Público
Público

Flores funerarias: el último adiós en tiempos de pandemia

Flores funerarias: el último adiós en tiempos de pandemia
Flores funerarias: el último adiós en tiempos de pandemia.

La llegada inesperada e implacable del COVID-19 ha transformado el modo de vida de millones de personas. El número de víctimas fatales y la curva de contagio han tenido un rápido ascenso y los servicios médicos y fúnebres se han colapsado.

Este fenómeno ha traído como consecuencia un cambio radical en los rituales funerarios. Duelos invisibles, muertes sin despedidas. Los familiares de las víctimas deben enfrentarse, además de su dolor, a protocolos y normas de bioseguridad.

Distanciamiento en la despedida

Desde los inicios de la pandemia, las autoridades sanitarias del mundo establecieron protocolos para preparar, trasladar, enterrar o incinerar a los fallecidos por COVID-19. En la mayoría de los casos, no se permite tocar las pertenencias del difunto ni tampoco su cadáver. 

Quienes mueren en los hospitales, son trasladados en una bolsa hermética hacia la morgue. Allí también se siguen medidas estrictas que incluyen equipo técnico y esterilización. En muchos países, es obligatorio tener un velatorio con ataúd cerrado y sólo pueden estar presentes un número limitado de personas y en algunos casos los cuerpos deben ser incinerados.

Esta compleja coyuntura ha limitado considerablemente la presencia de amigos, familiares y conocidos en los tanatorios.

Este doloroso distanciamiento en la despedida genera un aumento en la demanda de flores funerarias, debido a que son una de las pocas opciones permitidas por las autoridades sanitarias, para rendirle tributo a las víctimas y expresar las condolencias a sus familiares.

Los portales online especializados en este tipo de servicio, como enviocoronas.com, trabajan es estos tiempos para facilitar el proceso de compra y entrega con la mayor seguridad.

Definitivamente, la pandemia ha marcado un antes y un después en los rituales funerarios desde el punto de vista social, cultural y emocional

Beneficios de la compra online de flores funerarias

- Cuentan con un extenso catálogo.
- El producto seleccionado se puede pagar en grupo.
- Las personas pueden elegir la ofrenda que quieran desde la intimidad y comodidad de su hogar.
- Garantizan envíos urgentes en tan sólo 24 horas.
- Los pedidos se pueden realizar a cualquier hora, incluyendo festivos.

Una flor en lugar de un abrazo

La antropóloga mexicana Éricka Álvarez Juárez hace un análisis profundo sobre las consecuencias de estos cambios en el duelo y la salud mental de los sobrevivientes.

Afirma que la restricción en los velatorios es necesaria. No obstante, afecta directamente la forma en que las personas enfrentan su dolor. Donde hubo un abrazo colectivo, ahora hay flores funerarias. Esta transformación forzosa de un ritual tan íntimo y arraigado trae como consecuencia que los procesos de sanación sean más lentos y difíciles de digerir.

Para poder enfrentar esta situación tan delicada, las familias deben crear nuevos rituales íntimos que les ayuden asuperar la pérdida y a evitar que el proceso de duelo se quede estancado.

Cómo han cambiado los rituales funerarios en el mundo

Cada país tiene protocolos particulares para llevar a cabo los rituales funerarios.

- En España, se ha reducido el número de asistentes a los velatorios y no se permite que los familiares tengan contacto físico con el cuerpo de la víctima. También existen medidas de seguridad para trasladar los cadáveres.

- En Colombia la situación es diferente. Las autoridades directamente han prohibido los entierros y servicios funerarios. Cuando alguien fallece a causa del virus, su cuerpo va directamente de la morgue al horno crematorio.

- En Estados Unidos, los centros de prevención de enfermedades les permiten a los familiares incinerar o enterrar a sus seres queridos. En este caso no consideran que exista un alto riesgo de contagio por estar en contacto cercano con un fallecido.

- Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia. Sus velorios se han reducido en participación y duración. El Sindicato de Cementerios y Crematorios particulares de este país ofrece un servicio de ceremonias funerarias online como una alternativa frente a las restricciones.

- En Chile, la tecnología también está jugando un papel importante en las despedidas. Múltiples cementerios cuentan con un servicio de streaming del entierro para que las personas ausentes puedan participar en elritual a distancia.

- Los países africanos han dejado atrás sus multitudinarias ceremonias. Sólo se permite la presencia de 50 personas en los entierros y la duración máxima es de 2 horas.

- En Palestina, las víctimas confirmadas o sospechosas de COVID-19, son trasladadas rápidamente a un depósito de cuerpos. La preparación religiosa de los fallecidos, debe realizarse ante un oficial de salud ambiental. El ataúd se mantiene sellado y las tradicionales reuniones de condolencia están prohibidas.

- La República Dominicana también aplica directrices estrictas ante la muerte de un paciente de COVID-19. Los velatorios no están permitidos y el cuerpo debe enterrarse en un corto período de tiempo. Muchos familiares no tienen la oportunidad de despedirse de sus seres queridos.

Más noticias de Política y Sociedad