Público
Público

El hospital donde murió Neil Armstrong pagó 5,3 millones de euros a la familia por  negligencia médica dos años después

La muerte del astronauta en agosto de 2012 se produjo por complicaciones después de una cirugía cardiovascular, que la familia achacó a una atención postoperatoria deficiente. Este tipo de acuerdos suelen incluir cláusulas de confidencialidad, que ahora podría haberse violado, por lo que la familia podría verse obligada a devolver la indemnización.

Neil Armstrong

Público | efe

El hospital Mercy Health-Fairfield de Cincinnati (Ohio), el centro médico en el que murió Neil Armstrong en agosto de 2012, pagó seis millones de dólares (unos 5,3 millones de euros) a la familia del astronauta en 2014 tras renunciar ésta a presentar una demanda contra el hospital, al que acusaba de causar la muerte de sus famoso pariente por una negligencia médica, según ha informado el diario The New York Times.

Según publicó el diario neoyoquino este miércoles –pocos días después del 50º aniversario de la llegada del hombre a la Luna–, la muerte de Armstrong en 2012 se produjo por complicaciones después de una cirugía cardiovascular, que la familia achacó a una atención postoperatoria deficiente.

En 2014, el hospital aceptó pagar los seis millones de dólares como compensación para evitar la mala publicidad si hubiera salido a la luz una demanda de la familia por una supuesta mala atención que habría costado la vida al héroe americano, que fue el primero en pisar el satélite terrestre.

Tal y como publica The  New York Times que recibió una copia de documentos relacionados con la muerte del astronauta y documentos judiciales posteriores, Armstrong se sometió a un bypass el 12 de agosto de 2012. Cuando las enfermeras retiraron los cables de un marcapasos temporal, el hombre, de 82 años, comenzó a sangrar, lo que conllevó, finalmente, a su muerte el 25 del mismo mes.

En 2014, pocos días antes del 45º aniversario de la hazaña de Armstrong, la mujer de uno de sus hijos, que es abogada, amenazó en un correo electrónico remitido al hospital con hacer pública "información sobre Neil que nadie conoce" y que era muy requerida por cineastas y escritores.

El reparto de los seis millones de dólares fue de 5,2 a partes iguales para sus hijos, Mark y Rick; 250.000 dólares, cada uno, para el hermano y la hermana del astronauta; así como 24.000 para cada uno de sus seis nietos.

"Ninguna institución quiere estar remotamente asociada con la muerte de uno de los grandes héroes de Estados Unidos"

"Ninguna institución quiere estar remotamente asociada con la muerte de uno de los grandes héroes de Estados Unidos", señaló la abogada de la familia, Bertha Helmick, durante las negociaciones con la institución.

Los acuerdos secretos entre la familia y el hospital en supuestos de negligencia médica son habituales en Estados Unidos, y suelen incluir cláusulas de confidencialidad, como en el caso del acuerdo con Armstrong, cuya publicidad podría implicar la devolución íntegra del pago.

El secretismo con el que se llevó a cabo la operación fue tal que, durante consultas con expertos médicos, los responsables del hospital optaron por utilizar el seudónimo "Ned Anderson" para evitar cualquier relación con la muerte del astronauta.

Ningún miembro de la familia quiso hacer declaraciones, sujetos como están a acuerdos de confidencialidad, pero el hospital, a través del periódico Cincinnati Enquirer, se mostró "decepcionado" por la salida a la luz del acuerdo, "tanto para nuestra institución como para la familia del paciente que habían deseado mantener este asunto legal en privado". 

Más noticias