Público
Público

Brecha salarial La discriminación de género en un hotel de Tenerife: ellos 640 euros y ellas 139

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias declara nulo el pacto salarial por considerar que recoge mayores pluses de productividad para los hombres  

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Dos camareras de piso (Kellys) trabajando en un hotel. EUROPA PRESS

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha declarado nulo el pacto salarial del Hotel Best Tenerife por discriminación de género y ha estimado parcialmente el recurso presentado por la Federación de Servicios de CCOO. El motivo es que el hotel paga un plus de productividad distinto a las los camareros de sala (85% hombres) y a las camareras de piso (92 % mujeres): ellos cobran 640 euros y ellas 139 euros, a pesar de que las dos ocupaciones pertenecen al mismo convenio profesional (nivel IV) y tienen el mismo sueldo base.

La acción fue impulsada contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº 5 de Santa Cruz de Tenerife que no apreció discriminación indirecta por razón de sexo. CCOO solicitaba que se declarara la existencia de esta discriminación en el pacto salarial de la empresa Tensur, Sociedad Anónima (propietaria del hotel) y se reconociera que los trabajadores de las categorías profesionales ocupadas mayoritariamente por mujeres tienen derecho a cobrar de la empresa el importe "plus de productividad" en la misma cuantía que los perciben los trabajadores de su mismo grupo profesional en otros departamentos de la empresa conformados mayoritariamente por hombres.

El TSJC establece que la regulación del plus es opaca y no explicita las razones concretas

El TSJC admite el indicio de discriminación por razón de sexo al no discutir que un convenio integrado mayoritariamente por mujeres percibe, por el plus de productividad,cuantías sensiblemente inferiores a otros colectivos de la empresa integrados en su mayor parte por hombre. Además, establece que la regulación del plus es opaca y no se explicitan las concretas razones por las que se asignan unas u otras cuantías a determinada categoría profesional, ni cuales han sido las fórmulas de cálculo del plus.

No obstante, el TSJC deduce, amparándose en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que la clasificación de los trabajadores de que se trata en la misma categoría profesional prevista en el convenio colectivo aplicable a su empleo no basta por sí sola para concluir que realizan el mismo trabajo o un trabajo de valor igual" porque "dicha clasificación no excluye que existan otros indicios para apoyar esta conclusión", y la diferencia salarial puede tener otros motivos como la turnicidad, los idiomas y formación o la productividad. Ese ha sido el motivo por el que han estimado solo parcialmente el recurso del sindicato.

Entrada del hotel Best Tenerife, en el municipio de Arona

Casi 40 hoteles con pactos salariales similares

Aún así, CCOO ha considerado que el fallo judicial es un avance "en la necesaria tarea de ir desenmascarando la multitud de casos que evidencian la existencia de una brecha salarial entre hombres y mujeres" y, en este caso, en uno de los 40 pactos salariales que CCOO denuncia en los hoteles del Sur de Tenerife.

CCOO tiene detectado otros 37 casos de un total de 50 hoteles estudiados

En estos momentos el Tribunal Superior también debe resolver otros dos recursos presentados por CCOO ante sentencias de instancia similares que afectan a los hoteles, y el sindicato tiene detectado otros 37 casos de un total de 50 hoteles estudiados.

Los pactos salariales son acuerdos que los hoteles suelen negociar con los comités de empresa de manera complementaria al Convenio Sectorial de Hostelería de Tenerife. Según recuerda Comisiones Obreras, en dichos pactos se sustituyó el "sistema reparto del porcentaje de servicios" de las antiguas ordenanzas laborales por los llamados "pluses de productividad".

La determinación de CCOO de acabar con esta financiación opaca de los comités y con la existencia de salarios discriminatorios, que los propios comités alcanzaban con las empresas, fueron las razones fundamentales de la crisis interna que vivió el sindicato durante la fusión a que dio origen la Federación de Servicios de CCOO en Canarias.

La situación de las 'Kellys'

Por su parte, los sindicalistas de Base (representantes escindidos de CCOO) defienden en los tribunales la existencia de esa abrumadora brecha de género, que discrimina nuevamente las camareras de piso, y que ,además, ven externalizadas sus tareas con empresas multiservicio que reducen los sueldos del convenio de hostelería casi un 40%.

Recordemos, además, que cerca de 100.000 mujeres en España trabajan en hoteles como camareras de piso (o Kellys, como ellas mismas se autodefinen) cobran alrededor de 800 euros por limpiar 400 habitaciones al mes y sus jornadas laborales suelen exceder las ocho horas reglamentarias.

Un estudio realizado por CCOO y UITA (Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación y afines), señala que el 100% del colectivo sufre dolor dorsal y lumbar de espalda, el 80% tiene problemas en antebrazos, muñecas y manos; el 47%, en caderas, nalgas y muslos; el 67%, en las rodillas; y el 87%, en piernas y pies.

Más noticias en Política y Sociedad