Público
Público

Emergencia del coronavirus Propietarios de segundas residencias se saltan el confinamiento por Semana Santa

Las localidades frecuentadas por turistas que tienen allí chalets o apartamentos temen llegadas durante estos días. En algunas de ellas ya han multado a personas que vulneraron las restricciones.

Controles Semana Santa
Un conductor muestra su documentación a los agentes en un control de movilidad interurbana de la Guardia Civil de Tráfico en la AP 4. EFE/ Raúl Caro.

público

Viajes de madrugada, buscando la complicidad de la noche cerrada. Coches escondidos en zonas residenciales, tratando de evitar que algún policía les sorprenda y descubra que esa matrícula no es de allí, sino de allá. A las puertas de los días oficialmente festivos de Semana Santa, afloran ya varios casos de personas con segunda residencia que han decidido saltarse el confinamiento para pasar unos días de vacaciones. Clandestinas, pero vacaciones al fin.

En las playas de Xàbia y Dénia ya han aparecido madrileños. Viajan a sus viviendas de veraneo a pesar de los llamamientos formulados por el Gobierno para evitar la propagación del coronavirus. Nada les detiene, ni siquiera las amenazas de sanción económica. Según relata el diario Levante en su página web, la Policía Local de Xàbia impuso setenta sanciones durante el pasado fin de semana, de las cuales un 20% recayó en turistas con segunda residencia en ese municipio.

"Propietarios de segundas residencias se están saltando el confinamiento con motivo de la Semana Santa", denunciaron por su parte desde la Federación de Asociaciones de Vecinos de Cartagena y de la Asociación Vecinal Cultura, Deporte y Ocio de La Manga, en Murcia. Según relata el diario La Verdad, desde el pasado viernes están viendo por la zona a "ciudadanos no residentes", léase turistas.

En Catalunya ocurre otro tanto de lo mismo. Allí preocupa lo que pueda ocurrir en Girona, concretamente en la comarca del Empordá, donde se concentra un número importante de segundas residencias.

Controles en Llanes

Algo parecido temen que ocurra en el norte de la península. En Llanes, una de las localidades más turísticas de Asturias, la Guardia Civil inspecciona a estas horas urbanizaciones y supermercados, buscando e identificando a quienes están de escapada por Semana Santa.

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, se ha mostrado tajante. "No dudéis en comunicar tales situaciones a las diferentes autoridades de cada concejo, al objeto de que se pueda actuar", afirmó el mandatario.

En Galicia, los distintos cuerpos policiales intensificaban sus controles en la zona de O Grove para tratar de impedir que los veraneantes lograsen acceder a sus residencias. "Ninguna persona no residente entró en O Gove sin causa justificada", se vanagloriaba el pasado fin de semana el alcalde de este municipio, José Cacabelos, según citaba el Diario de Arousa. Aún le quedan varios días de batalla.

Más noticias de Política y Sociedad