Público
Público

Explosión en Tui Tui contrató a la pirotecnia de la explosión en las fiestas patronales a pesar de una orden de clausura y derribo

El Ayuntamiento pagó 10.000 euros a 'La Gallega' pero mantiene frente al juzgado que la empresa no tenía actividad. Aún se investiga la explosión de la pasada semana que mató a dos personas y ha dejado casi 700 afectados en Paramos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Guardia Civil custodia la zona de la explosión del taller clandestino de pirotecnia que destruyó una aldea en Paramos, en el Ayuntamiento de Tui. / EFE

El Concello de Tui contrató para los fuegos artificiales de las fiestas patronales de San Telmo de este 2018 a la empresa pirotecnia 'La Gallega' cuando contaba con una orden judicial de clausura y derribo, según informa El Faro de Vigo. Sin embargo, el Ayuntamiento mantiene frente al juzgado que investiga la explosión de la pasada semana, que mató a dos personas y ha dejado casi 700 afectados en Paramos, que la empresa no tenía actividad. 

Pese a que el Concello esperaba un informe urbanístico para proceder a la demolición de varias partes de la pirotecnia, pagó unos 10.000 euros para que 'La Gallega' fuera el plato fuerte final de las fiestas, el 9 de abril. Además, la propia empresa presentó el seguro de responsabilidad civil, obligatorio para realizar la exhibición pirotécnica. 

Orden judicial de clausura y derribo

Sobre 'La Gallega' pesaba una sentencia de 2015 que anulaba la licencia concedida en 2013 por el Ayuntamiento. Pero en 2017, el Concello contrató también a la empresa de Francisco González Lameiro los fuegos de San Telmo. Entonces, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Pontevedra, urgía la ejecución de la sentencia.

La Policía Local aseguraba que en "una visita de inspección a la planta no hay actividad de fabricación". Los agentes añadían, sin embargo, que la empresa seguía funcionando "con el producto que tienen ya manufacturado en Portugal" pero "la oficina sí que funciona". 

El Concello entendió entonces que no se había clausurado la actividad e inició el procedimiento para la demolición. Pero testimonios de los vecinos aseguran que los talleres seguían activos y las notificaciones al juzgado pusieron contra las cuerdas al Ayuntamiento. 

Según informa El Faro de Vigo, el dueño de la pirotecnia supo a principios de este mes que la Guardia Civil realizaría una inspección. Algunos vecinos creen que el miedo a la inspección fue lo que motivó la búsqueda de otros almacenes para guardar el material.

El dueño de 'La Gallega' fue detenido de nuevo ayer, lunes, tras descubrir el almacén clandestino. La Guardia Civil trata ahora de esclarecer los acuerdos entre el Concello y 'La Gallega' quienes mantenía contratos a pesar de la orden de clausura y derribo que pesaba sobre la empresa de pirotecnia. 

Más noticias en Política y Sociedad