Público
Público
Únete a nosotros

Fiestas populares de Zaragoza Así son las 'nuevas' fiestas del Pilar de PP y Cs: recortes, circo con animales y trap misógino

El gobierno municipal, que inicia las fiestas viéndose obligado a retirar los carteles de su polémica versión del ‘No es no’, reduce un 10% el presupuesto festivo, se aquieta ante una orden judicial que permite un espectáculo circense contrario a las ordenanzas e incluye en el programa al trapero Kaidy Cain, vetado en otras ciudades por sus letras machistas.

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 5

Cartel de las Fiestas del Pilar, de Zaragoza, de este año.

Los pilares que empiezan este sábado en Zaragoza van a ser muy diferentes de los que se han vivido en los últimos años: tanto como para que, por vez primera, el espacio más emblemático de la ciudad, la plaza del Pilar, vaya a tener un control de aforos por teledetección con base en el cual el ayuntamiento podrá restringir el acceso; y, también, tanto como para que, por primera vez en cinco años, los ‘mupis’ y los autobuses no muestren la cartelería del ‘No es no’ después de que el nuevo equipo de gobierno de PP y C’s se viera obligado el jueves a retirar los desafortunados eslóganes que había elegido para estas fiestas, en lo que es la primera rectificación de calado del ‘trifachito’ local que dirigen Jorge Azcón (PP) y Sara Fernández (C’s) bajo la supervisión de Vox.

Pese a ese resbalón, el grueso de la campaña, con el reparto de cachirulos (pañuelo tradicional), mochilas, chapas y trípticos contra la violencia machista, se mantiene en una ciudad en la que, fuera de programa, la Coordinadora 8M ha convocado para las nueve de la noche del viernes en la plaza San Miguel una marcha nocturna bajo el lema “Insistimos, las calles y las fiestas también son nuestras”, una convocatoria que el año pasado reunió a más de un millar de personas.

Con todo, la desafortunada elección de algunos de los eslóganes no es el único componente de estas fiestas que pone en entredicho los criterios igualitarios del nuevo equipo de gobierno local: para el domingo a las ocho de la tarde hay programado en la plaza de Las Armas, organizado por FDAU, un concierto en el que intervendrá el trapero Kaidy Cain, cuya actuación fue vetada hace unos meses por el ayuntamiento de Alcalá de Henares por “el contenido misógino y machista de sus canciones”.

Antes se había caído del festival Viñarock de Villarobledo (Albacete) y había sido objeto de otro veto en Santiago de Compostela ante letras como “donde me voy dejo una puta y tengo otra donde llego” (Playboy), “a mí me importa una mierda si ella vende o roba / dice que tu puta es mala, la mia e’ una loba” (Lobo y loba) o “la peor zorra es la que tiene corazón (Lo mejor de lo peor).

Zaragoza ha dejado de ser cultura para ser vergüenza”, denunció el 8M local, que acusó al equipo de gobierno municipal de traer “este fenómeno machista de Kaidy Cain a nuestras plazas”..

El Pilar de los recortes: menos presupuesto, menos actos y menos espacios

Ese es uno de los actos que se presentan en un programa oficial que, en línea con la política económica que PP y C’s están desplegando en sus primeros meses, en los que la supresión de certámenes como Zaragoza a Escena se combina con un elevado aumento del gasto en asesores, incluye varios tipos de recortes entre los que destacan tres: el de financiación, con un presupuesto de 1,87 millones de euros que cae casi un 10% en relación con el año anterior; el de convocatorias, con 451 que suponen un centenar menos que en 2018, y también el de espacios, con la desaparición de uno de los tradicionales como el de la plaza de San Bruno, y con la ausencia de la Muestra Gastronómica Aragonesa que desde hacía años se instalaba en el paseo Echegaray y Caballero, en la trasera de la basílica del Pilar.

Estos dos puntos eran dos de las principales referencias festivas en Zaragoza junto con el complejo de Interpeñas, la federación de las peñas que hace cuatro décadas fueron fundamentales para la popularización de los festejos de la capital aragonesa y que el año pasado, en aquella ocasión por no haber ganado el concurso para explotar el recinto del párquing sur de la Expo, ya se quedó por primera vez sin local.

Este año, la confirmación de que no iban a poder instalarse en una pequeña carpa del parque de Delicias, opción desaconsejada por la Policía por la imposibilidad de garantizar la seguridad ante la previsible afluencia de varios miles de personas, les llegó a tres días del inicio de las fiestas.

El circo con animales y la ‘mani’ antitaurina

Esa supresión de escenarios se combina con la llegada de otros nuevos, como la instalación de un circo con animales inicialmente prohibido por el consistorio pero que podrá abrir sus puertas tras haber decidido el equipo de gobierno municipal no recurrir el auto por el que un juzgado de lo Contencioso le obligaba, en aplicación de la permisiva legislación autonómica, a seguir tramitando unos permisos que finalmente le han sido concedidos.

PP y C’s renunciaron en este caso a seguir litigando para defender en los tribunales la vigencia de la ordenanza municipal, que proscribe en la ciudad cualquier tipo de espectáculo en el que se utilicen animales.

Fuera de programa, hay convocada para el sábado a las cinco de la tarde una concentración antitaurina ante la plaza de la Misericordia, mientras otros actos alternativos como la fiesta de los bomberos forestales se trasladan al centro social Luis Buñuel tras haber pedido el consistorio una tasa de 500 euros a los organizadores por utilizar un espacio público como El Solar del Conejo.

Oficialmente, y antes del pregón del sábado, los actos previos a las fiestas finalizarán con la entrega de la medalla de la ciudad y el reconocimiento a los hijos adoptivos y predilectos. A partir del sábado pasarán a figurar entre estos últimos, a propuesta del PSOE y de ZeC (Zaragoza en Común) respectivamente, La banda del Canal, cuya comparsa fue violentamente reprimida por la Policía en 1977 cuando reivindicaba la popularización de las fiestas, y Adebán, el grupo de canción-protesta de Jesús Escartín, a quienes hace unos meses la Guardia Civil abrió un expediente de la Ley Mordaza tras interpretar en Canfranc a petición del público una jota republicana.

Más noticias en Política y Sociedad