Público
Público
Únete a nosotros

Huelga urgencias La Paz Convocan una huelga en las Urgencias de La Paz tras años pidiendo un refuerzo del servicio

Los trabajadores fijan una jornada de paro el 29 de mayo después de que ni la dirección del hospital ni la Consejería de Sanidad hayan respondido a sus demandas. Exigen que no se cierren camas en verano, que se recuperen las más de 70 perdidas durante la crisis y más personal, entre otras demandas. Cuentan con el respaldo del sindicato MAS, mayoritario en las Urgencias del hospital

Publicidad
Media: 4.80
Votos: 5

Hospital La Paz.

Después de años denunciando sin éxito la precaria situación, los trabajadores de las Urgencias del Hospital Universitario La Paz de Madrid han decidido convocar una jornada de huelga el próximo 29 de mayo, según han informado a Público fuentes sindicales.

La decisión, impulsada por la plataforma "Urgencias y emergencias en lucha", fue aprobada en asamblea el pasado 14 de mayo y, este viernes, el sindicato Movimiento Asambleario de Trabajadores de la Sanidad —mayoritario en el servicio de urgencias del centro después de las recientes elecciones sindicales en el sector— ha registrado la convocatoria para tres días después de las elecciones autonómicas.

Según explica la plataforma, la huelga ha sido la "única opción" que les ha quedado a los trabajadores tras presentar ante la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y ante la Dirección del hospital las reivindicaciones que llevan años reclamando para evitar colapsos en el servicio y situaciones de estrés y ansiedad en el personal de enfermería. "Hace más de un mes que les entregamos las peticiones por escrito pero ni siquiera han acusado recibo", declara a Público Guillén del Barrio, enfermero y delegado sindical MATS, que lamenta que los demás sindicatos no hayan respaldado la convocatoria impulsada por más de un 25% del personal del servicio.

La iniciativa nace, sobre todo, de las enfermeras y los auxiliares de enfermería, que han denunciado en repetidas ocasiones que la situación sólo es sostenible a costa de su propia salud. Sin embargo, sostiene Del Barrio, a la huelga están llamados todos los trabajadores del servicio, desde celadores hasta médicos adjuntos y residentes. En total, más de 300 trabajadores están llamados a un paro que "no busca paralizar el servicio", apunta el sindicalista, ya que son conscientes de que los servicios mínimos que se decretan para este tipo de huelgas rondan el 95%. "Sería absurdo paralizar el servicio cuando lo que llevamos pidiendo desde el principio son recursos para que funciones sin los problemas que tiene. Convocamos una huelga para seguir visibilizando lo que ocurre en un servicio fundamental para los madrileños", subraya.

Más personal y más camas hospitalarias

La demandas del colectivo, aprobadas por abrumadora mayoría en la asamblea, consisten en arrancar un compromiso para que no se cierre ninguna cama ni en el servicio ni en planta durante el verano, como suele ser habitual. También exigen la contratación de "personal suficiente para aprovechar la menor demanda del verano y reducir la lista de espera quirúrgica". Del mismo modo, apuestan por la reapertura de las 72 camas que, según las memorias anuales, ha perdido el hospital desde el 2012. "No necesitamos más camas de preingreso, sino más camas en planta en las que ingresar a nuestros pacientes", insisten. Piden un límite máximo de dos horas de espera desde que se solicita una ambulancia para un paciente hasta que este es trasladado, ya que consideran "inhumanas" y responsables del colapso del servicio las ocho horas de espera que, según los trabajadores son habituales.

La plataforma solicita también la contratación de un "retén de incidencias" compuesto por seis celadores, seis enfermeras y seis auxiliares de enfermería en turnos de mañana; además de cuatro empleados de cada categoría en el turno de noche. También un aumento de la plantilla estructural de estos puestos en turno de mañana y noche hasta cumplir la ratio recomendada por la Organización Mundial de la Salud (una enfermera por cada seis pacientes).

La exigencias también pasan por aspectos tan básicos la presencia real de trabajadores de limpieza —"el mínimo actual de cinco durante mañana y tarde y dos durante la noche, además de ser insuficiente, ni siquiera se cumple", lamentan— y material de trabajo, desde sillas de ruedas "que no estén arregladas con vendas" hasta palos de suero para cama con ruedas, biombos, monitores cardíacos con telemetría, tensiómetros y electrocardiógrafos con volcado de datos
informático y tablets. Por otra parte, exigen la retirada de la aplicación informática HCIS "si sus numerosos fallos no se solucionan".

Además de la jornada de huelga, los trabajadores llevarán a cabo durante la próxima semana concentraciones diarias de lunes a viernes a las 13.30 horas y han lanzado una recogida de firmas entre pacientes, familiares, trabajadores y toda la ciudadanía.


Más noticias en Política y Sociedad