Público
Público

Diccionario básico gaditano: cien palabras para orientarse mejor en uno de los principales destinos estivales​

En estas fechas, fruto de las palpables diferencias idiomáticas entre locales y foráneos, no resulta extraño que la intención comunicativa de alguna de las partes se vea alterada o casi disipada por el camino conversacional.

Vista de la catedral de Cádiz.
Vista de la catedral de Cádiz. PIXABAY

Estamos en verano, lo que significa que el 99,9% de la población española —aproximadamente— ha visitado, está visitando o piensa visitar la provincia de Cádiz. En estas fechas, fruto de las palpables diferencias idiomáticas entre locales y foráneos, no resulta extraño que la intención comunicativa de alguna de las partes se vea alterada o casi disipada por el camino conversacional. Así, en un —inusitado— alarde de hospitalidad por mi parte, voy a listar aquí algunas palabras específicas, cien en total, con sus definiciones aproximadas, además de ejemplos cotidianos de uso, sin más orden que el alfabético.

No nace este glosario con espíritu científico, ni siquiera académico, pero sí me gustaría circunscribir la muestra a un territorio muy concreto: el que va desde Cádiz capital hasta El Puerto de Santa María, que es donde yo nací y crecí, mi lengua vernácula. Por supuesto, algunas de estas palabras pueden resultar conocidas para hablantes de poblaciones cercanas, incluso en otras provincias, limítrofes o no, aunque he priorizado los vocablos más autóctonos. Como último apunte, dejo fuera los términos de naturaleza sexual —sinónimos de órganos reproductores, de mantener relaciones—, y no por mojigatería, sino porque son tantos que bien podrían completarse otras cien definiciones con esa única temática.

Sin más dilación, aquí va parte del vocabulario que el visitante puede encontrarse en su peregrinar por bares y chiringuitos. Todo sea por la conservación y expansión de nuestra cultura, la concordia veraniega y, por qué no, la paz entre los pueblos.

ACHICAR: ingerir bebidas alcohólicas. Ejemplo: "Deberíamos comprar más cerveza, que los dos achicamos bastante".

AJIGAO, AJIGÁ: agotado, falto de aire, imposibilitado para continuar el esfuerzo. Ejemplo: "Sigue tú si quieres, yo te espero aquí, que estoy ajigao".

ANGURRIA: dícese de la necesidad imperiosa y constante de miccionar. Ejemplo: "¿Tienes angurria o qué? Has ido al baño diez veces ya".

ANTIÉ: antes de ayer. Además de como adverbio temporal, suele utilizarse como negativa irrevocable. Ejemplo: "¿Que te preste mi coche? Sí, te lo voy a dejar antié".

ARAÑÓN: arañazo, no necesariamente de gran tamaño. Ejemplo: "Me han hecho un arañón en la puerta del coche".

BABETA: 1. Fideo plano, rectangular, utilizado en platos tradicionales. 2. Persona de poca importancia. Ejemplos: "Mi guiso favorito es la caballa con babetas". "Qué chavala más canija, le hace falta un cañonazo de babetas". "A ese no le eches cuenta, que es un babeta".

BABUCHA: 1. Zapatilla de andar por casa. 2. Persona de poca importancia. Ejemplos: "Llevo todo el día en pijama y babuchas". "Ese es Paco, mi cuñado, un babucha".

BACHE: establecimiento de tamaño reducido, menor que un bar, donde se bebe más que se come. Ejemplo: "Sé a qué hora entré en el bache, pero no cuándo salí".

BASTINAZO: 1. Circunstancia exageradamente buena o abundante. 2. Comentario malsonante (véase BORDERÍO). Ejemplos: "Cádiz de noche es un bastinazo". "Qué bastinazo de gente ayer en la playa". "Le soltó un bastinazo y lo dejó cortado".

BERZA: potaje de legumbres con innumerables variantes que incluyen todo tipo de carnes y verduras. Ejemplo: "He almorzado dos platos de berza de chícharos y habas y ahora no me puedo ni mover".

BOQUERÓN, BOQUERONA: dícese de quien sufre estreches económicas. Para recalcar esa situación, a veces se duplica el término. Ejemplo: "Invítame a la última, compadre, que estoy boquerón, boquerón".

BORDERÍO: comentario grosero, generalmente con carga sexual. Ejemplos: "Eres muy chico para decir tantos borderíos". "Este glosario no incluye borderíos".

BORRICATE: transportar a alguien a cuestas, cargándolo en la espalda y sujetándole las piernas con las manos. Ejemplo: "Antes mi hermana siempre me llevaba en borricate".

BULLA: 1. Prisa, urgencia. 2. Aglomeración de gente. Ejemplos: "Aligera, que tengo mucha bulla". "Con las rebajas se forman unas bullas horrorosas".

CACARUCA: dícese del asunto, tarea o persona complicada, difícil de manejar. Ejemplos: "Limpiar esto tiene cacaruca". "Será colega tuyo, pero ese chaval tiene cacaruca".

CACHARRITOS: atracciones de la feria. Ejemplo: "Damos una vuelta por los cacharritos y ya luego nos metemos en las casetas".

CACHITA: en lenguaje futbolístico, pasar el balón entre las piernas del contrario. Ejemplo: "Le hizo una cachita al defensa".

CAGALÁSTIMA: dícese de algo efectuado sin ganas, por pena o de casualidad. Ejemplo: "Le pedí dinero y me dio veinte céntimos de cagalástima".

CALICHA (también CALICHE): dícese de los trozos desprendidos de las paredes encaladas. Ejemplo: "Esto se cae a pedazos, el suelo está lleno de calicha".

CALZO: zancadilla, obstaculización del paso. Ejemplo: "Me puso un calzo, me caí y por poco me mato".

CAMBALLÁ: paso errante, generalmente por culpa del alcohol. Caminar haciendo eses. Ejemplo: "Anoche llegaste a casa pegando camballás".

CAMBEMBO, CAMBEMBA: dícese de algo o alguien cuya forma no está proporcionada. Ejemplos: "Aquel chaval tiene la cabeza cambemba". "Con ese balón cambembo no podemos jugar".

CARAJOTE, CARAJOTA: persona tonta, que no tiene muchas luces. Ejemplo: "Vámonos, que aquí ya estamos haciendo el carajote".

CASAPUERTA: zaguán, espacio cubierto entre la puerta de la calle y la vivienda. Ejemplo: "Espérame en la casapuerta, que se está más fresquito".

CASCARRIA: segregación mucosa nasal seca, en estado sólido. Ejemplo: "No seas guarro, deja de sacarte las cascarrias".

CEBADURA: pompa producida en el pie por efecto del calzado. Ejemplo: "Con este zapato me salen cebaduras".

CITRATO: regaliz. Ejemplo: "Llégate al quiosco y cómprame un citrato de los gordos".

COJETÁ: acción de cojear de manera ostensible. Ejemplo: "Me hice un esguince y vine pegando cojetás".

COLLÁ: oportunidad, generalmente imprevista. Ejemplo: "Aproveché la collá y me largué".

CORAJE: dícese del sentimiento de indignación, desagrado o molestia. Ejemplo: "No me enfado, pero me da coraje".

CORCHA: punto alcanzado por el comensal que le imposibilita continuar la ingesta. Ejemplo: "No pidas más, que yo estoy hasta la corcha".

CHAPÚ: obra pequeña, trabajo de poca enjundia de albañilería, fontanería, electricidad o pintura, del que Hacienda no suele tener constancia. No confundir con chapuza, ya que su resultado puede ser perfectamente satisfactorio. Ejemplo: "Estoy en el paro, pero con los chapús voy tirando".

CHICUCO, CHICUCA: aprendiz, encargado de los recados en las tiendas de MONTAÑÉS (véase). Por extensión, también en el resto de negocios. Ejemplo: "Manda al chicuco que vaya a recogerlo".

CHIGUATO: dícese del ojo lloroso y ligeramente infectado. Ejemplo: "Me he levantado con el ojo chiguato".

CHOCAZO: fuerte impacto de la cabeza contra algún elemento sólido. Ejemplo: "No vi el cristal y me metí un chocazo".

CHOCO: sepia, molusco cefalópodo. Por extensión, persona muy poco agraciada físicamente. Ejemplos: "Los chocos me gustan fritos, a la plancha o con papas". "Anoche te liaste con un choco".

EMBARCAR: arrojar un objeto, generalmente una pelota, a un lugar inaccesible. Ejemplo: "Como los niños sigan jugando a la hora de la siesta, bajo y les embarco el balón".

EMPERCOCHAO, EMPERCOCHÁ: dícese de algo o alguien muy sucio. Antónimo de ESCAMONDAO, ESCAMONDÁ (véase). Ejemplo: "La plazoleta está empercochá".

EMPETARSE: acudir sin invitación previa. Ejemplo: "Dijeron veinte personas, aquí la mitad se ha empetao".

ENCAJARSE: presentarse en algún lugar, normalmente tras superar una traba o un trayecto considerable. Ejemplo: "Si hace falta, cogemos un avión y nos encajamos allí".

ENCARTARSE: surgir una oportunidad, algo no muy planeado. Ejemplo: "Mañana, si se encarta, nos tomamos algo".

ENSIROCAO, ENSIROCÁ. 1. Individuo que atraviesa un estado de enajenación transitoria. 2. Muy interesado o preocupado por algo, obsesionado. Ambas acepciones derivan del siroco, un viento sahariano. Ejemplos: "Daba miedo, iba por la calle ensirocá perdía". "Hazle caso al médico y no busques nada en internet, que te vas a ensirocar".

ESCAMONDAO, ESCAMONDÁ: dícese de algo o alguien muy limpio. Ejemplo: "He dejado la cocina escamondá".

ESCANTILLARSE: despreocuparse, desatender alguna circunstancia. Ejemplo: "Tú sigue así, que como te escantilles te quedas sin trabajo".

ESCARDARSE: irritación cutánea producida por la fricción de los muslos o el roce de la ropa. Ejemplo: "Adelgaza si no quieres escardarte en verano".

FATIGA: 1. Ganas de vomitar. 2. Reparos hacia algo o alguien. 3. Penurias. 4. Individuo muy pesado. Ejemplos: "Paré el coche porque te entró fatiga". "Ese chaval me da fatiga". "Qué fatiguitas más malas paso a final de mes". "Mi tío no para quieto, es un fatiga".

FLETE: dícese del lavado rápido y parcial. Ejemplo: "Dúchate, o date un flete por lo menos".

FREIDOR: establecimiento donde se fríe y se despacha pescado. Ejemplo: "Niño, acércate al freidor y trae un cartucho de pijotas".

GADITA: dícese del gaditano que cree que el mundo empieza y termina en su ciudad. Ejemplo: "Juan es un gadita de los buenos, con su carnaval, su Semana Santa, su tinto y su caballa en la Caleta".

GUACHISNAI: extranjero. Por extensión, todo aquel que no sabe muy bien lo que dice. Se cree que el término proviene de la deformación de What's your name?. Ejemplo: "El guachisnai ese no se entera".

GUANNAJARSE (también NAJARSE): marcharse sin anuncio y con presumible ánimo definitivo. Ejemplo: "Un día se guannajó y no lo volvimos a ver".

JARDAZO: caída aparatosa. Ejemplo: "No corras en la piscina, que si te pegas un jardazo te quedas en el sitio".

JARTÁ: mucho, mucha. Aplicable a individuos, objetos, sensaciones o sentimientos. Ejemplos: "Qué jartá de gente". "Tengo una jartá de frío". "Te quiero una jartá".

JARTIBLE: dícese de la persona extremadamente pesada. Su uso se ha extendido a aquellos que cultivan con ahínco una afición. Ejemplos: "Niña cállate ya, no seas más jartible". "Yo es que soy un jartible del carnaval".

JIBIA: 1. Dícese de quien acapara más de lo que le corresponde. 2. Persona demasiado impaciente o insistente. Ejemplos: "No seas más jibia, déjale algo de comida a tu hermano". "Al final no te lo cuento, por jibia".

JOSIFAR: acción de limpiar alguna superficie, generalmente el suelo. Al propio utensilio, por deformación de un término árabe, se le llama JOSIFA. Ejemplo: "Acabo de josifar toda la casa".

JUANCOJONES: dícese del individuo indolente, vago, que siempre está cansado. Ejemplo: "Y va y me dice el juancojones que no viene, que se ha quedado dormido".

JUIR: exhortación para que alguien se marche. Por extensión, manera de dar por concluida una frase o conversación. Ejemplos: "¿No tenéis casa o qué? ¡A juir!". "Te doy cinco euros y a juir".

JURDELES: dinero. Ejemplo: "Paga esta ronda, que está la cosa regular de jurdeles".

LACIO, LACIA: persona pasiva, débil, sin gracia ni iniciativa. Ejemplo: "¡Qué chiquilla más lacia, qué aburrimiento!".

LEVANTERA: vendaval de levante que puede durar días, arruinando vacaciones o enloqueciendo a lugareños. Ejemplo: "Con esta levantera no se puede ni salir a la calle".

LIQUINDOI: estar en guardia, vigilante y atento, sin desentenderse de un asunto. Ejemplo: "Qúedate al liquindoi por si viene alguien".

MAJARÓN, MAJARONA: persona que no cuenta con todas sus facultades mentales intactas. Ejemplo: "Era un sitio rarísimo, estaba lleno de majarones".

MALAJE (también MALAJOSO, MALAJOSA): dícese de la persona antipática, poco dada a la diversión o a demostrar cariño. Ejemplos: "No da ni las buenas tardes, el tío malaje". "No le gustan los abrazos, es muy malajosa".

MANCHA: grupo de personas por quien el hablante no siente apego. Ejemplo: "Mis vecinos son todos una mancha de cabrones".

MANDAOS: 1. Compra, artículos adquiridos. 2. Recados, gestiones de índole diversa. Ejemplos: "Me voy a la plaza/al mercado, cuando vuelva ayúdame a subir los mandaos". "Mañana por la tarde tengo que ir al centro a hacer unos mandaos".

MATAERA: acción que supone un esfuerzo que, por lo general, el hablante no parece dispuesto a realizar. Ejemplo: "Correr una maratón tiene que ser una mataera".

MASCÁ: dícese del puñetazo propinado en la cara. Ejemplo: "Ese te pega una mascá y te viste de torero".

MONTAÑÉS, MONTAÑESA: persona originaria de Cantabria. Por extensión, y debido a la antigua dedicación de aquellos migrantes, tienda de ultramarinos. Almacén. Ejemplos: "La anterior alcaldesa era montañesa". "Mi madre me mandaba a comprar a la tienda de montañés".

MORAZO: consecuencia del consumo excesivo de alcohol o cannabis. Ejemplo: "Tengo un morazo encima que ya no sé ni por dónde voy".

MORSEGÓN, MORSEGUETA: mirón, voyeur. Del verbo MORSEGAR. Ejemplo: "Es un morsegueta, le gusta ir al paseo marítimo a mirar a la gente".

MORTERÁ: suma importante de dinero. Ejemplo: "No se podía pagar a plazos, tuve que soltar la morterá".

MOSQUETA: hemorragia nasal. Ejemplo: "Se chocó con la farola y le salió la mosqueta".

OSTIONERA: roca con fósiles de animales marinos, muy frecuente en las construcciones gaditanas. Proviene del término OSTIÓN, ostra local. Ejemplo: "La fachada de la catedral tiene piedra ostionera".

PAMPLI: golpe, habitualmente con el dedo corazón o índice, propinado tras hacer palanca con el pulgar. Ejemplo: "Tengo la oreja roja del pampli que me has dado".

PANARRIA: murciélago. Ejemplo: "Tapaos el pelo, que ha entrado una panarria y se os puede enganchar".

PAVÍA: corte alargado de bacalao o merluza, rebozado y frito. Ejemplo: "Aquí se come la mejor pavía de El Puerto".

PECHÁ: cantidad grande de cualquier cosa. Intercambiable por JARTÁ. Ejemplos: "Qué pechá de reír nos pegamos". "Las pechás de correr que te metes no son normales".

PEJIGUERA: individuo cuya insistencia resulta molesta. Ejemplo: "Mi hermano, cuando le da por algo, es muy pejiguera".

PELÚA: frío. Ejemplo: "A ver si se va ya el verano y viene pronto la pelúa".

PICÁ: decisión repentina e irreflexiva que modifica la conducta. Ejemplos: "Hoy no creo que vaya, si me da la picá te aviso". "Le entró una picá mala y se puso a chillar".

PILARSE: beber demasiado líquido, por lo general agua. Ejemplo: "Niño, no bebas más, que te vas a pilar".

PIRRIAQUE: dícese del vino de escasa calidad. Por extensión, alcohol. Ejemplo: "A mi primo le gusta mucho darle al pirriaque".

POCILLA (también POCETILLA): boca de alcantarilla. Ejemplo: "Cuando llueve, se atascan todas las pocillas".

PONÉ: ejemplo, suposición. Ejemplo: "Pero tranquila, te estoy diciendo que es un poné, no es seguro todavía".

PÚO, PÚA: estado que alcanza el individuo tras una ingesta desmedida. Ejemplo: "¿Cómo voy a querer más gambas, si me he puesto púa?".

QUEMASANGRE: individuo insistente hasta la pesadez, a menudo creyéndose gracioso. Ejemplo: "Ahí está el quemasangre ese, me voy antes de que me vea".

RABONA: absentismo escolar. Ejemplo: "De niña hacía mucha rabona, pero nunca repitió curso".

REMATOJO: vegetación silvestre. Ejemplo: "He ido a mear y los rematojos me llegaban a la rodilla".

RESBALETA: tobogán. Ejemplo: "El niño se ha tirado por la resbaleta y se ha abierto la cabeza".

REVENIDO, REVENIDA: dícese de lo que está estropeado, vencido, echado a perder. Ejemplo: "Esta lechuga hay que comérsela, que está medio revenida ya".

SABORÍO, SABORÍA: alguien sin gracia, antipático en el trato, aburrido. Ejemplo: "Vente mañana con nosotros, hombre, no seas saborío".

SIESO, SIESA. 1. Persona desagradable, difícil de tratar (intercambiable por SABORÍO, SABORÍA). 2. Ano. Ejemplos: "Tú no le hagas caso a mi prima, que es una siesa". "Mira ese cómo camina, parece que le pica el sieso".

TAJÁ: consumo elevado de alcohol, borrachera. Ejemplo: "Tengo una tajá como un piano".

TAJARINA: dícese del individuo con querencia a la bebida. Ejemplo: "Ahora tiene los mofletes rojos porque en su día fue un tajarina bueno".

TANGAI: jaleo, alboroto, ruido. Ejemplo: "Han sacado las guitarras y se ha formado el tangai".

TAPÍN: calabacín. Ejemplo: "Fuera de carta tenemos tapines rellenos".

TRAGANTÁ: golpe o sujeción fuerte del cuello con ánimo violento. Ejemplo: "Le dio una tragantá y después lo tiró al suelo".

TRISNINA: dícese de alguien poco agradable. Ejemplo: "El niño de mi vecina parece un angelito, pero en verdad tiene trisnina".

VIAJE: 1. Muy, mucho, mucha. 2. Golpe fuerte. Ejemplos: "El chiquillo ese es un viaje de feo". "Le pegó un viaje en la cabeza y lo dejó tonto".

P.D. Para terminar, un consejo al foráneo: nunca, jamás, bajo ninguna circunstancia, te refieras a la capital ni a la provincia como Cai. Ese término se popularizó gracias a los letristas de carnaval y a los flamencos —y luego a Alejandro Sanz—, quienes lo empleaban como recurso, por la sencilla razón de que Cádiz no rima con nada. Fuera de la música, en el habla cotidiana, un gaditano no utiliza esa palabra —quitamos la Z, sí, pero la D permanece inalterable: Cádi—, y al escucharla en boca de un forastero la categorización es inmediata: alguien que no tiene ni la menor idea de lo que dice, que bueno, tampoco es tan grave, pero que encima se cree justo lo contrario.

Más noticias