Público
Público

Hospitalizados dos niños de 5 y 7 años en Girona por una intoxicación con cocaína

Los menores, que ya han sido dados de alta, consumieron la droga accidentalmente al estar a su alcance en la casa donde vivían. La madre está detenida y el padre será interrogado este martes por los Mossos. 

Hospital Josep Trueta de Girona, donde fueron ingresados los menores intoxicados con cocaína.

efe

Dos niños de cinco y siete años de Cassà de la Selva, en Girona, han sido dados de alta tras pasar tres días ingresados en el Hospital Josep Trueta por una intoxicación por cocaína.

Según han confirmado los Mossos d'Esquadra, las primeras investigaciones policiales apuntan a que se trató de un consumo accidental debido que la sustancia estupefaciente habría estado al alcance de los menores en su casa.

Los Mossos detuvieron a la madre como presunta autora de un delito relacionado con los derechos y deberes familiares y este martes está previsto que el padre sea interrogado por los agentes del Área de Investigación Criminal (AIC) de Girona, que se han hecho cargo del caso.

La intoxicación se descubrió la mañana del domingo gracias a la propietaria de un bar de Cassà de la Selva, donde estaban la madre y los dos niños, que les observó una actitud que consideró muy extraña.

La propietaria alertó al teléfono de emergencias 112 y una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) se presentó en el bar, hicieron un primer reconocimiento a los pequeños y los trasladaron al hospital Trueta de Girona.

Una vez allí, se les practicaron distintas pruebas y se detectó la presencia de sustancias estupefacientes, en concreto de cocaína, en poca cantidad.

Los investigadores detuvieron a la madre y dejaron sin efecto la detención a la espera de que sea citada por el juez de guardia de Girona que lleva el caso.

Por su parte, está previsto que el padre sea interrogado hoy por los agentes en la Comisaría de Vista Alegre de Girona.

Los dos niños, que ya han sido dados de alta tras expulsar de su organismo toda la droga, evolucionaron favorablemente durante las 36 horas que permanecieron en observación.

La policía puso este caso en conocimiento de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA), que abrió un expediente informativo sobre la familia y que, a la espera de que se resuelva, ha dictaminado que los menores queden bajo la custodia de una familiar.

Más noticias de Política y Sociedad