Público
Público

Críticas al nuevo servicio de bicis de Madrid por caro y porque creará más problemas entre peatones y ciclistas

La Federación de Asociaciones de Vecinos y Ecologistas en Acción rechazan el nuevo servicio público de bicicletas eléctricas sin base fija porque generará una mayor ocupación del espacio público.

Bicicletas ancladas en Plaza de Castilla durante el día del primer reparto de la puesta en marcha de BiciMAD Go,. E.P./Ricardo Rubio
Bicicletas ancladas en Plaza de Castilla durante el día del primer reparto de la puesta en marcha de BiciMAD Go,. E.P./Ricardo Rubio

No han tardado en llover las críticas a BiciMAD Go, el nuevo servicio público de bicicletas eléctricas sin base fija que el Ayuntamiento de Madrid presentó este lunes como una apuesta por la movilidad sostenible. Aparte de las numerosas denuncias por su elevado precio, los colectivos vecinales y ecologistas se han apresurado a alzar la voz para mostrar su rechazo a un modelo que creará más problemas en la ya complicada convivencia entre peatones y ciclistas.

José Luis Fernández de Casadevante, representante de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), cree que la propuesta del equipo de gobierno de José Luis Martínez-Almeida va a suponer una proliferación masiva y descontrolada de bicicletas, que ocasionará problemas en los espacios destinados a los viandantes.

Tras calificar de desorbitado el precio del nuevo servicio (5,8 euros por media hora de uso de la bicicleta), el portavoz vecinal dijo que, si realmente se quiere fomentar el uso de este vehículo y vertebrar la ciudad, lo adecuado es extender el modelo ya existente de BiciMAD a todos los barrios de la periferia, una demanda que, en su opinión, es muy deseada por los vecinos.

A su juicio, la movilidad ciclista por la capital no saldrá ganando con la incorporación de las 454 bicicletas de BiciMAD Go en 72 puntos de 15 distritos de Madrid, 254 de ellas en la almendra central y las 200 restantes en el exterior. "Esta proliferación masiva de bicicletas descontroladas, sin anclajes y demás, va a generar problemas en las aceras y será perjudicial para los peatones", indicó.

Fernández de Casadevante lamentó que el Ayuntamiento no tenga una política clara de promoción del uso de la bicicleta y que no haya aprovechado oportunidades como las surgidas en la desescalada de la pandemia del coronavirus, cuando los madrileños hicieron un uso masivo de este vehículo y demostraron que están a favor de su implantación como un elemento más de la movilidad urbana.

Madrid parecía Ámsterdam

"En aquellos días", recuerda, "se comentaba irónicamente que Madrid parecía Ámsterdam, lo que demuestra que realmente hay una demanda creciente de los ciudadanos a favor del uso de la bicicleta. El problema es que todavía existen muchos riesgos para moverse con seguridad y soltura por la ciudad".

La FRAVM hace hincapié en que ya existe un plan de movilidad ciclista aprobado por unanimidad hace más de diez años, y que contó con el apoyo de todo el tejido asociativo, pero que por diferentes circunstancias no se ejecuta. "No hay una infraestructura ciclista que permita la consolidación de la bicicleta como un elemento más de movilidad. Lo único que existe es el denominado ‘anillo verde’, una infraestructura de ocio más que de movilidad, cuando verdaderamente necesitamos un sistema que conecte la ciudad y que constituya un auténtico modelo integral", subrayó.

Imagen promocional de las bicicletas de BiciMAD Go. AYUNTAMIENTO DE MADRID

Ventajas como la ausencia de contaminación y de ruidos, así como los efectos beneficiosos para la salud, hacen de la bicicleta un medio de transporte indispensable en las ciudades, según el representante vecinal, que aludió a algunos estudios científicos que reflejan que ir en bici hace que la gente llegue más feliz a sus puntos de destino.

Por su parte, Raúl Navarrete, de Ecologistas en Acción, expresó sus dudas respecto a la efectividad del servicio BiciMAD Go y pronosticó que va a generar los mismos problemas que causan actualmente en la vía pública los patinetes y otros vehículos de movilidad personal (VMP).

Navarrete advirtió del riesgo de que muchos usuarios abandonen las bicicletas en medio de las aceras y otras zonas por donde transitan los viandantes, con el consiguiente peligro para la movilidad de los peatones y de las personas con movilidad o visibilidad reducida.

La propuesta de Ecologistas en Acción pasa, según Navarrete, por es extender el modelo inicial de BiciMAD a todos los distritos de Madrid y mantener las estaciones fijas. "Apostamos por el modelo actual de bases fijas para evitar el caos que supone la existencia de vehículos mal estacionados en cualquier sitio de la vía pública o en el medio de las aceras como consecuencia de la indisciplina de los usuarios", puntualizó.

En este sentido, explicó que estos servicios de alquiler de bicicletas y vehículos VMP llevan aparejada la puesta en funcionamiento de otros vehículos para la distribución, mantenimiento y carga de baterías que generan un alto nivel de contaminación.

Más noticias de Política y Sociedad