Público
Público

Emergencia del coronavirus La opacidad con los datos de las administraciones dificulta la labor de los hospitales ante la pandemia

Trabajadores y sindicatos denuncian que no conocen los recursos disponibles ni el personal sanitario infectado por hospital. La falta de previsión, de información y los errores en los datos oficiales ha complicado conocer la magnitud del problema durante toda la emergencia.

Trabajadores de un hospital madrileño./ EFE
Trabajadores de un hospital madrileño./ EFE

Falta de información, errores en los datos, cambios en la forma de contabilizar los contagiados, opacidad sobre los recursos disponibles en los hospitales o la movilización de sanitarios... Problemas que dificultan el día a día el trabajo que se realiza para enfrentar el coronavirus y que están presentes desde que comenzó la emergencia sanitaria.

Una veintena de trabajadores consultados por Público a lo largo de esta semana denuncian que estas faltas complican su labor en los hospitales. La descoordinación en las administraciones es notable y, pese a que hay situaciones comprensibles en una emergencia sanitaria, apuntan que no conocer las camas o los respiradores disponibles o no saber el número de sanitarios infectados imposibilita una mejor organización. 

Los principales sindicatos señalan lo mismo. De hecho, CCOO, UGT, Satse, CSIT y Amyts han mandado una carta en Madrid a la directora general de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud alegando que es "inadmisible" la falta de información y solicitando de forma "urgente" y con "periodicidad diaria" los datos sobre todo el personal sanitario aislado y contagiado.

Una petición que también llega de los medios de comunicación, como muchas otras, pero que no tiene respuesta. El Gobierno nunca ha facilitado los profesionales sanitarios por comunidades autónomas, pese a que los datos les llegan diariamente. Lo único que se conoce oficialmente es el dato estatal: este jueves se han contabilizado 16.191, un 14,6% del total de infectados. Sí se publican los datos de contagios, fallecidos, hospitalizados, ingresados en UCI y curados por comunidad autónoma. 

Aunque en estos datos también se han detectado errores en los últimos días. Tras varias ruedas de prensa en las que el comité técnico ha explicado que los datos de ingresos son acumulados de toda la pandemia, este jueves María José Sierra, jefa del Área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha explicado que no es así: algunas comunidades mandan la información acumulada y otra la diaria. 

Esto hace que en casos como en la Comunidad de Madrid, que manda la información diaria, no se conozca la cantidad de personas que han ingresado en las UCI a lo largo de toda la emergencia sanitaria. También que ahora mismo exista un desfase en los números por los que resulta imposible saber cuantas personas ingresadas hay en todo el país. 

Tampoco se conocen las camas disponibles de UCI. De hecho, Sierra ha reconocido esto tras preguntarle los medios de comunicación por ello. El dato al que ha hecho referencia es que antes de la pandemia en todo el país había unas 6.000 camas de UCI disponibles. Los datos del Ministerio dicen que 6.092 personas han necesitado cuidados intensivos por lo que ya se habría superado la capacidad normal. Sin embargo, cada día estas camas aumentan en los hospitales. Los datos de las comunidades no están claros, los sindicatos tampoco tienen la información exacta y los trabajadores tampoco. 

Lo mismo ocurre con los equipos de protección individual (EPIs). "No tenemos ningun tipo de comunicacion interlocucion ni de informacion. Estamos siempre con la batalla de los EPIs porque dependiendo del centro del día hay o no hay los suficientes o los adecuados", explica Rosa Cuadrado, la secretaria general de Sanidad de Comisiones Obrera en Madrid. Los trabajadores consultados avalan esta idea. "Cada día es diferente. Hace dos días teníamos EPIs. Hoy no quedaba ninguno", explica una enfermera del hospital 12 de octubre. 

Aunque el desconocimiento más grave sigue estando en el personal de baja. "Lo de la falta de información es patológico. Hay centros donde los directivos están escondidos o no ofrecen ninguna información. Ignoramos los profesionales infectados, en aislamiento, positivos, negativos que se vuelven a incorporar... Lo más básico de los trabajadores en materia de prevención en definitiva", valora el responsable de UGT, Julián Ordoñez. En Madrid, la Consejería de Sanidad ni los hospitales ofrecen oficialmente los datos, aunque CCOO calcula que como mínimo hay unos 7.800 trabajadores de todo el sistema sanitario.

Por esto los sindicatos piden conocer diariamente el número de trabajadores en asilamiento por categoría profesional, el de trabajadores a los que se les ha realizado test diagnóstico (y resultado del mismo) por categoría profesional, el de dados de alta tras aislamiento preventivo o por enfermedad por categoría profesional y las evaluaciones de riesgos en los puestos de trabajo de Ifema, hoteles medicalizados y cualquier otro centro donde se haya desplazado a trabajadores del Servicio Madrileño de Salud.

No hay datos claros sobre el personal contratado por las comunidades, pero se necesitan trabajadores

También hay dudas sobre el personal contratado. Otra vez, los datos no vuelven a estar claros. El Gobierno tiene disponible unos 52.000 voluntarios, pero no se conoce cuantos se han puesto a trabajar en comunidades autónomas. Además, las movilizaciones que se realizan de hospitales a hoteles medicalizados u hospitales de campaña tampoco se contabiliza. Las plantillas se merman en los centros de salud e incluso en hospitales y esto, junto al personal aislado o enfermo, provoca una falta de efectivos. Una de principales reclamaciones de los sanitarios, hasta de los profesionales de las UCI.

De hecho, es grave el problema con la falta de personal. Este jueves la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, explicó que el hospital de campaña no está en marcha porque faltan recursos profesionales. Una necesidad urgente porque Segovia y Soria tienen los hospitales al límite.

La opacidad sobre los fallecidos en las residencias

Otra vez sobre los datos del Gobierno, también hay dudas sobre el número de fallecidos. Familiares y trabajadores denuncian que los fallecidos en residencias y en sus hogares no se explica bien en los certificados si son muertos por coronavirus. Según el relato de varias familias, tampoco se les realiza la prueba a quienes han convivido con el cadáver. No está claro cómo se contabilizan estas muertes en los datos del Ministerio ni en los de las comunidades autónomas. 

En las residencias, además, la situación no puede ser más trágica. Los datos oficiales de las comunidades autónomas no están claros. Los datos no especifican las causas de las muertes y son confusos. Tampoco se puede consultar en ningún listado oficial los fallecidos de residencias.  De hecho, son los propios trabajadores y familiares los que llevan semanas denunciando las situaciones que están viviendo porque la mayoría de las enfermedades o muertes se han conocido después de que el Gobierno interviniera en las residencias.

Más noticias de Política y Sociedad