Público
Público

I Congrés d’Habitatge de Catalunya El movimiento por la vivienda catalán se propone hacer caer a Divarian, el fondo buitre del BBVA

Unos 500 activistas de 70 colectivos por el derecho a la vivienda han aprobado una hoja de ruta común para hacer frente a la crisis de vivienda que azota las grandes ciudades. "Divarian será la cabeza de turco de todos los fondos buitre y especuladores que juegan con nuestras vidas y hogares, pero no será el último".

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Uno de los ponentes durante el i Congreso de vivienda en Catalunya, que ha reunidos a más de 500 activistas por el derecho a la vivienda del territorio.

El primer congreso de la vivienda de Catalunya, que ha reunido este fin de semana en Barcelona a más de 500 activistas y 70 colectivos por el derecho a la vivienda catalanes, ha concluido este domingo tras un largo debate en el que han acordado poner en su diana a Divarian, "el fondo buitre del BBVA", ha señalado en un comunicado la organización.

"El Congreso ha acordado una campaña conjunta y coordinada para hacer caer a Divarian", han especificado los activistas, que precisan que enfocarán todas sus fuerzas contra "uno de los mayores propietarios de vivienda del territorio". "Será la cabeza de turco de todos los fondos buitre y especuladores que hasta ahora han estado jugando con nuestras vidas y hogares, pero no será el último", han advertido.

El Congreso también ha aprobado un "programa unitario" que presentará públicamente en una conferencia política el próximo diciembre con la que pretende hacer que los diferentes grupos políticos se posiciones a favor o en contra. El programa es resultado de un año de trabajo conjunto entre las diferentes Plataformas de Afectados por la Hipoteca (PAH), grupos y asambleas de viviendas de barrios y pueblos y los sindicatos de inquilinos del territorio catalán. "Hemos puesto en común todas las herramientas y estrategias de lucha para empezar a trabajar de forma unitaria en estas dos líneas", aseguran.

Entre las líneas básicas del programa acordado por los activistas para "poner fin a la crisis de vivienda" actual están el fin de los desahucios, pinchar la burbuja del alquiler, la "expropiación" de los pisos vacíos de bancos y fondos de inversión y avanzar en la construcción del movimiento social.

Más noticias en Política y Sociedad