Público
Público

Madrid La Fiscalía investiga el derrumbe del edificio en el que siguen desaparecidos dos obreros

Los Bomberos del ayuntamiento siguen trabajando en dos zonas marcadas por perros de rescate.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Los bomberos del Ayuntamiento tratan de localizar entre los escombros del edificio derrumbado a dos obreros. - EFE

La Fiscalía ha abierto una investigación por el suceso ocurrido este martes en la calle de Martínez Campos de Madrid, donde se derrumbó un edificio en el que dos trabajadores permanecen desaparecidos.

La Sección de Siniestralidad Laboral de la Fiscalía de Madrid ha iniciado unas diligencias de investigación para el esclarecimiento de los hechos por lo que aún se trata de localizar el paradero de los obreros. Además ha dado instrucciones a la Policía Judicial para que se aclaren las circunstancias de lo sucedido, informa la Fiscalía de la Comunidad de Madrid.

Los Bomberos del ayuntamiento siguen trabajando en dos zonas marcadas por perros de rescate, según ha explicado José Luis Castillo, el oficial jefe de guardia del cuerpo. Castillo ha declarado que una de las hipótesis de los trabajadores que estaban con los dos desaparecidos, dos españoles de 42 y 56 años, es que podrían estar en la quinta planta del edificio siniestrado, aunque no han podido confirmarlo.

Los bomberos trabajan con un robot, ha explicado Castillo, que entra en zonas donde no hay seguridad para los bomberos y se mueve entre una enorme masa de acero y hormigón para ir extrayendo elementos que permitan despejar el espacio donde poder buscar a los desaparecidos.

En un primer momento se hizo "una búsqueda básica de los obreros desaparecidos guardando silencio e intentando contactar con ellos por los teléfonos móviles, pero no hubo respuesta". Después, se introdujeron perros para localizar y marcar zonas, pero tampoco hubo respuesta. A continuación se utilizaron geófonos para intentar obtener respuesta en la montaña de escombros, mediante la emisión de ruidos, pero sin éxito.

"Los trabajos son complicados porque tenemos riesgos estructurales sobre nuestras cabezas; tenemos que garantizar la seguridad de los equipos de bomberos en el interior del edificio y conseguir seguir avanzando en el desescombro para intentar localizar a las víctimas", ha dicho el oficial jefe de guardia de los bomberos de la capital.

Castillo ha añadido que medio centenar de bomberos trabajan de forma simultánea en dos tajos abiertos, uno en el Paseo del General Martínez Campos y el otro en la calle Viriato. El suceso ocurrió hacia las 17:00 horas del martes cuando el forjado de la séptima planta del edificio en obras, en el número 19 del Paseo del General Martínez Campos, se desplomó y arrastró al de las plantas inferiores.

Más noticias en Política y Sociedad