Público
Público

Detención de Pablo Hasél Un grupo de apoyo a Pablo Hasél se encierra con el rapero en la Universitat de Lleida para evitar su ingreso en prisión

Miembros de la Plataforma por la Libertad de Pablo Hasél se han encerrado en el rectorado de Lleida junto con el propio rapero y han lanzado una llamada para que más gente acuda Plaça Víctor Siurana a evitar su encarcelamiento.

Pablo Hasel
El rapero Pablo Hasel en un acto en los jardines Víctor Siurana de la Universidad de Lleida. Ramón Gabriel / EFE

La Plataforma por la Libertad de Pablo Hasél se ha encerrado con el propio rapero en el rectorado de la Universidad de Lleida a la espera de que la policía acuda a detenerle. El artista ha solicitado ayuda ciudadana para evitar su encarcelamiento por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona. El plazo para que ingresara voluntariamente en prisión terminó el pasado 12 de febrero. Con fecha de ese día, Hasél escribía en su Twitter: "Sería una humillación indigna acudir por mi propio pie ante una sentencia tan injusta".

"Estoy encerrado junto a bastantes solidarios en la Universitat de Lleida, tendrán que reventarla para detenerme y encarcelarme. Es en el Rectorat de Rambla d'Aragó por si alguien de por aquí quiere echar una mano", ha escrito el rapero en su Twitter. 

El rapero ha asegurado que cuando le encarcelen "va a haber muchísimas movilizaciones". "Si se da una respuesta contundente se lo pueden pensar dos veces y sacarme de prisión antes de que yo finalice mi condena", ha afirmado Hasél, condenado por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la monarquía, en declaraciones a los medios.

También ha dicho que si lo encarcelan la gente no tiene que verlo como una derrota argumentando que "solo se ha perdido una batalla, no la guerra, se puede seguir peleando para conseguir mi libertad, que es la de tantísimos más".

Sobre la elección de la Universitat de Lleida para encerrarse, ha asegurado que es un lugar que conoce bien, con mucho espacio, que hay estudiantes que se solidarizan con él y ha agregado que trata de "dificultar las cosas a la policía" ante su detención. "Es un sitio con mucho espacio y a la vez la policía en teoría no tendría que poder acceder a la universidad y el hecho de que venga a secuestrarme a la fuerza, reventar las puertas es una imagen muy potente y simbólica", ha recalcado.

Hasél: "Tratamos de hacer más ruido para visibilizar lo que está sucediendo"

En este sentido, Hasél ha agregado: "Tratamos de hacer más ruido para visibilizar lo que está sucediendo y dejar claro que habrá una respuesta, que no nos quedaremos de brazos cruzados mientras se están vulnerando libertades como la libertad de expresión".

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ya ha contestado al recurso de súplica presentado por el rapero Pablo Hasél contra su entrada en prisión, denegando la suspensión de la ejecución de la condena. Hasél ha calificado de "escandaloso" que se haya conocido la postura del Ministerio Público después de las elecciones catalanas y ha considerado que esta circunstancia acelera el encarcelamiento.

El rapero ha señalado que el Gobierno que anunció la reforma del delito enaltecimiento de terrorismo y las injurias a la Corona para despenalizar la libertad de expresión "trataba de lavarse un poco las manos y dejar en manos de la jueza" su entrada en prisión.

"Falta más solidaridad"

Preguntado por los medios con qué se quedaba de estos días y qué le había decepcionado, ha contado que se queda con "toda la solidaridad hay, que ha aumentado en los últimos años, y con la decepción de que ha sido insuficiente, que falta más solidaridad, que se concrete en hechos".

Hasél ha recalcado que no se moverá del rectorado y ha calificado la ocupación de indefinida: "Nos vamos a quedar más días, si no vienen a buscarme, van a venir más personas incluso de otros lugares que se han puesto en contacto con nosotros, de Catalunya y quién sabe si de otras comunidades".

Hasél ha recalcado que no se moverá del rectorado y ha calificado la ocupación de indefinida

El rapero, que está condenado por una canción y 64 tweets, colgaba el pasado viernes en las redes el videoclip de una nueva canción titulada Ni Felipe VI, en la que carga contra el actual rey de España y que incluye una "especial dedicación" del tema al "mal llamado gobierno progresista que ha perpetuado la represión" y empieza a rapear contra Felipe VI, al que llama "tirano" en la primera estrofa.

Amnistía Internacional se ha pronunciado sobre la condena. Considera el inminente ingreso en prisión del rapero  "injusto y desproporcionado" y ha lanzado una nueva campaña con C.Tangana para exigir la reforma del Código Penal y que no se persiga la libertad de expresión.

Para el director de Amnistía Internacional España, Esteban Beltrán, nadie debería ser procesado penalmente sólo por expresarse en redes sociales o por cantar algo que pueda ser "desagradable o escandaloso". "No se pueden penalizar expresiones que no incitan de manera clara y directa a la violencia. Si no se modifican estos artículos se seguirá silenciando la libertad de expresión y coartando las manifestaciones artísticas", remarca Beltrán.

Más de 200 representantes del mundo del arte y la cultura españoles, encabezados por el cineasta Pedro Almodóvar, el cantautor Joan Manuel Serrat o el actor Javier Bardem, han mostrado su apoyo al rapero.

Más noticias de Política y Sociedad