Público
Público

Expertos dicen que sólo una de cada tres pruebas de rayos X solicitadas son necesarias

La Sociedad Española de Radiología Médica pide limitar el uso de las radiografías para no irradiar a los pacientes con “cascadas de pruebas diagnósticas”

Radiografía de tórax. EFE (Archivo)

PÚBLICO


La Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM) ha elaborado un informe en el que recoge 38 consejos para disminuir el número de pruebas radiológicas “obsoletas y de dudosa eficacia” a las que un elevado número de pacientes son sometidos con asiduidad. Las recomendaciones están dirigidas tanto a radiólogos como médicos prescriptores y pacientes con el objetivo de evitar la “cascada de pruebas diagnósticas incesarias” para mejorar la seguridad del paciente. 


Según datos de SERAM, hasta el 30% de las pruebas solicitadas no aportan información relevante para el paciente. En el informe, elaborado por 25 radiólogos, se insta a valorar si el resultado de la prueba puede modificar el manejo del paciente en el contexto clínico antes de realizarla, si la prueba es la menos lesiva de todas las posibles, y si es necesaria en el momento o se puede demorar.

La rutinaria radiografía de tórax preoperatoria “irradia de forma innecesaria a los pacientes"

La sociedad apunta a que un ejemplo de prueba diágnostica que se realiza por sistema y que podría ser evitada es la radiografía de tórax. En su opinión, no debería hacerse de forma rutinaria en las valoraciones preoperatorias sino que su uso tendría que ser limitado a determinadas cirugías como la cardiopulmonar y los trasplantes, a la búsqueda de tumores malignos y a casos con riesgo de ingreso en la UCI. El informe del SERAM señala que, fuera de esos casos, la prueba “irradia de forma innecesaria a los pacientes y no aporta información relevante al anestesista”.

Del mismo modo, SERAM recomienda el uso de la ecografía (que no emite radiación) para el estudio de apendicitis aguda en niños en lugar de utilizar tomografías computarizadas. Este cambio supondría una pérdida de rendimiento diágnostico. Por ello, la asociación apunta a que el uso de la ecografía debe darse como técnica inicial. En los casos en los que el resultado no sea concluyente, consideran que la relación coste-rendimiento de una tomografía queda justificado.

Sobre las mamografías, los radiólogos del SERAM creen que “no existe justificación para realizar mamografías de detección precoz en mujeres menores de 40 años que no presenten factores de riesgo. El Dr. Javier Rodríguez-Recio, responsable de comunicación del SERAM, declara que realizar esas pruebas a ese grupo tiene un bajo rendimiento diagnóstico y un elevado coste social. Además, apunta a que en ocasiones las mamografías puede generar reacciones adversas graves.

Más noticias