Público
Público

Espaciar las dosis y usar todas las vacunas para los mayores: estrategias que descarta España y que acelerarían la inmunización

La inmunización en España se acelera pero podría ir aún más rápido si Sanidad y las comunidades hubieran aceptado espaciar las dosis, una estrategia que ha funcionado en otros países y que los expertos avalan en un contexto de escasez de vacunas.

Varias personas reciben la vacuna de Pfizer durante la campaña de vacunación masiva que se lleva a cabo estos días en el recinto ferial Expourense el pasado 10 de abril.
Varias personas reciben la vacuna de Pfizer durante la campaña de vacunación masiva que se lleva a cabo estos días en el recinto ferial Expourense el pasado 10 de abril. Brais Lorenzo / EFE

Andalucía, Madrid y Catalunya llevan semanas pidiendo en la Comisión de Salud Pública y en el Consejo Interterritorial de Salud que se espacien las dosis de las vacunas contra la covid-19 de Pfizer y Moderna. Este miércoles se ha descartado tras un denso debate. El objetivo de esta estrategia, llevada a cabo en países como Reino Unido, es acelerar la inmunización para conseguir tener protegidos a los más vulnerables en el menor tiempo posible. Pero no es el único debate que está sobre la mesa para aumentar el ritmo de vacunación. Administrar AstraZeneca y Janssen a los más mayores, sin límite de edad, también ayudaría. Ambas estrategias están avaladas por los expertos y por la literatura científica siempre que se esté en un contexto de escasez de vacunas.

Este debate se conoció por una filtración del borrador sobre el que trabajaba la Comisión de Salud Pública. En el documento se reconocía que espaciando las dosis en una "situación de una potencial cuarta ola epidémica" se conseguiría una reducción entre el 22 y el 26% de infecciones, el 26 y el 30% de hospitalizaciones y el 30 y el 32% de fallecimientos. Así, se estudiaban tres opciones: mantener el intervalo de 21 días de Pfizer y 28 de Moderna, ampliar a 6 y 8 semanas ese intervalo para los menores de 79 años o ampliarlo para los menores de 69 años. La inmunización de los mayores de 80 años no se vería afectada en ninguno de los casos porque, además, el 98% de este grupo ya ha recibido al menos una dosis y el 62% las dos dosis. La idea es acelerar todo lo posible: con la estrategia actual se puede proteger a los mayores de 60 años antes del mes de junio pero de esta forma se podría conseguir antes de que termine el mes de mayo.

Los expertos consultados por Público avalan que se espacien las dosis después de ver cómo ha funcionado esta estrategia en otros países. "Es una posibilidad prevista en la evidencia científica pasar de los 21 o 28 días hasta los 42. Lo ideal es seguir lo que se indica en la ficha técnica de las vacunas, pero en un contexto de escasez de vacunas se justifica", comenta Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología. Mientras que Salvador Macip, doctor en Genética Molecular e investigador de la Universidad de Leicester, cree que el debate llega hasta tarde porque la experiencia de otros países ya mostraba que funcionaba hace tiempo. "Hace unos meses quizás la decisión era más complicada porque no había suficiente información. En España se optó por lo más seguro pero ya hay suficientes resultados que muestran que una sola dosis da inmunidad", explica a Público.

Uno de los estudios que más repercusión ha tenido sobre este asunto es el de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos que muestra que la eficacia de las vacunas de ARN mensajero (Pfizer y Moderna) llega al 80% con una dosis.

Macip destaca cómo la estrategia de vacunación de Reino Unido, un país que optó por esta vía, fue arriesgada pero exitosa. Las autoridades británicas decidieron ya en el mes de diciembre aplazar el pinchazo de la segunda dosis hasta los tres meses, la pauta recomendada desde un inicio en AstraZeneca. El médico indica que gracias a esta estrategia, a la capacidad de negociación para comprar vacunas y a la organización se ha conseguido llegar ya a resultados muy buenos. Según los últimos datos de Our World in Data, el 48% de la población de Reino Unido ya ha recibido al menos una dosis, mientras que la media europea está en el 17%.

Macip coincide con Jorge Carrillo, vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Inmunología (SEI) e investigador de IrsiCaixa, en que el periodo que se utilizó en los ensayos clínicos para poner las pautas tiene que ver con la rapidez con las que se aprobaron las vacunas para empezar este proceso. Por esto los expertos comentan que la inmunidad puede ser incluso mayor cuando se espacian más las dosis. Pese a esto, Carrillo destaca que la clave del debate es el tiempo en el que se retrasa el pinchazo: "Con una sola dosis ya hay un porcentaje de protección elevado, aunque no llegue al máximo. En la situación en la que estamos posiblemente sea acertado poder inmunizar al mayor número posible de personas para tener vacunados cuanto antes a los más vulnerables". 

Francia e Italia ya espacian las dosis seis semanas

En las últimas jornadas se ha publicado que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) no avala esta estrategia, aunque cuando se aprobaron las vacunas la indicación se centró en que no se retrasara la segunda dosis más de los 42 días. Por esto hay países europeos que ya han avanzado también con esta estrategia. Francia e Italia vacunan con un espacio de seis semanas. Otros países llegaron incluso a arriesgarse más: Canadá apostó por 16 semanas. Sin embargo, García Rojas plantea si en este momento es necesario ya que insiste en que lo "ideal" es seguir la ficha técnica de las vacunas: "La Agencia Europea del Medicamento (EMA) se ha posicionado favorablemente sobre Janssen y parece que van a llegar más vacunas de Pfizer. ¿Aún así hay falta de vacunas? Porque esto tiene sentido hacerlo siempre y cuando haya escasez".

¿Hay riesgos? Carrillo comenta que habría si se espacia más de lo adecuado y si se enfoca en espaciar las dosis en los más jóvenes por el riesgo de inmunosenescencia en algunos mayores, un deterioro gradual del sistema inmune provocado por el avance natural de la edad que empieza a afectar a mayores a partir de los 60 años. "Lo mejor sería que se aplazaran las dosis en los menores de 80 años y que no se retrase el pinchazo más de cinco o seis semanas. Espaciar durante meses sí podría tener una repercusión diferente", avisa.

Vacunar a los más mayores con AstraZeneca y Janssen

Macip también defiende que las autoridades sanitarias deberían cambiar la estrategia y autorizar todos los tipos de vacunas de diferentes laboratorios para los más mayores. "Lo que interesa es ir vacunando a la población en riesgo muy rápido porque hay muertes evitables. Después, cuando tengamos a todos los mayores protegidos, ya veremos los siguientes pasos. Esta es la prioridad", argumenta el médico.

García Rojas, por su parte, no ve inadecuada la estrategia que se ha adoptado en España siempre que se vacune con Janssen a las personas en la franja de edad de 70 y 79 años. La limitación de AstraZeneca explica que se hace por la "disponibilidad" de las vacunas.

Si fuera como señala García Rojas, ahora todas las inoculaciones irían a destinadas a cubrir a la población más mayor de 55 años. En el mes de abril se están ampliando los envíos de vacunas y, mientras no se sufran retrasos en las llegadas previstas, los datos apuntan a que se avanza en buen camino aunque no sea tan rápido como se esperaba. Este miércoles se ha alcanzado un nuevo hito: ya hay más ciudadanos vacunados que contagiados.

Sin embargo, las distintas estrategias que han tomado los países europeos respecto a la vacunación con AstraZeneca y Pfizer chocan, además, con las recomendaciones de la EMA. La agencia reguladora de Europa ha avalado el uso de ambas vacunas en todas las franjas de edad. 

¿Qué vacunas se administran en España?

Pfizer: Se utilizó para inmunizar las residencias. Ahora se administra principalmente a los mayores de 70 años.

Moderna: Se utiliza como Pfizer, vacunando con ella a los más mayores.

AstraZeneca: Tras varios cambios sobre su uso, ahora se está inmunizando con ella a las personas entre los 60 y 69 años.

Janssen: Sanidad repartirá este miércoles las primeras 150.000 dosis a las comunidades autónomas. En un principio, esta vacuna se utilizará para inmunizar a la franja de edad de 70-79 años.

Más noticias de Política y Sociedad