Público
Público

Guadahortuna Declaran culpable al hombre que tiroteó a su mujer en una localidad de Granada

Según el Ministerio Público, el acusado llevó la violencia de género "hasta las últimas consecuencias" contra su pareja, a la que disparó en plena calle y con la que mantuvo una "conducta machista" durante los 25 años de matrimonio.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer porta una pancarta en contra de la violencia machista | EFE

Un jurado popular ha declarado culpable al hombre de 54 años juzgado esta semana en la Audiencia de Granada por matar a tiros a su mujer en plena calle, en el municipio de Guadahortuna el 16 de junio de 2018. 

El jurado ha considerado probada la culpabilidad del procesado, Fernando Q.P., y ha tenido en cuenta la existencia de alevosía, circunstancias agravantes y ninguna atenuante, por lo que esta letrada cree que "se ha hecho justicia", según informa la abogada de la acusación particular, Montse Linares,

La Fiscalía y la acusación particular piden 28 años de prisión para el acusado, al que atribuyen los delitos de asesinato y tenencia ilícita de armas, en esta causa que se ha juzgado en la Sección Segunda de la Audiencia y en la que la Junta de Andalucía ha ejercido la acción popular. 

El veredicto de culpabilidad se produjo este jueves, horas después de que el jurado que enjuicia desde este lunes al acusado recibiera en la mañana del jueves el objeto del veredicto y comenzara su deliberación. 

"Una película de alienígenas y hormigas"

Al inicio del juicio, Fernando Q.P. aseguró que el día de los hechos, el 16 de junio de 2018, había bebido y que disparó al ver "bichos", como unas "hormigas gigantes". Según su relato, estando en casa de su madre oyó voces en la calle, pensó que podría tratarse de una pelea, cogió un arma y, tras encontrarse con parte de su familia, tuvo que abatir a las referidas hormigas. 

La Fiscalía sostuvo que el procesado estaba en su derecho de contar lo que calificó como "una película de alienígenas y hormigas", pero insistió en la intención clara del hombre de matar a su mujer y negó además que él hubiera podido sufrir "alucinaciones". 

El agresor no consintió no poder "dominar" a su mujer

Según el Ministerio Público, el acusado llevó la violencia de género "hasta las últimas consecuencias" contra su mujer, con la que mantuvo una "conducta machista" durante los 25 años de matrimonio. 

"No la trataba bien, la insultaba continuamente y ella le había dado muchas oportunidades", relató este miércoles la fiscal, quien indicó que el agresor no consintió no poder "dominar" a su mujer, persona que consideraba "suya", cuando ella decidió separarse. 

La fiscal señaló asimismo que la versión dada por el procesado no puede considerarse una confesión y que tampoco se ha demostrado que actuara con arrebato u obcecación como sí argumentó su defensa.

Más noticias en Política y Sociedad