Público
Público

Violencia sexual Detenidos tres jóvenes por la presunta agresión sexual a tres hermanas en Murcia

Según la denuncia, las jóvenes de 18, 20 y 23 años, habrían sido violadas la pasada Nochevieja en su domicilio por tres hombres que habían conocido esa misma noche. La Policía ya ha detenido a los sospechosos.

La Policía investiga una violación en grupo en Murcia / EP

público / efe

La Policía Nacional ha detenido este jueves a tres jóvenes acusados de las violaciones denunciadas por tres hermanas estadounidenses en Nochevieja en el domicilio de ellas en el barrio murciano de Santa Eulalia. Según fuentes de la Delegación del Gobierno y de la Policía, los arrestados estudian en la ciudad formación profesional, tienen entre 20 y 25 años y pasarán la noche en el calabozo de la comisaría.

No se les tomará declaración hasta este viernes, mientras se continúa con la investigación rastreando las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona donde estaba el bar de copas en el que las chicas, de 18, 20 y 23 años, festejaban el fin de año tras trabar amistad con ellos, de nacionalidad afgana, y el trayecto hasta su casa en un tercer piso del número 10 de la plaza de la Candelaria. Los agentes también buscan a testigos que pudieran haberlos visto durante la noche en el bar u otras partes de la ciudad para poder aclarar los hechos.

Según la información adelantada por la Opinión de Murcia, las tres hermanas conocieron a los agresores en un bar de la localidad durante la celebración de fin de año, fiesta que decidieron continuar en la casa de las mujeres. Una vez allí, tal como relatan las jóvenes en la denuncia, fueron acorraladas por los hombres y violadas. Según el relato, dos de ellas habrían sufrido penetraciones vaginales, mientras que la tercera pudo repeler las agresiones, aunque sufrió lesiones. Los hechos sucedieron en la casa en las que las victimas residían, situada en el barrio de Santa Eulalia. La víctima más jóven, la hermana de 18 años fue golpeada.

Una de las hermanas residía en Murcia donde cursaba estudios durante el último cuatrimestre, y las otras dos habían venido de visita durante 15 días para visitarla y regresar a su país. Las tres tenían billete de regreso a EEUU al día siguiente de la agresión.