Público
Público

Coronavirus Investigan la boda en el Casino de Madrid cuyos asistentes no llevaban mascarillas

La Dirección General de Salud Pública solicita a la Policía que compruebe el incumplimiento de las medidas contra el coronavirus, como la distancia de seguridad, durante el enlace celebrado el sábado entre Jaime Navarro y Beatriz Ungría.

La boda en la que los invitados no llevaban mascarillas se celebró en el Casino de Madrid.
La boda en la que los invitados no llevaban mascarillas se celebró en el Casino de Madrid.

La Dirección General de Salud Pública madrileña ha abierto una investigación sobre la boda celebrada el pasado sábado en el Casino de Madrid, cuyos invitados no llevaban mascarrilla, y ha solicitado a la Policía Municipal que realice las actuaciones necesarias para comprobar el incumplimiento de las medidas frente al coronavirus.

El enlace tuvo lugar el sábado en esas instalaciones del Casino, en el centro de la capital, donde se celebraba la boda de Jaime Navarro, un exjugador de la cantera del Real Madrid, y Beatriz Ungría.

En varios vídeos, colgados en las redes sociales, se ve a los novios entrando en uno de los salones donde los invitados no tienen mascarilla y algunos de los asistentes llegan incluso a abrazar a la pareja. Las imágenes han causado indignación en las redes sociales.

Tras la investigación abierta por Salud Pública, la Policía Municipal de Madrid investigará lo ocurrido en la celebración después de que se hicieran públicas las imágenes que muestran una falta de los protocolos de seguridad.

La normativa de la Comunidad de Madrid permite celebrar bodas con un aforo del 50%, con distancia de seguridad entre los asistentes y el uso obligatorio de la mascarilla.

En una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press la concejala delegada de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, ha detallado que una vez llegue el requerimiento formal, los policías verán las grabaciones e investigarán si ha habido algún tipo de ilegalidad para trasladarle el informe correspondiente a la Consejería de Sanidad, que decidirá las posibles sanciones.

Además, fuentes policiales han explicado que la Policía Municipal de Madrid no tuvo conocimiento de este evento y no entró en el sistema ninguna llamada al respecto.

Los organizadores aseguran que cumplieron los protocolos

Los organizadores del convite de la polémica boda celebrada este fin de semana en el Casino de Madrid han asegurado esta tarde que ellos cumplieron todos los protocolos y medidas sanitarias establecidas de acuerdo con la normativa antiCovid en vigor en la Comunidad de Madrid.

Según apuntan en un comunicado, además de los protocolos higiénicos y sanitarios, se llevaron a cabo medidas de ventilación adicionales y se ofreció a los invitados toda la información requerida para un correcto cumplimiento de la normativa. "De esta manera, los asistentes eran conocedores de las medidas obligatorias para cumplir con su responsabilidad individual", apuntan.

Se trata, explican, de un espacio habilitado de 1.500 metros cuadrados, donde sólo se cubrió un 15% del aforo. La organización afirma que todos ellos fueron distribuidos en mesas de cuatro comensales, "garantizando una distancia mínima entre cada mesa de 1,5 metros tal y como está establecido".

Además, indica que desde que comenzó la pandemia se incorporaron nuevos aspectos en la gestión habitual, como maximizar los procesos de limpieza e higienización de cada espacio, la incorporación de nuevas soluciones para reducir los contactos y mantener la distancia social, nuevos procesos y protocolos para la gestión de la restauración, o el control de la ventilación del aire y el agua.

Más noticias de Política y Sociedad