Público
Público

Crisis climática Calentamiento global: julio deja un nuevo récord de temperatura media mundial

El mes anterior fue también de récord, con temperaturas sofocantes más altas que el promedio de las últimas cuatro décadas. Las olas de calor ocurren con una frecuencia diez veces mayor que hace cien años,

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Una mujer se sienta al fresco en Ronda (Málaga). REUTERS/Jon Nazca

Este año está dejando encadenados varios récords de temperatura. Si junio fue el más caluroso desde que hay registro, ahora pasa lo mismo con julio: ha superado al mes de julio con la temperatura media más alta, que fue en 2014, por 0,04 grados centígrados.

Según datos del Servicio de Cambio Climático de la agencia europea Copernicus, citados por El País, todos los meses de 2019 han estado entre los más calurosos desde que hay registros.

Concretamente, durante el mes de julio "Europa occidental estuvo por encima del promedio, en gran parte debido a la onda de calor corta pero muy intensa en la última semana del mes". Este mes se suma a otro de récord, junio, con temperaturas sofocantes más altas que el promedio de las últimas cuatro décadas.

"Julio es típicamente el mes más cálido del año en el promedio mundial", explica el informe, y añade: "El mes de julio de 2016 era el más cálido de todos los meses en términos absolutos, y ahora se ha superado esa marca aunque con un margen pequeño en comparación con las diferencias típicas entre los conjuntos de datos de julio anteriores", dado que las "mayores anomalías en las temperaturas medias europeas se producen en invierno".

A nivel mundial, las temperaturas fueron más altas que el promedio de 1981-2010 en Alaska, la isla de Baffin y Groenlandia, partes de Siberia, las Repúblicas de Asia central e Irán, así como grandes partes de la Antártida. África y Australia estuvieron también en gran parte por encima del promedio.

Las olas de calor, como la vivida en gran parte de Europa occidental en la última semana de junio, ocurren con una frecuencia diez veces mayor que hace cien años, según un informe europeo que señala, además, que la temperatura es 4 grados más alta que en el mismo periodo.

Una de las consecuencias son, desgraciadamente, los incendios forestales: según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), hasta el 28 de julio el fuego calcinó en España un total de 55.554,59 hectáreas de superficie desde el comienzo de 2019, lo que representa casi cinco veces más que en el mismo periodo de 2018 con 11.671,54 hectáreas quemadas.

Más noticias en Política y Sociedad