Público
Público
Únete a nosotros

Icono feminista Fallece la verdadera 'Rosie, la Remachadora', el emblema feminista tras la Segunda Guerra Mundial

La mujer que inspiró el cartel fue una camarera de California, Naomi Parker Fraley, que durante la Segunda Guerra Mundial trabajó para las fuerzas armadas estadounidenses.  

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

We can do it/ EFE

La mujer obrera icono de la Segunda Guerra Mundial que mostraba su bíceps como símbolo de la mujer trabajadora era en realidad una camarera de California, Naomi Parker Fraley. La verdadera mujer que inspiró el cartel con lema “Nosotras podemos hacerlo” ha fallecido el pasado sábado en Longview (Washington) a los 96 años.

El reclamo animó a las mujeres de Estados Unidos a ocupar los puestos de trabajo de los hombres en las fábricas mientras ellos iban a la guerra. Tanto es así que en el periodo de guerra el porcentaje de mujeres trabajadoras aumentó un 10%. Además, estas mujeres tuvieron su reconocimiento por parte de la revista Life con un reportaje fotográfico.

Seis años de investigación necesitó el académico James J. Kimble para descubrir la verdadera identidad de Rosie: una camarera de California que nació en Tulsa en 1921. Antes, el rostro se había atribuido a otras mujeres como Geraldine Doyle, quien falleció en 2011 creyendo que era la auténtica 'Rosie, la Remachadora'. 

Historia de la verdadera Rosie

Con 20 años, Fraley y su hermana Ada trabajaron en la estación Naval Aérea de Alameda en California.  Fue en ese lugar donde un fotógrafo de la agencia Acme le tomó una fotografía a Naomi, con la que posteriormente el ilustrador J. Howard Miller’s realizó su famoso cartel.

Esta imagen quedó olvidada durante décadas, pero se recuperó en los años 80 como icono para reivindicar los derechos femeninos.

Naomi Parker descubrió en 2011 su rostro en la foto durante una reunión con veteranas trabajadoras de la guerra. Desde entonces comenzó su lucha para que se reconociera su verdadera identidad.

El profesor James J. Kimle le mostró su ayuda para examinar el verdadero rostro del cartel. Seis años después, en 2016, el rostro de este icono que nos recuerda que nosotras podemos trabajar igual que ellos se le atribuyó a Noemi Parker Fraley.

Más noticias en Política y Sociedad