Público
Público
Únete a nosotros

Fondos buitre Torrejón exige a los fondos buitre que renueven los contratos y mantengan los precios del alquiler a los vecinos

PP, PSOE y Podemos aprueban por unanimidad una moción en apoyo a los cientos de inquilinos afectados por las subidas "abusivas" de las rentas que los fondos de inversión quieren imponer a los vecinos de viviendas de protección oficial.

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 3

Afectados por la subida de los alquileres del fondo de inversión Fidere en la Comunidad de Madrid, en la sede del Defensor del Pueblo.- ÁLVARO MINGUITO

El Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz ha aprobado este miércoles una declaración institucional en la que condena la venta de cientos de viviendas en régimen de protección oficial de la localidad al fondo de inversión Lazonra y a Fidere, la Socimi del fondo buitre estadounidense Blackstone. 

Se trata de un texto acordado por PP, PSOE y Podemos en el que muestran su apoyo a los inquilinos afectados por las subidas del alquiler que les han impuesto desde este verano si quieren renovar sus contratos. En algunos casos, hay subidas del 100% del precio, según denuncian los afectados, que también critican el aumento del precio para hacer efectivo su derecho a compra.

Ignacio Vázquez, alcalde de la localidad por el PP, se ha referido durante el pleno a la situación como "un abuso que se está realizando por las promotoras" y se ha felicitado por el acuerdo de todas las formaciones políticas que "favorece en gran medida la petición de vecinos y vecinas afectadas por esta abusiva subida de la renta".

En la declaración, el Ayuntamiento exige a Lazora y a Fidere que se renueven los contratos de alquiler y se prorroguen los precios que los vecinos estaban pagando, ajustando las subidas al IPC. Para los vecinos que quieran hacer valer su opción a compra, el Consistorio pide a las empresas propietarias que mantengan "idéntico" el precio máximo fijado en su momento por la Dirección General de Vivienda y Rehabilitación de la Comunidad de Madrid y que descuente el 50% de la renta pagada durante los contratos de alquiler del precio final.

"Es una pequeña victoria", ha resumido a Público Marco Trillo, afectado y portavoz de los más de 120 vecinos de su urbanización que decidieron plantarse contra la subida exigida por Fidere. "Hemos conseguido que todos los partidos se pongan de acuerdo para apoyarnos y eso significa mucho", ha explicado. Trillo ha recordado que la pasada semana ya pidieron amparo al Defensor del Pueblo, junto al Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid, e insiste en que no van a abandonar las viviendas ni a firmar unos contratos con subidas de precio de prácticamente el doble. También ha agradecido el apoyo que el alcalde les ha brindado desde el principio, ofreciéndose a negociar con Fidere y a poner en marcha una mesa de trabajo que, según este afectado, la socimi ha rechazado.

Estos vecinos mantienen la lucha contra el gigante inmobiliario desde hace meses sin haber conseguido que la empresa se siente a negociar. La pasada semana, junto al Sindicato de Inquilinos, lanzaron la campaña "MadridVsBlackstone", a la que también se han sumado otros bloques en lucha contra las subidas de precio que quiere imponerles la misma empresa en los distritos Vallecas, Caracabanchel o Getafe. "Son unas mil viviendas las afectadas en Torrejón, seis urbanizaciones enteras. No todos los inquilinos están pelando, algunos se han ido por miedo, otros han firmado, pero nosotros estamos unidos contra este abuso", sostiene Trillo, que denuncia que Fidere sólo se ha puesto en contacto con ellos para enviarles "cartas amenazantes" en las que les exigen que entreguen las llaves si no quieren firmar los contratos y hablan de "desahucios en 15 días".

Los vecinos se han concetros este miércoles en las puertas del Ayuntamiento para mostrar "su repulsa hacia los Fondos Buitre que actúan con total impunidad" subiendo las rentas de forma unilateral y "estableciendo los precios del resto de inmuebles en alquiler de la zona", lamentan, ya que son los mayores propietarios de vivienda del Soto del Henares de Torrejón de Ardoz. Esta situación, apuntan los afectados, está "favoreciendo los desahucios encubiertos de aquellos vecinos que, ante las amenazas y chantajes de Fondos Buitre como Blackstone optan
por abandonar sus viviendas".

Según han explicado fuentes del Consistorio de Torrejón, Lazora y Fidere compraron estas viviendas a varias empresas privadas que las construyeron en suelo público comprado a la Comunidad de Madrid bajo régimen de protección oficial. Ahora que ha pasado el tiempo durante el que tiene que alquilarse o venderse a los precios establecidos, los fondos buitre han decidido aumentar tanto los alquileres como los precios de compra.

Más noticias en Política y Sociedad