espacio inherentes a la de un barco de guerra, no lo estamos cumpliendo (el aislamiento)", recalca. 

Además, ha considero que el hecho de que sea un barco de guerra, la probabilidad del contagio es mucho mayor. "Aunque es marginalmente mejor que un buque de guerra, los lugares de cuarentena en grupo no son una solución y no cumplen la actual normativa" apunta Crozier.

Algunos de estos marines ya han podido pisar tierra y se encuentra en cuarentena en la isla japonesa. Sin embargo, el capitán informa que los habitáculos establecidos por la Armada siguen sin cumplir con las recomendaciones instauradas por el CDC.

El oficial expone como ejemplo las medidas tomadas en el crucero Diamond Princess, uno de los primeros barcos afectados por el coronavirus fuera de China y que alertó sobre la situación de los medios de transporte. 

Más noticias de Política y Sociedad