Público
Público

Coronavirus Madrid El Gobierno de Ayuso solo contrató a 259 sanitarios de los más de 2.270 que prometió a las residencias en mayo

La mayoría de esos contratos, 142, fueron para personal auxiliar. Los restantes, 117, para sanitarios y un listado de alumnos del grado medio de Atención a personas en situación de dependencia.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso / EFE
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso / EFE

Público

La Comunidad de Madrid no contrató al personal prometido para apoyar a las residencias. A finales de marzo, el gobierno de Isabel Díaz Ayuso afirmó que reforzaría el apoyo en las residencias y autorizó la contratación de 2.278 profesionales para estos centros de ancianos. Según ha podido saber la Cadena SER, en la Comunidad tan solo se hicieron 259 contratos hasta mayo, es decir, durante los meses más trágicos de la pandemia. 

La mayoría de esos contratos, 142, fueron para personal auxiliar. Esto es limpieza, cocina y otros servicios. Los restantes, 117, para sanitarios y un listado de alumnos del grado medio de Atención a personas en situación de dependencia. "Hemos aprobado nuevas medidas en el Consejo de Gobierno para llevar nuevos recursos sanitarios a las residencias, para fortalecer la relación con cada residencia y conocer en tiempo real la situación de los residentes", declaró el 25 de marzo la presidenta de la Comunidad de Madrid.
Sin embargo, esos refuerzos nunca llegaron en el número prometido y que la situación exigía.

Las residencias han sido el mayor foco de la pandemia en toda España por el efecto mortal del virus en las personas de mayor edad. Pero en Madrid se ha aunado la externalización de la gestión y la escasez del personal, provocando que los daños sean aún mayores. 

Además, el Gobierno de la Comunidad ha tomado decisiones muy cuestionadas, como el bloqueo de los traslados de mayores a hospitales. Esto obligó a los centros a dar atención sanitaria sin tener medios. Por otra parte, las residencias más colapsadas tan solo recibían la visita de un funcionario sin apoyo sanitario, escaso de material y de pruebas para trabajadoras y residentes.

A esta situación le acompañaron las dimisiones de Óscar Álvarez, gerente de la Agencia Madrileña de Atención Social, y máximo responsable de las residencias públicas de la Comunidad y de Carlos Reus, jefe de gabinete del consejero de Políticas Sociales de Madrid, Alberto Reyero. Ambos alegan que los motivos son de carácter "personal" pero sus salidas se produjeron en medio de la polémica sobre la gestión de los geriátricos durante la crisis sanitaria. 


Más noticias