Público
Público

Explotación sexual Dos detenidos por prostituir a menores en un centro de acogida en Gran Canaria

Los presuntos responsables se aprovecharon de la situación de vulnerabilidad de las jóvenes, de edades comprendidas entre 15 y 17 años, para conseguir sus fines y conseguir a cambio dinero y drogas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Imagen de un vehículo de la Guardia Civil. / Europa Press

Un hombre de 61 años y una mujer de 35 han sido detenidos por la Guardia Civil por, presuntamente, haber inducido a cuatro menores a que ejercieran la prostitución a cambio de dinero o sustancias estupefacientes. Con estas dos detenciones finaliza la llamada Operación Aznia, que ha esclarecido un caso de corrupción de menores ocurrido en un centro de acogida tutelado por el Cabildo de Gran Canaria.

La operación policial se inició en octubre de 2017, cuando las educadoras del centro de acogida denunciaron los hechos en la Guardia Civil, relatando cómo sospechaban que una persona influenciaba a varias menores para que tuvieran relaciones sexuales con un tercero a cambio de dinero o drogas.

En el transcurso de la investigación la Guardia Civil obtuvo la identificación de cuatro menores –dos del centro y otras dos ajenas al mismo pero conocidas de las primeras– con edades comprendidas entre los 15 y 17 años, víctimas de los detenidos, que presuntamente se aprovecharon de la situación de vulnerabilidad de las jóvenes para conseguir sus fines.

Como resultado de la investigación los agentes observaron cómo supuestamente la mujer que ha sido detenida buscaba y ponía en contacto a las menores con el otro detenido para que tuvieran relaciones sexuales con él, recibiendo tanto la mujer como las menores diferentes bienes como recompensa, tanto en forma de dinero como de drogas.

Prisión de 2 a 5 años

El Código Penal en España castiga a través de su artículo 188 con penas de prisión de dos a cinco años al que induzca, promueva, favorezca o facilite la prostitución de un menor de edad o una persona con discapacidad necesitada de especial protección, o se lucre con ello, o explote de algún otro modo a un menor o a una persona con discapacidad para estos fines. Aunque las penas pueden aumentar si las víctimas fueran menores de 16 años, se empleara engaño o intimidación, o se asociaran dos o más personas para cometer los hechos.

La operación ha sido llevada a cabo por el Equipo de Homicidios y Personas de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial (UOPJ) de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas y ambos detenidos han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de San Bartolomé de Tirajana.