Público
Público

Covid-19 Más de la mitad de los médicos sufre desgaste profesional por la pandemia

Según un estudio, el 20% se ha planteado adelantar la jubilación cuando llegue el momento, y hasta el 34% ha pensado en abandonar la profesión.

Varios médicos trabajan en una UCI. EFE
Varios médicos trabajan en una UCI. EFE.

Los médicos han sido uno de los colectivos profesionales más damnificados por culpa de la pandemia, que ha provocado un empeoramiento de su estado de salud y de que seis de cada diez (60%) padezcan el síndrome de desgaste profesional ("burnout", en inglés), una forma de estrés y de agotamiento, que antes de la covid lo sufría el 30%.

Son datos del "Estudio sobre la repercusión de la covid sobre la salud y el ejercicio de la profesión de los médicos y médicas de España", realizado por la Organización Médica Colegial, Mutual Médica e investigadores de la Fundación Galatea, que se ha presentado este miércoles.

El trabajo, elaborado a partir de una muestra de 4.515 profesionales, constata cómo ha empeorado el estado de la salud física y mental de los médicos durante este año pandémico y refleja que una cuarta parte de los médicos (el 25%) ha estado de baja en algún momento de la pandemia por motivos relacionados con la covid.

Los representantes de las organizaciones que han elaborado el trabajo han destacado que la pandemia, entre otras cosas, ha supuesto una sobrecarga de trabajo aún mayor que la que ya padecían antes de la irrupción del virus.

En este sentido, los datos muestran que, antes de la pandemia, un 44% trabajaba más de 40 horas semanales y de ellos el 24% más de 50, unas cifras que han aumentado en estos meses, de forma que los profesionales que han tenido que trabajar más de 50 horas semanales ha pasado al 35%. Y según la encuesta, realizada en julio en Catalunya y entre octubre y diciembre en el resto de España, una tercera parte de los profesionales ha tenido que enfrentarse a menudo a conflictos o dilemas éticos en este período.

Han aumentado los profesionales con un estado de salud regular o malo, al pasar del 6,9% al 23,2%, también los que duermen menos de 6 horas diarias (de un 14% al 27%) y los que reconocen tener problemas para conciliar el sueño o que se despiertan durante la noche (del 9,4% al 45% en el peor momento de la crisis, para acabar en un 33% en el momento de contestar la encuesta).

Seis de cada diez entrevistados presentan algún indicador de fatiga, dolor o estrés

Seis de cada diez entrevistados presentan algún indicador de fatiga, dolor o estrés "incluso después de finalizado el momento álgido de la crisis", lo que supone el doble de los que había antes. Y también seis de cada diez padece el síndrome de desgaste profesional (en inglés, "burnout"), "una forma de estrés que se cronifica y que cursa en forma de hartazgo y de agotamiento personal, profesional o en la relación con los pacientes". La encuesta muestra que antes de la crisis ese síndrome afectaba a tres de cada diez, lo que supone la mitad.

Además, ha aumentado el consumo de tranquilizantes e hipnóticos: antes de la covid, los consumía un 19%, un dato que ha subido casi al 30% (29,4%) en el momento de la encuesta; las mayores consumidoras son mujeres. La investigación muestra que entre el antes y el después de los picos más altos de la pandemia se ha triplicado el porcentaje de médicos que se sienten sobrepasados, tienen la sensación de "no poder más" o se sienten quemados por el trabajo, situaciones que afectan a casi la mitad de los profesionales. Aquellos que se sienten quemados o sobrepasados por el trabajo presentan un peor estado de salud autopercibido.

Los médicos de las comunidades de Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid son, en general, los que tienen peores indicadores de salud y se encuentran más desbordados. Andalucía y Murcia presentan patrones diferentes al resto "en el sentido de que los indicadores de salud de sus profesionales en el momento de contestar la encuesta son peores que los registrados en el momento de mayor incidencia del virus", según el documento. Esto se traduce, según los investigadores, en que estas comunidades se encontraban en un pico de la pandemia en el momento de la encuesta, mientras que "probablemente" las otras estaban en una fase de mayor tranquilidad. 

Con estas situaciones, el 20% se ha planteado adelantar la jubilación cuando llegue el momento, y hasta el 34% ha pensado en abandonar la profesión, aunque reconocen que no lo harán. Y aún son pocos los que acuden a servicios de apoyo a la salud mental para hacer frente al su malestar emocional y agotamiento mental.

A pesar de todo ello, los médicos se han sentido "masivamente" apoyados por sus compañeros y equipos en los peores momentos de la crisis (83%) y también por los pacientes (82%), pero solo uno de cada tres médicos ha percibido el apoyo de su organización y de los gerentes y directivos de sus centros de trabajo.

Más noticias de Política y Sociedad