Público
Público

Incendio forestal El fuego en Tarragona sigue fuera de control y llega hasta Lleida

Los bomberos han trabajado a lo largo de esta mañana con el objetivo de que las llamas no se extiendan y han conseguido estabilizar algunas de las zonas afectadas, aunque las altas temperaturas entorpecerán las medidas de extinción.

El incendio forestal que quema de Ribera d'Ebre sigue descontrolado y afecta ya a más de 6.500 hectáreas./ JAUME SELLART (EFE)

PÚBLICO | AGENCIAS

El incendio en La Ribera d'Ebre continúa hoy activo, sin control y ha llegado hasta Lleida. Los bomberos han trabajado a lo largo de esta mañana con el objetivo de que las llamas no se extiendan y han conseguido estabilizar algunas de las zonas afectadas, entre ellas, varias granjas con animales dentro, a las que han permitido entrar a los propietarios para suministrar agua a los supervivientes. En estos momentos los bomberos continúan en máxima alerta. Todavía esperan el pico de la ola de calor, que va a llegar hasta los 44 grados en Tarragona, y entorpecerá las medidas de extinción. 

El jefe del operativo de los Bombers de Catalunya, Antoni Ramos ha sostenido que  el incendio "ha progresado como esperábamos, y hemos conseguido los objetivos que nos habíamos marcado", ha explicado esta mañana en una entrevista en TV3. Por el momento, el fuego no está controlado. "De ninguna de las maneras", ha aseverado Ramos.

El fuego lleva más de 6.500 hectáreas quemadas desde que se desató este miércoles por la noche, aunque tiene una previsión de que su potencial de incendio es de 20.000 hectáreas ya que continúa sin control. Ramos ha advertido de que este viernes prevén "un día peor " porque las condiciones meteorológicas apuntan más calor y esperan que se levante el viento.

Este viernes prevén "un día peor" porque las condiciones meteorológicas apuntan más calor

Los Agentes Rurales han apuntado este jueves que el incendio de la Ribera d'Ebre tiene su origen en una "mala gestión" del estiércol en una granja de pollos en La Torre de l'Espanyol, donde se apiló la gallinaza en una zona que no correspondía y entró en auto-combustión por el viento y el calor. Así lo han señalado el inspector jefe de los Agentes Rurales, Antoni Mur, desde Barcelona, y el jefe de los Agentes Rurales en las Tierras del Ebro, Miquel Àngel García, desde el centro de mando de Vinebre donde se lucha contra el incendio sin control. 

"En condiciones adversas como las de este miércoles esto puede llegar a la ignición", ha asegurado el jefe de los Agentes Rurales en las Tierras del Ebro, Miquel Àngel García. Ha reconocido que "se trata de un fenómeno poco habitual", pero ha recordado que "ya ha habido antes incendios por combustión espontánea de materia orgánica de este tipo" de estiércol. Más de 40 personas han sido desalojadas de casas o masías por la proximidad de las llamas y de ellas 22 han pasado la noche en un centro de acogida instalado en Flix.

El gobierno envía 12 medios aéreos

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha enviado una docena de medios aéreos a la extinción del fuego que sigue fuera de control en Torre del Español (Tarragona) y que en el tercer día ha quemado ya más de 6.000 hectáreas. Según ha informado el Ministerio, desde primeras horas de la mañana se han enviado a la zona dos aviones anfibios Canadair de 5.500 litros de capacidad de descarga, procedentes de las bases de Torrejón en Madrid y de Zaragoza; dos aviones de carga en tierra Airtractor 802, de 3.100 litros de capacidad de depósito, de la base de Empuriabrava (Girona), así como dos aviones anfibios Fireboss, de la base de Reus (Tarragona).

Asimismo, participan en la extinción un helicóptero bombardero tipo Kamov, de 4.500 litros de capacidad de descarga, que tiene su base en Muchamiel (Alicante), dos brigadas de refuerzo contra incendios forestales (BRIF) con sus helicópteros de transporte y extinción, y un avión de comunicaciones procedentes de las bases de Daroca (Zaragoza) y Prado de los Esquiladores (Cuenca), que combaten el fuego desde tierra.

Cada una de estas dos brigadas está equipadas con dos helicópteros de transporte y extinción. De manera complementaria, se ha enviado un avión de comunicaciones (ACO), desde Matacán (Salamanca), para la toma de imágenes necesarias para conocer la situación del siniestro.

Más noticias