Público
Público

España tendrá que doblar su gasto público en Sanidad hasta 2025 para mantener la viabilidad del sistema

Un informe señala que en 2015 el Estado invirtió 64.833 millones de euros en la sanidad pública, pero que en 2025 necesitará entre 97.000 y 113.000 millones. Si decide no hacer nada, sólo "el coste de no actuar" supondría un incremento de 16.000 millones al año.

Una concentración a favor de la sanidad pública en el madrileño paseo del Prado. EFE

PÚBLICO | EFE

MADRID.— En los próximos diez años, hasta 2025, España necesitará aumentar su gasto en Sanidad con respecto a 2015 entre 32.000 y 48.000 millones de euros anuales. Esta cifra significa prácticamente doblar el gasto actual. Según el informe Funding the gap. El futuro del sistema sanitario: ¿Será posible financiar el sistema y reducir las desigualdades en salud, elaborado por ESADE, el gasto sanitario público en 2025 podría situarse entre los 97.000 y los 113.000 millones; en 2015 la cifra fue de 64.833 millones de euros.

Estas necesidades de aumento del gasto llegan en el peor momento: el informe de ESADE muestra que, a raíz de la crisis, los recortes del gasto sanitario en España fueron tan significativos que de hecho en 2014 el gasto sanitario se situó en los niveles de 2007. El informe también pone de manifiesto que las partidas donde más se recortó el gasto fueron principalmente, los salarios de los profesionales (el gasto salarial se ha reducido más del 10% desde 2009), las inversiones (el 28% de los equipos tecnológicos de los hospitales españoles tienen más de diez años) y los precios de los fármacos (los gastos en las farmacias se han reducido un 22%).

Entre 2009 y 2013, el gasto público se recortó en 8.900 millones de euros, con lo cual se agravó profundamente, según los autores del informe, el riesgo de desigualdad en la salud.  Ante ese escenario, el informe de ESADE, presentado este lunes por el director del Institute for Healthcare Management de ESADE, Manel Peiró, y el socio director de Antares Consulting, Joan Barrubés, ambos coautores del mismo, pone el acento en la necesidad de abordar el debate sobre el sistema sanitario desde la perspectiva de la sostenibilidad financiera y la necesidad de reducir las desigualdades.

Los propios autores señalan que la diferencia entre ambas estimaciones del incremento del gasto sanitario, de 32.000 a 48.000 millones de euros, se explica por "el coste de no actuar", que supondría un incremento de 16.000 millones, que habría que sumar a los 32.000 millones de incremento "que representan la base que habrá que financiar para cubrir las necesidades".

Los recortes del gasto sanitario en España fueron tan significativos que de hecho en 2014 el gasto sanitario se situó en los niveles de 2007

Barrubés ha recordado que la sostenibilidad del sistema se basa en los recursos utilizados para financiarlo, en el grado de cobertura de la población y en el gasto en prestaciones, y ha indicado que se no se mira suficientemente el apartado de los recursos, pues "no es verdad que tengamos un sistema fiscal eficiente", ya que "España no tendría déficit si recaudase lo mismo que sus socios europeos".

El director de Antares Consulting ha manifestado también que, según los barómetros del Ministerio de Sanidad, "prácticamente una tercera parte de la población opina que el sistema sanitario debe reformarse" y que "durante la crisis el presupuesto en salud ha bajado un 14%", hechos que ponen de relieve que no se está tomando la dirección que se debería.

Peiró ha afirmado que "nos encontramos en situación de sobrediagnóstico", ya que se han hecho muchos informes que han radiografiado "de forma precisa" el estado del sistema sanitario español "pero que no se actúa" porque "la transformación del sistema sanitario no ha estado nunca en la agenda política".

El director general adjunto de ESADE, Francisco Longo, quien ha moderado el debate, ha expresado que la base del estudio ha sido asegurar "un sistema equitativo y accesible para todos los ciudadanos" y ha recordado que los datos indican que "más caro que el coste de la salud es el coste de la enfermedad", por lo cual urge emprender reformas.

Más noticias de Política y Sociedad