Público
Público
Abuso laboral

Los guardias civiles que prestan servicio a la Casa Real denuncian las malas condiciones de trabajo

Tres asociaciones del cuerpo aseguran que se "obliga" a los agentes "a decir, de puertas para fuera, que es una unidad excelente con unas condiciones de trabajo óptimas".

18/06/2014 - Un agente de la Guardia Civil con un perro en los jardines del Palacio Real. / EFE
Un agente de la Guardia Civil con un perro en los jardines del Palacio Real. / EFE

público 

Tres asociaciones de la Guardia Civil denuncian las malas condiciones de trabajo de los agentes que prestan servicio a la Casa Real. "Sufren constantes incumplimientos de sus derechos laborales", afirman a través de un comunicado.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), la Unión de Guardias Civiles (Unión GC) y la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) apuntan que el Teniente Coronel Jefe se niega a recibirles para abordar "estos graves problemas".

Las asociaciones apuntan a una falta de relevos en los servicios nocturnos y el sistema de vacantes de libre designación. "Este sistema de provisión de puestos de
trabajo, tal y como venimos denunciando hace que el nombramiento y el cese en un puesto dependa de la absoluta discrecionalidad del mando, cuya 'pérdida de confianza' puede ser elemento suficiente para dejar a un Guardia Civil sin destino", añaden en el comunicado. 

También señalan la reducción de descansos a un único día a la semana "cuando la norma contempla dos días" y que la "realización de servicios maratonianos e imposibilitan la efectiva conciliación familiar y laboral".

Además, detallan que se "obliga" a los agentes "a decir, de puertas para fuera, que es una unidad excelente con unas condiciones de trabajo óptimas". Critican el mal ambiente de trabajo que se genera, "donde nadie puede quejarse por temor a las posibles represalias a la bajada en el informe personal que realizan los mandos a los agentes de esa unidad (IPEGUCI), o la expulsión de la Unidad por 'pérdida de confianza'", afirman. 

En el comunicado, las asociaciones piden una "solución inmediata a estos incumplimientos de la legalidad" para que los agentes del cuerpo "disfruten de los mismos derechos que todos sus compañeros y compañeras de otras unidades, y sea respetada su dignidad, intimidad y conciliación familiar y laboral".

No es el primer caso de abuso laboral que salpica a la casa real. El pasado jueves 16, Inspección de Trabajo concluyó en un informe que hubo fraude de ley con los trabajadores con discapacidad del Palacio Real. Los empleados denunciaron que llegaron a trabajar 11 horas al día por 550 euros al mes, solo tenían diez minutos de descanso y algunos firmaron el contrato el mismo día que les entregaban el finiquito.

Más noticias