Público
Público

Coronavirus Sanidad considera el pasaporte covid como "incentivo" para la vacunación ante la creciente presión de las comunidades

Carolina Darias remarca la importancia de que las autonomías "sigan captando a aquellas personas que no se han vacunado, especialmente al colectivo de 20 a 40 años, donde estamos en entre un 85% y un 87%", siempre amparadas por el marco jurídico.

17/11/2021 La ministra de Sanidad, Carolina Darias, visita los servicios de Oncología Radioterápica y de Radiodiagnóstico del Hospital Universitario Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, visita los servicios de Oncología Radioterápica y de Radiodiagnóstico del Hospital Universitario Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria. Ángel Medina G / EFE

Cada vez más comunidades presionan al Gobierno para que exija el certificado covid. En medio de esta polémica, Sanidad ha afirmado que en determinadas situaciones este documento puede ayudar a la vacunación de quienes aún no lo han hecho. "Seguimos incidiendo en la importancia de que las autonomías sigan captando a aquellas personas que no se han vacunado, especialmente al colectivo de 20 a 40 años, donde estamos en entre un 85% y un 87%", ha asegurado Carolina Darias en una entrevista a La Hora de la 1.

La ministra ha continuado explicando que "algunas regiones entienden que, a lo mejor, para estos grupos concretos puede ser un incentivo. El Ministerio lo que va a hacer es apoyar a las comunidades. Y, sobre todo, teniendo en cuenta el marco jurídico. Y, en esta ocasión, el  Tribunal Supremo ha marcado el camino", para puntualizar que "en determinadas situaciones, en un espacio concreto y en un tiempo concreto y, ante una situación epidemiológica complicada, es admisible el certificado covid".

En concreto, ya son doce las autonomías que han expresado una posición favorable a que se exija este certificado o, incluso, que solicitan al Ejecutivo que lo ponga en marcha.

Aragón, Canarias, Murcia, Euskadi, Castilla y León, País Valencià y Navarra se suman a Balears, Catalunya y Galicia -que ya lo tienen implantado-. Todas ellas apoyan este documento para acceder a determinadas actividades, según recoge la Agencia Efe.

Melilla también se ha mostrado este jueves dispuesta a unirse a esta solicitud del resto de comunidades. Por su parte, Galicia y Catalunya, que ya lo están exigiendo, se han planteado ampliar su utilización. El Gobierno de Feijóo ya lo pide en locales de ocio nocturno o en albergues de peregrinos, pero también comenzar a hacerlo para las visitas a hospitales, medida que aún está pendiente de aprobación por el Alto Tribunal gallego.

La Fiscalía vasca ha emitido un informe favorable a que se autorice la exigencia del pasaporte covid en Euskadi para poder acceder a discotecas o restaurantes con comedores superiores a los 50 comensales, tal como solicitó este jueves el Gobierno Vasco al TSJPV. El documento ya ha sido trasladado a la Sala de lo Contencioso-administrativo del TSJPV, que se reunirá el próximo lunes para deliberar sobre la solicitud del Ejecutivo, según informan fuentes del ministerio público a Europa Press.

Además, Urkullu se muestra partidario de que la vacunación obligatoria de determinados trabajadores se decida de manera "uniforme" en toda España, por lo que ve "difícil" que Euskadi adopte este tipo de medidas "si no están enmarcadas en una decisión" de ámbito estatal.

El Gobierno de Navarra, por su parte, ha anunciado que va a proponer la próxima semana al TSJN la aplicación del pasaporte covid, una medida que, si contara con el aval del tribunal, se aplicaría entre el 27 de noviembre y el 6 de enero, ambos días inclusive. Este documento se aplicaría en los restaurantes y recintos donde se ofrezca servicio de restauración con un aforo superior a los 50 comensales, discotecas y salas de fiesta, establecimientos con licencia de café-espectáculo y bares con licencia especial. En estos últimos, se pedirá a partir de las 0:00 horas.

Además, el certificado también se comprobaría en eventos multitudinarios con consumición de comida o bebida celebrados en espacios interiores.

Andalucía va en la misma línea que Euskadi, al reclamar que "sea obligatorio" en toda España para "entrar" a determinados espacios públicos, como centros sanitarios, de actividades de ocio nocturno y espectáculos deportivos.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, sopesa pedir al ministerio que dirige Carolina Darias que implante el pasaporte covid, si bien descartó este miércoles establecer restricciones al uso ante el aumento de contagios.

La Comunitat Valenciana también muestra su propósito de impartar la obligatoridad de este certificado en aquellos lugares "donde sea razonable" y siempre tratando de "huir de restricciones innecesarias".

La consejera de Castilla y León, Verónica Casado, se plantea solicitarlo en lugares cerrados en los que hay que quitarse la mascarilla, como ocio nocturno, albergues y hostelería, pero considera que es mejor aplicar esta medida de "forma coordinada" por todas las comunidades.

Murcia y Canarias se unen a este modelo, del que solo se ha mostrado expresamente al margen Extremadura -cuyo consejero de Sanidad afirma tajante que no lo ve útil, mientras que otras regiones parecen estar a la expectativa. Así, por ejemplo, Madrid ya ha señalado anteriormente que no descarta estudiarlo.

Darias, sobre la incidencia: "Hay que ocuparse, no preocuparse"

En otro orden de cosas, la ministra de Sanidad ha asegurado que, ante la subida de la incidencia acumulada a 14 días, "hay que ocuparse", pero no preocuparse. Y ha instado a observar "otros indicadores que muestran mejor cara, por ejemplo, la ocupación de las unidades de cuidados intensivos que ronda el 5%, un umbral que no supone presión hospitalaria, el número de positivos registrados o los ingresos por coronavirus".

Con respecto a la campaña de vacunación, Carolina Darias ha indicado que continúa con la inoculación de la dosis de refuerzo para algunos grupos y recuerda que hay que seguir manteniendo las medidas de protección. "Al virus hay que ponérselo difícil", apunta. Además, la titular de Sanidad ha reforzado esta idea con un dato: alrededor del 60% de los ingresados en las UCI no están vacunados.

Preguntada en Televisión Española sobre la posibilidad de ampliar el uso de la tercera dosis a más grupos de edad, asegura que el Gobierno seguirá la opinión de los expertos. "Un informe interno del Ministerio con el Instituto Carlos III monitoriza la duración de las vacunas en tiempo real", ha apuntado, para zanjar: "Iremos viendo".

Por último, la ministra ha hablado sobre la vacunación de los menores de 12 años, una decisión que segura que dependerá del veredicto de la Agencia Europea del Medicamento.

Por su parte, el ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática ha garantizado, con "mucha prudencia", que España está "en vías de superar con un enorme esfuerzo la pandemia" y ha entrado en lo que parece ser "la recta final".

De este modo, Félix Bolaños ha alejado la posibilidad de que en España se produzca una situación similar a la de otros países europeos, como Alemania y Austria. 

"El riesgo persiste, pero España está mucho mejor que el resto de países de nuestro entorno, motivado por la vacunación, en un porcentaje muy superior a otros países, que hemos conseguido por la responsabilidad de nuestros conciudadanos", ha argumentado el ministro en declaraciones recogidas por Europa Press.

Austra impone el confinamiento total 

Tal y como afirmaba Bolaños, fuera de las fronteras españolas la situación de la pandemia es mucho más preocupante. Tanto que Austria ha anunciado el confinamiento a partir del lunes a toda toda su población ante al aumento de los contagios.

"Los ciudadanos deberán asumir nuevas restricciones durante 20 días porque hubo demasiados que se han mostrado insolidarios. Les pido que sigan las medidas y que reduzcan los contactos", ha dicho el canciller federal, Alexander Schallenberg.

Asimismo, el país convertirá en obligatoria la vacunación a partir del mes de febrero de 2022 de todos los ciudadanos y se convertirá así en la primera nación europea en aprobar esta medida. 

En Austria, solo alrededor del 65% de la población tiene la pauta completa y es el estado con una de las cifras de inmunizados más bajas de Europa Occidental.

Alemania registra un nuevo pico de contagios

Mientras, en Alemania la incidencia registró este jueves un nuevo máximo en doce días consecutivos mientras hoy la cámara alta debe ratificar el nuevo marco legal propuesto por la probable futura coalición de gobierno y Alemania se prepara para aumentar la presión sobre los no vacunados.

Así, la incidencia acumulada en siete días, que lleva registrando cifras récord desde hace doce días, se sitúa en un nuevo pico con 340,7 nuevos contagios con coronavirus por cada 100.000 habitantes, frente a 336,9 ayer, 263,7 hace una semana y 75,1 hace un mes.

Las autoridades sanitarias notificaron 52.970 nuevas infecciones en un día y 201 muertos con o por covid-19, mientras los casos activos se sitúan en 561.400.

El Gobierno federal y los "Länder" acordaron ayer topes en la tasa de hospitalizacion a partir del cual se introducirán restricciones graduales y a escala regional, tal y como reclamaba la canciller en funciones, Angela Merkel.

Así, allí donde la tasa de hospitalización supere los 3 por cada 100.000 habitantes en siete días, sólo las personas vacunadas o sanadas podrán acceder a bares, restaurantes, otros espacios públicos cerrados y eventos.

Si el índice alcanza los 6, las personas inmunizadas deberán presentar además un test negativo y si se supera el umbral de los 9, podrá incluso decidirse un cierre de la vida pública.

La tasa acumulada de ingresos en siete días se sitúa actualmente en Alemania en 5,30, con grandes diferencias regionales.

Actualmente todos los estados federados superan el umbral de 3, a excepción de Hamburgo, Baja Sajonia, Schleswig-Holstein y el Sarre; Baviera supera el de 6, y Sajonia-Anhalt y Turingia, el de 9.

En tanto, la ocupación en las ucis de pacientes con covid-19 es del 15,2 % de camas disponibles en las unidades de críticos para la población adulta.

En la reunión de los líderes regionales con Merkel y su probable sucesor, el sociademócrata Olaf Scholz, acordaron asimismo la vacunación obligatoria para profesionales que estén en contacto con personas vulnerables.

En tanto, el Bundestag (cámara baja) aprobó ayer con los votos de socialdemócratas, verdes y liberales, el nuevo marco legal elaborado por esta coalición aún virtual para combatir la pandemia y cuya ratificación hoy en la cámara alta amenazan con bloquear los conservadores.

Los diputados dieron vía libre a medidas como la obligación de presentar el certificado covid o un test negativo del día en el entorno laboral y el transporte público, además de recomendar el teletrabajo.

Con la reforma de la ley para la protección contra enfermedades infecciosas quieren sustituir la llamada situación epidémica de alcance nacional que permite a los "Länder" introducir restricciones sin la aprobación de los parlamentos y que expirará el próximo 25.

Más noticias