Público
Público

Crece la preocupación por los brotes y por casos en los que no se detecta el origen

Crece el número de brotes activos y Sanidad reconoce su preocupación por la situación en Lleida y A Mariña. Hay una serie de casos positivos en los que las comunidades autónomas no han sido capaces de detectar el origen y este es otro asunto en el que ponen el foco las autoridades sanitarias.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa (i) y el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón (d) durante la rueda de prensa en la Moncloa este viernes. EFE
El ministro de Sanidad, Salvador Illa y el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón en la Moncloa.. EFE

beatriz asuar

Las autoridades sanitarias muestran su preocupación por los brotes. Ya hay 73 en todo el territorio español. Desde que comenzó la desescalda los expertos advirtieron que los brotes forman y formarán parte de la nueva normalidad. Sin embargo, se trabaja en terreno desconocido y se teme por los casos que se estén escapando y no se estén detectando. El número de nuevos casos asintomáticos es muy alto (hasta del 60%, 70% en los sitios donde hay brotes) y esto significa dos cosas: que gracias al estudio de contactos se está consiguiendo detectar a cada vez más personas, pero también que el virus puede estar moviéndose sin que se identifiquen todos los casos

La Comunidad de Madrid vuelve a estar en el foco pese a que ahora no sea una de las regiones más afectada por los rebrotes. "Madrid está detectando brotes familiares que no se tienen que notificar a nivel nacional, pero esto implica que un porcentaje de sus casos no tenemos identificado el origen. Algunos son casos importados, otros secundarios dentro de una familia, pero en algunas de las familias no se tiene identificado el origen", ha explicado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. 

Esto lo estuvieron discutiendo este miércoles las autoridades sanitarias del ministerio y de los gobiernos autonómicos de Madrid y Catalunya. Celebraron una reunión para revisar la situación epidemiológica. A muchos expertos no les resulta razonable que las dos ciudades más afectadas durante el pico de la pandemia ahora no tengan brotes. Aunque Simón no dio detalles sobre las reuniones: "Las ciudades de Madrid y Barcelona son nodos de comunicación y si algo no va bien puede generar situaciones de complejidad. Ambas ciudades compartieron información y se valoró la necesidad de seguir compartiendo información de forma intensa".

Sobre la capital es donde hay más dudas. La Comunidad de Madrid solo ha reconocido un brote en una empresa. La Sexta ha informado de que se ha desalojado una planta de un edificio en la capital por un brote, pero la Consejería de Sanidad no ha confirmado si se trata de un nuevo brote o no, aunque sí aseguran que está controlado.

Una decena de sanitarios de centros de salud han explicado a Público en estos últimos diez días que el estudio de contactos no está funcionando como debería. Hay poca coordinación entre Atención Primaria y Salud Pública y retrasos respecto al contacto con los posibles casos es mayor que en otras comunidades autónomas. "Hay mucho trabajo y poco recursos", asegura una de las trabajadoras responsable del estudio de contactos.

"Tiene que haber una parte de epidemiología pura porque han estado más tiempo en confinamiento que el resto de país. En el caso de Barcelona hay problemas como que llevan más de un mes sin director general de Salud Pública, que allí siempre ha sido muy importante, pero ahora les falta una cabeza. Por otro lado, en Madrid hay mucho ruido con la Atención Primaria. Todos somos conscientes de que el manejo de casos necesita una Atención Primaria potente, dotada, con estrategia clara", valora Rafael Sotaca, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.

La Consejería de Sanidad no comparte el parecer de los profesionales de la región. Aunque reconocen que no tienen un análisis pormenorizado, ellos señalan dos posibilidades para entender los pocos brotes: la mayor concienciación de los madrileños y cumplimiento con las medidas, y la mayor tasa de inmunidad por haber sido de las comunidades donde más contagios hubo en el pico de la pandemia

Sobre el resto de brotes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha reconocido su preocupación por los brotes de Lleida y A Mariña. También hay cierto riesgo de transmisión comunitaria por Lleida y Euskadi. "Hay un pequeño grado de transmisión comunitaria, pero está muy controlado y no parece que genere un número excesivo de datos. Da la sensación de que la epidemia no está creciendo pero no lo podemos garantizar. La afluencia de hospitalizaciones se está estailizando pero no podemos tener seguridad todavía", indicó el experto durante la rueda de prensa.

Consulta aquí la localización de todos los brotes.

Más noticias de Política y Sociedad