Público
Público

Cristina Cifuentes Multan a Eroski con 150.000 euros por no proteger el vídeo del robo de las cremas de Cifuentes

La Agencia de Protección de Datos establece una multa de 100.000 euros ya que no se garantizó la seguridad de estas imágenes y otra de 50.000 euros porque se observa una "recopilación" de fotografías de forma "deliberada con el fin de ser expuestas para su visionado habitual". Euroski recurrirá la decisión.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes. EFE/Archivo

público

La Agencia de Protección de Datos (AEPD) ha multado a Eroski por la difusión del vídeo en el que se ve a la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, con un guardia de seguridad tras intentar robar dos cremas.

Según ha adelantado El Independiente, Protección de Datos abrió una investigación el año pasado. En la resolución, a la que ha tenido acceso Público, se establece una multa de 100.000 euros por infringir el artículo 9 de la ley de Protección de Datos ya que no se garantizó la seguridad de estas imágenes.

Además, impone otra multa de 50.000 euros por infracción del artículo 4.1 ya que se observa una "recopilación" de fotografías de forma "deliberada con el fin de ser expuestas para su visionado habitual".

La publicación de las imágenes propició la dimisión de Cifuentes en abril de 2018, en un momento en el que se cuestionaba la legalidad de su título máster en el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en el curso 2011-2012. Caso por el que la expresidenta se sentará en el banquillo por la presunta falsificación del acta de esos estudios.

Eroski recurrirá

Eroski ya ha anunciado que recurrirá la decisión de la AEPD y ha defendido que cumplió "escrupulosamente" su protocolo de seguridad. En un comunicado hecho público este miércoles, la empresa vasca de distribución ha insistido en que cumplió "escrupulosamente" su protocolo de seguridad "conforme al marco legislativo vigente en 2011".

Además, ha recordado que el servicio de videovigilancia del establecimiento estaba subcontratado con un tercero "con acceso autorizado a las grabaciones, en virtud del contrato de prestación de servicios que regulaba la relación como encargado de tratamiento de los datos". Por ello, ha anunciado que iniciará recurso contra la sanción de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).