Público
Público

Huelga El Prat La sobrecarga de trabajo lleva a los empleados de tierra de Iberia en El Prat a la huelga

El comité de huelga reclama a la empresa estabilizar el empleo, transformando la totalidad de los trabajadores fijos a tiempo parcial a fijos a tiempo completo, y pasar a fijos a 400 trabajadores eventuales, de una plantilla de más de 1.000 personas.

Avión de Iberia en una foto de archivo.

agencias

Los trabajadores de tierra de Iberia en El Prat hacen huelga durante este fin de semana para protestar por la sobrecarga de trabajo y la acumulación de horas extras. Hasta última hora, patronal y trabajadores negociaron un acuerdo que no prosperó. 

La Generalitat de Catalunya, convocante de esta reunión, comprobó como tras más de seis horas y media de reunión, el encuentro finalizó sin acuerdo, por lo que se mantienen los paros convocados en los días previos. 

La huelga ha obligado a cancelar decenas de vuelos en El Prat, ya que el personal de tierra de Iberia presta servicio a un total de 27 aerolíneas, entre ellas Vueling, British Airways, Air Lingus o Level.

Vueling, la aerolínea que más vuelos opera en El Prat, es la compañía más afectada, con la cancelación de 112 vuelos, lo que afectará al 7% de los viajeros, el 95% de los cuales serán reubicados en otros aviones el mismo día o al siguiente.

El comité de huelga reclama a la empresa estabilizar el empleo, transformando la totalidad de los trabajadores fijos a tiempo parcial a fijos a tiempo completo, y pasar a fijos a 400 trabajadores eventuales, de una plantilla de más de 1.000 personas.

"Abuso de horas extraordinarias obligatorias" o la reorganización de turnos son sus principales protestas

Los representantes de los trabajadores creen que eso solucionaría la mayoría de problemas que sufre actualmente la plantilla, como el "abuso de horas extraordinarias obligatorias" o la reorganización de turnos y horarios que permitirían a la plantilla de Iberia Barcelona trabajar en "condiciones dignas".

Iberia ha respondido a estas acusaciones y ha afirmado que la aerolínea no puede negociar la transformación de los contratos del personal del Aeropuerto de El Prat porque está fuera del ámbito de competencias del comité de empresa en el aeropuerto barcelonés.

No se puede negociar localmente, según Iberia

Según Iberia, en el marco de las negociaciones iniciadas por otra huelga convocada por las mismas fechas el año pasado, los sindicatos mayoritarios en El Prat acordaron que de esta cuestión se encargaría la comisión de empleo de la compañía, y al ser un acuerdo suscrito a escala estatal, la transformación de contratos no puede negociarse en el ámbito local.

En concreto, el Gobierno catalán ha solicitado información sobre los vuelos programados durante los paros, el número de total de pasajeros y el número de compañías a las que Iberia da algún tipo de servicio, y que por lo tanto podrían verse afectadas también por la huelga.

El Gobierno autónomo ha recordado que, en caso de incidentes, los usuarios tienen derecho a presentar una reclamación a las aerolíneas de forma presencial, en la web o por teléfono y, si no se resuelve en un mes, pueden dirigirse a cualquier organismo público de consumo.

Un buen seguimiento de la huelga

El Ministerio de Fomento decretó  servicios mínimos del 100% de los vuelos domésticos con territorios no peninsulares, el 54% de los internacionales y el 32% de los peninsulares cuya alternativa de transporte sea inferior a cinco horas.

El portavoz de UGT Iberia Barcelona, Omar Minguillón, ha valorado positivamente el seguimiento de la huelga del personal de tierra de Iberia, que ha cifrado en un 80%, a la vez que ha criticado que los servicios mínimos son "abusivos" y que 7 de cada 10 trabajadores deben cumplirlos. Iberia, en cambio, ha cifrado en un 14,91% el seguimiento.

Aunque por ahora la situación en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat es de tranquilidad, los representantes de los trabajadores han señalado que durante esta tarde y mañana se pueden "notar más" los efectos de la huelga.

La lluvia, elemento conflictivo

Además de la huelga, la lluvia se ha convertido en protagonista, ya que la pista ha estado cerrada durante media hora desde las 12.53 de la mañana de este sábado, según informa Europa Press

Tras este altercado, la pista ha sido reabierta para atender los aterrizajes que llegan al aeropuerto barcelonés. 

Más noticias