Público
Público

Reforma Educativa Estos son los grandes cambios de la reforma educativa del Gobierno

La posibilidad de no repetir primero de bachillerato, poder recibir el título con una asignatura suspensa y recuperar la Filosofía, son los grandes cambios de la nueva ley de educación. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 10

Alumnos de primaria del colegio Begastri de Cehegín, (Murcia). /EFE

La Propuesta para la Modificación de la Ley Orgánica de Educación que el Gobierno prepara para eliminar los efectos de la Lomce —conocida como Ley Wert— y proponer modificaciones en el sistema tiene entre sus proyectos cuestiones como recuperar la Filosofía y no contabilizar Religión para la nota media de Bachillerato.

Pero estos cambios vienen acompañados de otros modelos que afectarán directamente a los alumnos a la hora de superar los cursos de la ESO, así como en uno de los grandes problemas de la educación española: repetir curso. 

Otros giros fundamentales vendrán en torno al Bachillerato, el cuál se podrá afrontar a tres años —el mínimo son dos— así como su expedición, que se facilitaría pese a que el alumno tenga una asignatura suspensa.

Un tercio de los alumnos de 15 años estaba repitiendo curso en 2015 —casi el triple que en los países de la OCDE—, por lo que el Gobierno se plantea buscar como solución remitir los efectos de repetir curso. El problema se arrastra hasta los cursos de Bachillerato, en los cuáles muchos alumnos se quedan estancados en tierra de nadie y solamente con el título de la ESO en su haber. 

Con el sistema actual, suspender más de dos asignaturas en primero de Bachillerato supone repetir curso. Si fuera dos o menos, los alumnos pueden cursar segundo curso a la vez que asisten a clase para aprobar estas asignaturas. Con la nueva reforma, los jóvenes estudiantes se pueden plantear el bachillerato a tres años.

Durante el segundo curso abordarían todas las asignaturas pendientes de primero así como el curso ordinario de segundo y en el caso de no poder aprobar todas las asignaturas, tendrían un tercer año para aprobar las restantes del segundo año. 

Otro de los giros al sistema educativo vendría de la mano de la expedición del título de bachiller. A partir de ahora, el Bachillerato se podrá aprobar con una asignatura suspensa, según informó el diario El Mundo.

El método para aprobarlo pasará por una Junta de Evaluación que decidirá si esos contenidos suspensos quedan parcialmente sabidos por el alumno a través de otras asignaturas. El sistema será parecido al que los universitarios pueden solicitar cuando solo les queda una asignatura para completar su Grado, recurso conocido como 'Convocatoria de Gracia'.