Público
Público

La Federación de Natación prohíbe a Anita Álvarez competir en la final por equipos tras su desmayo bajo el agua

La Federación Internacional de Natación (FINA) considera que su participación supondría un alto riesgo para su salud.

24/06/2022 Anita Álvarez durante una de las competiciones en el Mundial de Budapest, a 17 de junio, de 2022.
Anita Álvarez durante una de las competiciones en el Mundial de Budapest, a 17 de junio, de 2022. AFP7 / Europa Press

Anita Álvarez no competirá en la final de los mundiales de natación sincronizada celebrados en la capital de Hungría, en Budapest. Así lo ha comunicado la Federación Internacional de Natación (FINA) al excluir a la nadadora del campeonato final de rutina libre por equipos, que se disputará a las 22.00 horas en el estadio Duna Arena.

La Federación ha descartado la participación de la estadounidense que se había desmayado en la piscina mientras ejecutaba un ejercicio del solo libre de natación artística. La nadadora fue rescatada este miércoles por su entrenadora Andrea Fuentes, quien se lanzó rápidamente a la piscina al percatarse de que Álvarez no volvía a la superficie.

La Federación teme que su candidatura ponga en peligro su estado de salud

Si bien, aunque la Federación ha lamentado la decisión respecto a la deportista, estiman que su estado de salud continúa bajo riesgo. La decisión de la FINA ha provocado un gran revuelo por parte del colectivo deportivo al igual que a través de las redes sociales tras la negativa de su participación.

Anita Álvarez iba a competir este viernes antes de la decisión de la Federación. De esta forma, desde la misma organización han prohibido la inscripción de la estadounidense dentro del torneo, lo que supone su final en el campeonato mundial en Budapest.

Desde un principio, la candidatura de Álvarez continuaba en pie hasta el comunicado de la organización estadounidense, cuando los médicos responsables en la salud de los deportistas del concurso habían dado 'luz verde' a la nadadora para seguir dentro de la prueba, lo que suponía que la decisión la tomaba el propio equipo junto a Álvarez.

El jefe de servicios médicos del campeonato, Bela Merkeley, señaló a un medio húngaro local que "hay diferentes tipos de deportistas algunos toleran bien que la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono varíe de esta manera". "Hay quienes son más sensibles; ella es uno de ellos, probablemente este deporte no sea para ella", indicó Merkeley.

Bajo el agua

Tras el desmayo repentino de Álvarez, la nadadora volvió con sus compañeros y aseguró que se encontraba bien y con ganas de volver para su próxima competición. Así, en una entrevista para La Ser, explicó que "en los pulmones solo tenía agua", y reconoció que "se había asustado de verdad".

En otra de las entrevistas, para El País, la estadounidense describió su situación. "Me encontraba concentrada, muy metida en el papel (…) Luego, todo se volvió negro", indicó la deportista. Álvarez, de 25 años, también confesó que "le chocó" ver las fotos de su rescate en los medios de comunicación. Si bien, ha agradecido la rápida actuación de su entrenadora tras la inacción de los socorristas que complicaron su rescate.

Más noticias