Público
Público
Únete a nosotros

Contenido patrocinado

El mensaje de Ana Botín al unirse Santander a los Principios de Banca Responsable de la ONU: "Queremos generar beneficios para ayudar a más personas y empresas a prosperar"

Tras varios años de aplicarlos de modo efectivo, el Banco Santander ha confirmado su adhesión a los Principios de Banca Responsable de las Naciones Unidas, como miembro fundador firmante. Lanzados por la Asamblea General de la ONU la semana pasada, la presidenta del Santander, Ana Botín, explica la decisión: “Generamos beneficios con un propósito: que nuestras operaciones ayuden a más personas y a más empresas a prosperar, de manera sostenible”.

Publicidad

Imagen de una sesión de educación financiera en un colegio del Programa Finanzas para Mortales, del Banco Santander. En 2018, el banco proporcionó formación financiera gratuita a 360.000 personas en todo el mundo.

Cambiar las economías y los estilos de vida para construir en todo el mundo una prosperidad compartida. Este es el eje fundamental de los Principios de Banca Responsable, lanzados formalmente por la Asamblea General de las Naciones Unidas la semana pasada, con el Santander como miembro fundador firmante. El banco español ya aplica estos principios en sus políticas internas desde hace varios años. La presidenta, Ana Botín, explicó del siguiente modo la incorporación oficial a estos principios: “Trabajamos para generar beneficios con un propósito: que nuestras operaciones ayuden a más personas y empresas a prosperar, de manera sostenible”. “Eso significa desempeñar la función de apoyar el crecimiento inclusivo y sostenible en todo el mundo. Santander tiene un sólido historial como banco responsable. Ahora nuestra ambición es ir aún más lejos”.

En julio pasado, el Santander ya anunció el establecimiento de 10 objetivos de banca responsable tangibles y evaluables periódicamente, relativos a inclusión financiera de personas desfavorecidas, lucha contra el cambio climático, proyectos sociales o formación financiera. Las políticas oficiales del banco en torno a la sostenibilidad de sus operaciones se fundamentan también en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y en el Acuerdo de París sobre el cambio climático. En este sentido, uno de los objetivos más ambiciosos es dotar financiación por valor de 220.000 millones de euros hasta 2030 en proyectos medioambientales, lanzar programas de inclusión financiera para 10 millones de personas hasta 2025, ayudas sociales para otros 4 millones hasta 2021 y 200.000 nuevas becas de educación en dos años. En el caso de la formación financiera, el Banco ha puesto ya en marcha distintas iniciativas, que sólo en 2018, según los úlltimos datos disponibles, han beneficiado a 360.000 personas en todo el mundo.

De hecho, para el Banco Santander la educación financiera es un propósito global y es protagonista en sus informes de Banca Responsable. Su objetivo es dotar a los receptores de cursos de formación de las competencias necesarias para gestionar sus finanzas y tomar decisiones adecuadas sobre los productos y servicios que les convienen.

Por ejemplo, en países como Brasil, España, Estados Unidos, Polonia, Portugal, o Reino Unido, los empleados del Grupo han dedicado parte de su horario laboral a promover la educación financiera y enseñar a ciudadanos individuales a gestionar sus finanzas de una forma eficaz y organizada, como parte de sus actividades de voluntariado. Estos programas están especialmente enfocados a jóvenes y adolescentes, para transmitirles la importancia del ahorro. “Es una práctica que a ayuda a formar a los jóvenes que empiezan una vida independiente y a las familias en la toma de decisiones financieras básicas”, explican en el banco. También se imparten clases a pymes y autónomos para dotarles de la formación financiera suficiente como para tomar decisiones complejas que les permitan mejorar sus negocios. Uno de los apoyos más significativos en el campo de pymes es la iniciativa Finanzas para Mortales, promovida por el Santander y la UCEIF, a través del Santander Financial Institute (SanFi).

Otro mundo en el que también han entrado los programas de formación del Santander es el fúltbol. El banco ha encontrado en la UEFA un socio ideal para incentivar la educación en finanzas de los jugadores del fútbol profesional europeo. En el imaginario colectivo hay permanecen decenas de historias personales de jugadores de fútbol brillantes que amasaron grandes fortunas pero que se arruinaron por una mala inversión o por otros motivos. Santander y la UEFA han puesto en marcha un programa de gestión financiera para trabajar con jugadores de todas las edades, y no sólo profesionales. Con el apoyo de ex-jugadores internacionales como Gaizka Mendieta y David James, se ofrece asesoramiento sobre cómo gestionar las finanzas personales. Además, el Banco Santander -que es patrocinador oficial de la UEFA Champions League- colabora en el programa UEFA Financial Management Training – UEFA FMT (Formación de Gestión Financiera de la UEFA), que ofrece las claves para dominar los conceptos básicos de la gestión financiera y las herramientas para planificar por adelantado y estar al tanto en el día a día.

El UEFA FMT es una plataforma de formación a distancia. El curso está formado por siete módulos que cubren los principios básicos de las finanzas como la gestión de efectivo, el crédito, los ahorros y las inversiones, a la vez que proporciona una introducción completa a la iniciativa empresarial. Al concluir, los participantes habrán adquirido un mayor conocimiento para tomar decisiones formadas y para planificar el futuro.