Público
Público

Crece el número de periodistas registrados en el paro por primera vez desde el año 2013

La Asociación de la Prensa de Madrid presenta su 'Informe Anual de la Profesión Periodística', una radiografía de la profesión. Casi la mitad de los periodistas cobran menos de 1.500 euros al mes.

Editores y periodistas del Wall Street Journal brindan en la sala de redacción. EFE

Servimedia

Los periodistas en paro han crecido un 2,6% respecto al año pasado tras cinco años consecutivos de reducción del desempleo, según se desprende del Informe Anual de la Profesión Periodística presentado este miércoles por la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), que también recoge un ligero descenso de la facturación de las empresas periodísticas.

Actualmente hay 7.003 periodistas registrados como desempleados en España, cuando el año pasado eran 6.828. Se trata de un pequeño aumento pero que rompe la tendencia de los últimos años, que llevó a que entre 2013 y 2018 se redujera el paro en el sector de la prensa en 3.732 personas, que encontró su peor momento con 10.560 parados hace seis años.

Los demandantes de empleo como periodistas –que incluye a parados y recién graduados– son 9.820, y han aumentado un 5% respecto al año anterior. Los demandantes de menos de 30 años son 2.046, mientras que los mayores de 45 son 3.727, según los datos recogidos por la APM en base a las cifras proporcionadas por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

No obstante, en lo que se refiere a las condiciones laborales, éstas han mejorado mínimamente al haberse reducido el porcentaje de periodistas que cobran por debajo de los 1.500 euros al mes. Aun así, los que cobran por debajo de esta cifra siguen siendo más de la mitad de los periodistas contratados: el 51%. Quienes cobran por debajo de los 1.000 euros son el 6% de los profesionales con contrato.

Entre los colaboradores y freelances la situación es peor. El 77% cobra por debajo de los 1.500 euros y el grueso (32%) se encuentra en la franja entre los 1.000 y los 1.500, mientras que un 38% cobra por debajo de los 1.000 euros al mes. Pese a las bajas retribuciones, el informe de la APM asegura que el 73% de los periodistas dice tener "ingresos suficientes".

Sin embargo, como apuntó Luis Palacio, autor principal del informe, en la presentación del documento en la sede de la Asociación de la Prensa, "el primer problema que encuentran los periodistas sobre la profesión es la baja retribución, que ha sobrepasado al problema del desempleo".

Facturación y desinformación

En lo que se refiere a la facturación, la industria de los medios de comunicación mostró cierta "atonía" con un decrecimiento de la facturación agregada de televisiones, diarios, revistas y radio de un 1%. El informe destaca que "ni siquiera la televisión de pago, en la que había esperanzas puestas, ha conseguido hacer crecer las cifras totales".

Como novedad, este informe se centra en la desinformación, un problema para el 87% de los periodistas encuestados para su realización. Además, este asunto es aún más preocupante para los periodistas jóvenes de menos de 30 años, ya que el 95% lo ve como "un problema muy importante".

Esto da cuenta de la magnitud de las, según el presidente de la APM, según Juan Caño, "mal llamadas noticias falsas, porque si son falsas no son noticia". Los periodistas demuestran tener mayor conciencia sobre su impacto que la población general, pues, según el informe, sólo el 49% de la sociedad lo ve como un problema importante.

Los profesionales de la comunicación apuntan como principales responsables de la desinformación a los políticos (98%) y a "personajes con perfiles en redes que podrían considerarse influyentes", que obtienen el mismo porcentaje de culpa, según los periodistas, que los políticos.

"La desinformación exige un estudio en profundidad desde el ámbito público de forma seria para ver cómo es el fenómeno y tratar de ver qué sucede", dijo Palacio, que apuntó a que la desinformación es "un problema de hábitos de consumo" y citó los bulos que se distribuyen por Whatsapp sin ningún tipo de labor de contraste por parte de los consumidores.

Diferencias de género

En cuanto a la diferencia por sexos en el ámbito del periodismo y la comunicación, el 57% de los periodistas contratados son hombres, mientras que en la comunicación la mayoría son mujeres: el 61%. La proporción entre quienes trabajan como autónomos en periodismo es de un 62% de hombres frente a un 38% de mujeres y, en comunicación, de un 40% frente a un 60%.

Sin embargo, los puestos directivos son desempeñados principalmente por hombres en todos los ámbitos. Hay 42 directores de diarios en papel frente a nueve directoras, once directores de digitales frente a dos mujeres, ocho directores de radios frente a cinco directoras o cuatro directores de cadenas de televisión nacionales frente a dos, según el informe.

En cuanto a la consideración de los trabajadores de gabinetes de comunicación institucional como periodistas, el 73% de los que ejercen el periodismo lo rechaza, aunque quienes trabajan en comunicación corporativa sí se consideran a sí mismos periodistas en un 63%.