Público
Público

Guadalajara Una asociación de carácter católico convoca una concentración en apoyo al desahucio en una de sus viviendas

La Sociedad San Vicente de Paúl quiere apoyar a la comitiva judicial que será la encargada de desahuciar a un inquilino que pleitea ante el Tribunal Supremo la titularidad de la vivienda que habita. El desalojo, que se ha parado hasta en dos ocasiones, también contará con la presencia de activistas que intentarán evitarlo.

Decenas de personas acudieron a parar el desahucio de Diego Catriel en Guadalajara. / María Duarte

Diego Catriel Herchhoren podría ser desahuciado el próximo 19 de diciembre. Este es el tercer intento de desalojo por parte de la Sociedad de San Vicente de Paúl (SSVP), que administra 96 viviendas en varios bloques del barrio del Alamín, en Guadalajara. Aunque la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha convocado una vigilia durante la noche y una concentración desde primera hora de la mañana para apoyar al afectado, la SSVP es quien tiene el permiso para concentrarse frente al portal en cuestión, lo que incentiva posibles enfrentamientos. 

La SSVP es una entidad formada por personas católicas, según sus estatutos, que gestiona casi un centenar de casas destinadas a las personas con menos recursos. El conflicto se plantea cuando, según Herchhoren, la titularidad de la vivienda que habita le pertenece ya que su abuela fue quien vivió en esa casa pagando un alquiler mensual. Tal y como defiende el afectado, ese inmueble le pertenece ya que la titularidad de las escrituras debería haber pasado a su abuela una vez que se hubiera pagado el coste total de la vivienda siendo abonado en diferentes mensualidades. 

Desde la congregación de "carácter humanitario y benéfico social", tal y como ellos se describen en sus estatutos, niegan esta máxima amparándose en dos sentencias sobre la disputa en las que les dan la razón. "Por eso se ha presentado un recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS), para que se dirima el derecho que tienen desde la SSVP de exigir alquileres en cuanto y tanto aún no está claro quién es el propietario de la vivienda", comenta Gustavo Rioja, el portavoz de la PAH en la localidad alcarreña, alegando que las sentencias que preceden al futuro pronunciamiento no se centran en la titularidad de los inmuebles, que es la cuestión de fondo desde su punto de vista. 

Tercer intento de desahucio

Por todo ello, Herchhoren se niega a abonar las mensualidades que le requieren desde la SSVP, lo que llevó a la congregación benéfica a impulsar un proceso de desahucio contra él. En el histórico de acciones al respecto, este alzamiento ya se ha parado dos veces: la primera por un recurso presentado antes los tribunales por el propio afectado y la segunda debido a una gran presión popular, algo que se materializó en el hecho de que la comitiva judicial ni siquiera se acercó al portal para levantar acta.  

Activistas de la PAH celebran la suspensión del desahucio de Diego Catriel Herchhoren el 12 de noviembre./ María Duarte.

Algo que no había ocurrido hasta la fecha es la convocatoria que desde la SSVP y mediante Ángel García, el presidente de la SSVP en Guadalajara, han realizado para concentrarse ante las puertas de la vivienda en la que "se apoyará a la comitiva judicial y presionará a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (JCCM) para que se quede con las viviendas", en palabras del propio presidente de la Sociedad en Guadalajara. Este hecho alude a la posición que defienden desde la SSVP que no tendría problema en traspasar las casas a la JCCM, quien tiene las competencias en materia de vivienda. En este sentido, esta concentración no está siendo difundida públicamente sino por canales internos de la organización, lo que dificulta el hacer una previsión de las personas que secundan la convocatoria. 

La PAH contraprograma otra concentración

Cartel de la concentración convocada para frenar el desalojo de Diego Catriel el 18 de diciembre en Guadalajara. / Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH)

"Para nosotros, su concentración es una provocación porque quieren enfrentar a los ciudadanos de Guadalajara sin ningún sentido. No se comprende cómo se puede llamar a una concentración de apoyo a la Policía y la comisión judicial para que desahucien a alguien. Pero ellos mismos se colocan y posicionan", dice al respecto Rioja. Cuestionado el portavoz de la PAH sobre posibles represalias hacia las personas concentradas por parte de la Plataforma, debido a que su convocatoria no está autorizada, éste dice que no cree que se produzcan, "aunque dependen de cómo actúe la Policía, que nunca se sabe", en sus propios términos.

García, por su parte, pidió el permiso de concentración a finales de noviembre, adelantándose así a la PAH. Respecto a posibles altercados entre manifestantes, el integrante de la SSVP dice lo siguiente: "Por nuestra parte no habrá ningún enfrentamiento. Si hay personas no autorizadas ocupando el lugar en el que deberíamos estar nosotros será la Policía la que actuará en consecuencia de forma totalmente independiente a mí", que es el convocante de la concentración autorizada.

EL TS se pronunciará dentro de meses

Desde la SSVP han comunicado a la Subdelegación del Gobierno en Guadalajara que asistirán unas 150 personas, pero García acepta que puso esa cifra en el escrito "porque había que poner un número", tal y como declara a Público. La PAH, por su parte, prevé la asistencia de dos centenas de activistas, tal y como recoge su comunicación a la Subdelegación. 

"Parece que hay gente que no ha salido de la Edad Media y aún se piensa que existen turbas inquisitoriales", ha resumido la situación el afectado refiriéndose al llamamiento de la SSVP. Del mismo modo, Herchhoren piensa que si la PAH consigue congregar la misma cantidad de personas que en la anterior ocasión, unas 70 personas, este alzamiento también se postergará.

Ante la situación actual de su caso en particular, el recurso de casación presentado ante el TS se encuentra en la primera fase, que es el proceso de admisión. "Yo creo que hasta mayo o junio de 2020 no tendremos ninguna notificación al respecto; y a partir de ahí el recurso entraría en fase de resolución", agrega el letrado y potencial desahuciado. Preguntado sobre qué haría si el TS desestimara el recurso, Herchhoren comenta que aún no se ha parado a valorar esa posible situación.

Más noticias de Política y Sociedad