Público
Público

Fundación Avintia Carmen Varela: "Vamos a construir alojamientos temporales para aquellos que tengan familiares ingresados"

'Público' habla con la directora de la Fundación Avintia, Carmen Varela Gallego, que espera tener para finales de 2020 un edificio en el barrio de Valdebebas en el que poder alojar a personas no residentes en Madrid con parientes ingresados en los hospitales de La Paz y Ramón y Cajal.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Carmen Valera Gallego, presidenta de la Fundación Avintia. CHRISTIAN GONZALEZ

La Fundación Avintia lleva dos años gestando un proyecto para dotar de una vivienda temporal y gratuita a familiares de pacientes ingresados en los hospitales universitarios La Paz y Ramón y Cajal que no cuentan con una cama de acompañante en la habitación. Los principales casos son los de aquellos familiares de pacientes en la UCI o unidades de neonatos.

De esta manera, la institución y busca garantizar alojamiento a aquellas personas que no vivan en la capital pero tengan familiares ingresados.

Carmen Varela Gallego, directora de la Fundación Avintia, relata a Público la iniciativa que desarrollan.

¿Cuándo surge el proyecto?

Llevamos dos años gestándolo y moviéndonos para conseguir un suelo donde edificar y que la administración se ponga de nuestro lado. En La Paz empezamos a plantear la idea porque ya nos habían hablado de esta necesidad. Nos estuvieron contando el problema de los familiares alojados en la UCI, donde solo se puede entrar dos horas por la mañana y dos por la tarde.

Al año llegan 27.000 pacientes a Madrid que no residen en la ciudad, así que se tienen que buscar la vida aquí. El alquiler es caro, los hoteles también..., además, en ocasiones se desplaza toda la familia y la carga económica es mayor. Por eso decidimos darle salida a ese problema: vamos a construir alojamientos temporales para aquellos que tienen familiares ingresados y ofrecerlos gratuitamente. 

Hemos calculado que en cada uno de los cinco módulos que vamos a construir hay 10 habitaciones. En cada habitación entrarán unas 3 o 4 personas, así que en total al año serían unas 1.000 personas las que pasarían por allí.

¿El proyecto sólo se aplica en la Comunidad de Madrid?

De momento sí, aunque la intención es trasladarlo a otras comunidades. En una primera etapa vamos a dar cobertura a La Paz y al Ramón y Cajal. Sabemos que en Málaga, por ejemplo, también tienen esta necesidad, así que estaríamos encantados de ampliarlo. Es verdad que en Madrid es dónde están los hospitales de referencia, pero hay muchas otras ciudades donde estaríamos encantados.

Carmen Valera Gallego, presidenta de la Fundación Avintia. CHRISTIAN GONZALEZ

La licencia está presentada desde abril. Queremos que el primer módulo funcione nueve  meses después de cerrar el acuerdo. La idea es que en el último trimestre de 2020 ya esté en funcionamiento.

¿Cómo se elegirá a las familias que ocuparán las habitaciones?

Se gestionará todo desde los Servicios Sociales del Hospital, que son los que saben las necesidades reales de las familias, el tiempo que el paciente va a estar ingresado, las rentas de las familias..., ellos son los que controlarán cuando una habitación se queda libre, cuando un ingresado pasa a planta y por tanto se puede quedar vacía una habitación, etcétera. 

Este servicio es complementario del que prestan las Administraciones. El servicio sanitario está para dar cobertura al enfermo, no a la familia. Normalmente las Administraciones se apoyan en fundaciones y ONG para este tipo de iniciativas

¿Cómo se financia el proyecto?

Todo es a base de donaciones. El Grupo Avintia, al ser matriz madre, da una parte. También estamos hablando con otros inversores y empresas privadas. 

Es un proyecto social, por lo que creo que ningún gobierno deba poner trabas. No es un sitio donde se vaya a ganar dinero, vamos a cubrir necesidades que la Administración no cubre. 

El mantenimiento posterior se gestionará a través de crowdfunding, torneos benéficos..., todo ello destinado a su sostenibilidad. Haremos galas benéficas, cenas, eventos... Lo conseguiremos a base de 'muchos poquitos'.

Más noticias en Política y Sociedad