Público
Público

Crisis migratoria en el Mediterráneo España acogerá a 60 migrantes del Aquarius tras un acuerdo entre seis países de la UE

El barco humanitario atracará en Malta y las personas a bordo serán trasladadas a Francia, Alemania, Luxemburgo, Portugal y España.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Varios migrantes rescatados son llevados abordo del barco de rescate Aquarius. EFE/ Guglielmo Mangiapane

España acogerá a 60 de los 141 migrantes (entre ellos dos mujeres embarazadas y 73 menores de edad, de ellos dos menores de dos años) que están en el buque Aquarius, y que desde el viernes espera un puerto seguro donde atracar tras ser rescatados frente a las costas de Libia, según un acuerdo internacional alcanzado por el Gobierno español y otros cinco países, según han informado fuentes del Ejecutivo.

El barco, gestionado por las ONG SOS Mediterranée y Médicos sin Fronteras, rescató el viernes a más de un centenar de personas frente en dos operaciones diferentes frente a la costa libia, y se encuentra en el Mediterráneo central a la espera de ser autorizado para dirigirse a algún puerto, después de que los gobiernos de Italia y Malta denegaran el desembarque.

Las fuentes gubernamentales españolas han destacado que se trata del primer acuerdo para distribuir inmigrantes entre varios países europeos.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha apuntado que Catalunya recibirá a los 60 inmigrantes del buque Aquarius que España se ha comprometido a acoger en el marco del acuerdo alcanzado con otros cinco países europeos. Francia se hará cargo de otras 60 personas, Alemania y Malta de 50 cada uno, Portugal de 30 y Luxemburgo de 5. Según Calvo, el Gobierno italiano también se ha ofrecido a participar aunque sin precisar aún con cuántos inmigrantes, ya que está atendiendo a la tragedia del hundimiento del puente Morandi de Génova.

El Gobierno maltés ha confirmado que el barco de rescate Aquarius atracará en sus puertos, y que los migrantes serán trasladados a Francia, Alemania, Luxemburgo, Portugal y España.

En un comunicado, Malta señala que "dará permiso al Aquarius para entrar en sus puertos, a pesar de no tener la obligación legal de hacerlo", y "servirá de base logística" para la recepción de esos migrantes. El Ejecutivo de Joseph Muscat también ha confirmado que la "solución europea" alcanzada sobre este tema se extiende a 114 personas más rescatadas por Malta en los últimos días. De ellas, 60 serán distribuidas en otros Estados miembro de la UE.

Muscat ha dado las gracias en Twitter al presidente de Francia, Emmanuel Macron, por esta "iniciativa conjunta", al tiempo que ha destacado el diálogo ofrecido desde las principales instituciones europeas para resolver este tema. Para su Gobierno, este caso "es un ejemplo concreto de liderazgo y solidaridad europeos".

La Comisión Europea celebra el acuerdo para resolver la crisis del 'Aquarius'

La Comisión Europea, que ha coordinado las conversaciones entre países, ha celebrado la decisión de las autoridades maltesas de autorizar el desembarco del Aquarius en un puerto de la isla, a la vez que ha agradecido el "apoyo" de los gobiernos de España, Francia, Alemania, Portugal y Luxemburgo para acoger a una parte de los 141 migrantes a bordo de este buque.

"Alabo a estos Estados miembros por su solidaridad y por compartir la responsabilidad", ha asegurado el comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos, quien no obstante ha recordado que "no podemos depender de acuerdos ad-hoc, necesitamos soluciones sostenibles". La cuestión migratoria "no es responsabilidad de uno o de varios países miembros sino de la Unión Europea en su conjunto", ha dicho.

Negociación "intensa"

En su mensaje en Twitter, Sánchez presume de que el acuerdo ha sido posible gracias al camino emprendido en junio, cuando el Ejecutivo de Sánchez decidió acoger al Aquarius para resolver "una situación humanitaria difícil". El Gobierno español ha asegurado que ha estado negociando "intensamente" con la Comisión Europea y con otros países una respuesta coordinada "común y solidaria" a la situación del Aquarius para lograr una "solución compartida".

Fuentes del Gobierno han señalado  que España no ha cambiado de postura respecto a la actuación llevada a cabo en junio con el buque, que fue acogido en el puerto de València con 629 inmigrantes a bordo, y ha precisado que "si ahora se produce una solución común europea" es consecuencia de aquella decisión.

Migrantes a bordo del barco de rescate humanitario MV Aquarius, en el Mediterráneo. REUTERS/Guglielmo Mangiapane

De momento, la postura de España es que no es el puerto más seguro para la embarcación porque no es el más cercano según lo establecido en el Derecho Internacional, a lo que se suma que no existe "la misma situación de crisis humanitaria" que hace dos meses.

No obstante, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha ofrecido los puertos de Palamós (Girona), Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y Sant Carles de la Ràpita (Tarragona), una propuesta que se suma a las que han hecho también Córcega o el puerto francés de Sète.

Las fuentes consultadas insisten en que el Ejecutivo está trabajando en una solución común "desde el primer minuto", pues como ha defendido el jefe del Gobierno en varias ocasiones, los flujos migratorios son un "reto" que competen a todos los estados miembro de la UE.