Público
Público

Contaminación El Govern fija enero de 2021 como límite para reducir contaminación en Barcelona

Tras la denuncia interpuesta por la Comisión Europea ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Govern ha prometido acelerar "todas las acciones y actuaciones programadas" en su lucha por mejorar la calidad del aire de la ciudad.

El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet, durante una sesión del pleno del Parlament de Catalunya. / David Zorrakino Europa Press

efe

El conseller catalán de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, ha establecido enero de 2021 como fecha límite para reducir la contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) en Barcelona, tras la denuncia interpuesta por la Comisión Europea ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Calvet ha mantenido esta mañana una reunión de urgencia con representantes del Ayuntamiento de Barcelona, municipios del área metropolitana, tráfico, puerto y aeropuerto y Delegación del Gobierno para tomar medidas para frenar la contaminación, después de que la CE haya llevado a España ante la justicia europea por los elevados índices de contaminación en Barcelona y Madrid.

Después en rueda de prensa, el conseller ha explicado que el objetivo principal es garantizar "una calidad de aire buena" y tener unos valores claros de disminución de contaminación cuando el tribunal europeo dicte su sentencia.

La medida "estrella" para cumplir con los límites de contaminación es la implementación en enero de 2020 de la Zona de Bajas Emisiones en Barcelona, que comprenderá un espacio de 95 kilómetros cuadrados entre las rondas, que reducirá en 124.000 el número de coches contaminantes que circulan por la ciudad, según la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz.

En enero de 2020 se implantará una 'Zona de Bajas Emisiones' en Barcelona

Sanz ha recordado que ya está "todo preparado" para que la zona comience a funcionar de forma progresiva el próximo mes de enero y que desde el ayuntamiento no darán "ni un paso atrás" en su lucha por mejorar la calidad del aire de la ciudad y ha prometido que acelerarán "todas las acciones y actuaciones programadas, es una cuestión muy urgente".

El Govern estudia colocar "peajes de congestión"

Sanz ha recordado que también están estudiando la posibilidad de colocar un "peaje de congestión" en Barcelona para controlar la entrada y salida de vehículos.

LA "Euroviñeta" es una tarifa plana y temporal que varía en función del uso de las carreteras

La teniente de alcaldía ha afirmado que quieren tener lo antes posible una propuesta clara y completa "por si hace falta implementar" esa medida de forma urgente.  El peaje de Barcelona se implementará en el caso de que la zona de bajas emisiones sea insuficiente para reducir los niveles de NO2 en la ciudad.

Junto a la zona de bajas emisiones de la ciudad condal, el conseller Calvet ha comentado la posibilidad de ampliar este espacio a otros municipios del territorios del área metropolitana de Barcelona.

Calvet ha explicado que la intención del Govern es acabar con los peajes en toda Catalunya para implantar el modelo "Euroviñeta", una tarifa plana y temporal que varía en función del uso que se haga de las carreteras.

La Generalitat pretende llegar a un acuerdo con Fomento

El plan de la Generalitat es llegar a un acuerdo con el Ministerio de Fomento para crear un consorcio encargado de recaudar los fondos de estas tarifas e invertirlos en mantener la red, mejorar el transporte público y ambientalizar las flotas.

"La implementación de la zona de bajas emisiones va paralela a un estudio para mejorar el transporte público", según la teniente, Janet Sanz

Junto a las zonas de bajas emisiones y reforma del sistema de peajes, otras de las medidas acordadas en la reunión de este lunes han sido el aumento de los carriles bus-VAO, la tarificación de las zonas de aparcamiento en función del grado de contaminación de los vehículos y la electrificación de los muelles del puerto de Barcelona.

A medio plazo, las administraciones locales se han comprometido a aumentar y mejorar la calidad del transporte público en la ciudad, con medidas como la unión de los dos tranvías y la finalización de la L9 y L8 de metro.

Calvet ha insistido en que están "preparados" para mejorar y abaratar la red de transporte público en el caso de que se produzca un nuevo episodio de contaminación.  "La implementación de la zona de bajas emisiones va paralela a un estudio para mejorar el transporte público de la ciudad", ha afirmado Sanz.

El conseller Calvet ha reconocido que, tal y como denuncia la Comisión Europea, los valores de NO2 en Barcelona y el Vallès y Baix Llobregat sobrepasan "ligeramente" los límites establecidos, pero explica que durante los últimos años la situación ha mejorado.

"En 2010, diez estaciones de Barcelona sobrepasaban los niveles de NO2, y ahora sólo hay dos con valores por encima del límite", ha concluido. 

Más noticias