Público
Público

Gastos Coronavirus La nueva "tarifa sanitaria" de los colegios concertados: 159 euros por alumno como recurso contra la covid-19

El dinero irá destinado a la compra de materiales como gel, termómetros, alfombrillas y mascarillas para el profesorado.

Mesas y sillas recogidas en un aula del Centro de Educación Infantil La Gacela, cerrada durante la fase 1 de la desescalada en Valencia. / EuropaPress
Mesas y sillas recogidas en un aula del Centro de Educación Infantil La Gacela, cerrada durante la fase 1 de la desescalada en Valencia. / EuropaPress

público

La nueva normalidad después de dos meses y medio de confinamiento por la pandemia de la covid-19 llega con sorpresas para las familias cuyos hijos acudan a algunos de los colegios concertados en España. Es el caso del colegio Estudiantes del barrio madrileño de Las Tablas.

Desde el centro concertado ya han informado que el próximo curso impondrán una nueva cuota extra en concepto de "tarifa sanitaria", una cuota que el centro explica que es "voluntaria pero recomendada" y que serviría para sufragas los gastos de la compra de material de prevención contra la covid-19. 

Según han explicado desde el colegio la cuota se basa en el pago de 159,50 euros anuales, que se pueden fraccionar en tres pagos, que irán destinados a la compra de materiales como geles, termómetros, alfombrillas para desinfectar zonas comunes y suelas de los zapatos, además de, los honorarios del personal de limpieza del centro.

Por otro lado, ese dinero incluiría la compra de mascarillas exclusivamente para el personal docente del centro, es decir, excluyendo a los alumnos, quienes deberán traerlas de sus domicilios.

"Más de 300.000 euros va a costarle a este colegio de cerca de 2.000 alumnos de Infantil a Bachillerato mantener a raya la pandemia a partir de septiembre", según ha explicado Fernando Sánchez, el director del colegio en declaraciones al diario El Mundo.

Las mascarillas de los alumnos no están incluidas en el precio porque cuando se aprobó la cuota aún no eran obligatorias 

Asegura que la tasa "no es un concepto para hacer negocio y solo cubre costes", y que además, "es voluntaria, aunque recomendable, pues sirve para contribuir ente todos a que los alumnos estén en un entorno seguro".

Hasta el momento la ley establece que este tipo de cuotas deben ser siempre voluntarias. Este es el único centro que ha impuesto la tasa hasta el momento, según fuentes de la patronal Escuelas Católicas.

Han seguido cobrando las cuotas

Durante la crisis por la covid-19 y desde que el Gobierno impusiera el estado de alarma algunos colegios concertados de la Comunidad de Madrid continuaron cobrando las cuotas a los padres de los alumnos, pese a que las clases presenciales se suspendieron el pasado 11 de marzo.

Este fue el caso del colegio Alborada en Alcalá de Henares, que avisó a las familias del cobro del recibo del pasado mes de abril. "En dicho recibo aparecerá exclusivamente el cargo relativo a las actividades y servicios complementarios (hace referencia a profesores de actividades complementarias, tutores docentes personales, talleres de inglés…). El resto de conceptos (comedor, permanencia, ruta, actividades extraescolares, etc.) no se cargarán hasta que volvamos a la actividad presencial habitual", se les explicaba a los padres en la misiva, que recogió Eldiario.es.

Desde la FAPA Giner de los Ríos de Madrid se denunciaba que muchos de estos centros seguían cobrando con total normalidad, pese a que no había clases que las justificasen.

Más noticias de Política y Sociedad