Público
Público

Los delitos de odio siguen en aumento con el racismo y la xenofobia en peligroso auge

El año pasado se investigaron 1.802 infracciones penales e incidentes de odio en España, un 5,6% más que en 2019. También preocupa el fuerte repunte de delitos por motivo de orientación sexual o identidad de género de la víctima, un 67% más.

Una protesta tras el el crimen racista contra Younes Bilal, asesinado a tiros en Mazarrón (Murcia) en junio de 2021.
Una protesta tras el el crimen racista contra Younes Bilal, asesinado a tiros en Mazarrón (Murcia) en junio de 2021. Convivir sin racismo

Los delitos motivados por el odio a determinados colectivos siguen aumentando en España, con la xenofobia y el racismo como principal problema y un preocupante repunte de los incidentes o infracciones penales relacionados con la identidad de género o la orientación sexual de la víctima.

Así se desprende del Informe sobre la evolución de los delitos de odio en España 2021, elaborado por la Oficina Nacional de Lucha contra los Delitos de Odio (ONDO) a partir de los datos facilitados al Sistema Estadístico de Criminalidad (SEC) por Policía Nacional, Guardia Civil y las policías autonómicas y municipales.

Las cifras han sido presentadas este lunes por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que tan solo ha podido dar un dato positivo: las fuerzas de seguridad han logrado esclarecer 1.133 de los 1.802 casos investigados, lo que supone el récord de resolución policial de la serie histórica, llevando la tasa de esclarecimiento al 62,9%, cinco puntos superior a la de 2019.

A partir de aquí, los datos no dicen nada bueno sobre el auge del odio en el país. Las 1.802 infracciones penales e incidentes de odio registrados en España en 2021 suponen un aumento del 5,63% respecto a 2019 y confirman una tendencia alcista que se inició en 2014, con la excepción de 2020, cuando los confinamientos durante la pandemia redujeron estas cifras. Teniendo en cuenta que alrededor de un 80% de estos delitos nunca son denunciados por las víctimas, los datos reales serían aún más preocupantes.

La mayoría de los delitos corresponden a hecho violentos, sobre todo en la calle, que han ocasionado lesiones en las víctimas (382 casos), muy a la par con las amenazas (381). Los daños materiales (124) y las injurias (117) son las siguientes tipologías más habituales, y más del 42% de los delitos conocidos por las diferentes policías se cometieron en la vía pública.

Marlaska ha recordado que los delitos de odio son "acciones dirigidas contra personas concretas, pero cuyo objetivo último es también generar sentimientos de miedo e inseguridad en el colectivo social al que pertenece o al que le vincula el agresor. Y esa es la razón por la que constituyen una grave amenaza para la seguridad del conjunto de la sociedad, porque agrietan de manera peligrosa la convivencia pacífica de la ciudadanía".

Repunte del racismo y la homofobia

Entre las motivaciones de estos delitos, el racismo y la xenofobia ya son las más frecuentes. Representan el 37% de total, con 639 casos, lo que significa que los delitos racistas han aumentado un 24% respecto a 2019. Hace tres años, este tipo crímenes habían aumentado un 21% y eran la segunda razón de las agresiones o amenazas. Tras una pandemia y la normalización de los discursos de odio en los medios y las tribunas políticas, los crímenes motivados por el racismo y la xenofobia ya son los más comunes y van en aumento, no solo en cifras sino también en gravedad, como demostró el asesinato a tiros de Younes Bilal en una terraza de un bar de Mazarrón (Murcia) en junio del pasado año. 

Los crímenes racistas representan el 72,77% de los 1.133 casos resueltos por las Fuerzas de Seguridad en 2021, con 465 delitos de odio esclarecidos.

También aumentan con mucha más fuerza los delitos relacionados con la orientación sexual o identidad de género de la víctima, que ya son el segundo tipo más común y representan el 27% de los registrados. Hubo 466 delitos contra personas LGTBI conocidos en 2021, con un ascenso de un 67,63% respecto a las cifras de 2019. En el capítulo de la homofobia, en 2021 destacó el caso de Samuel Luiz, asesinado por una brutal paliza en A Coruña en julio de 2021. De los casos investigados, 314 ha sido esclarecidos por las diferentes policías, lo que representa el 67,38% de los cometidos.

Según los datos presentados por Interior, descienden notablemente (un 45,3% menos) los delitos motivados por la ideología, que encabezaban la lista hace solo dos años. En 2021 hubo 326 casos, aunque la polarización política puede ir en aumento el próximo año, con varias citas electorales, entre ellas, las elecciones generales. En cualquier caso, fueron resueltos en 169 casos, el casi e 52% por ciento del total.

¿Quiénes son las víctimas del odio?

Hombre de nacionalidad española y de entre 26 y 40 años es el perfil de víctima más habitual. Según el informe de la ONDO, hubo constancia de 1.874 víctimas de delitos de odio en 2021. La mayoría de ellas (casi el 64%) son varones y más del 11% de los ilícitos son menores de edad.

El 65,53% de las víctimas era de nacionalidad española frente al 34,5% de víctimas extranjeras. Entre estas, las más castigadas son las personas procedentes de Marruecos (casi el 10%), seguidas de las originarias de Colombia (2,7%) y Venezuela (1,8%).

¿Quiénes son los agresores?

El número de detenidos o investigados en 2021 por delitos e incidentes de odio asciende 743. Más del 80% de ellos eran varones y una parte importante se encuadra en una edad entre los 26 y los 40 años.

El ministro del Interior también ha destacado que se sigue ejecutando el II Plan de Acción de Lucha contra los Delitos de Odio, aprobado el pasado abril con vigencia hasta el final de 2024. Marlaska ha valorado que en los seis meses trascurridos desde la aprobación de este segundo plan, 34 de las 86 medidas a previstas durante su periodo de vigencia ya están cumplidas o en fase de ejecución.

Entre estos objetivos, Marlaska ha señalado la creación de grupos especializados en la investigación de los delitos de odio en la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y en la Jefatura de Información de la Guardia Civil.

También se ha referido al Plan de Actuación y Coordinación Policial frente a Grupos Violentos de Carácter Juvenil y a la instrucción del secretario de Estado de Seguridad para investigar delitos cometidos por estos grupos juveniles violentos teniendo en una posible motivación de odio.


Más noticias