Público
Público

Igualdad El mundo de la comunicación suspende en paridad: solo un 22% de los medios están dirigidos por mujeres

La Asociación de Mujeres Periodistas de Catalunya publica un informe donde muestra un panorama mediático sin presencia femenina. La directora del diario 'Ara.cat', Esther Vera, del 'Granada Hoy', Magdalena Trillo y de 'Público', Ana Pardo de Vera, reivindican la necesidad de una mayor presencia de mujeres y de perspectiva feminista en las redacciones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

De izquierda a derecha, la directora del diario Público.es, Ana Pardo de Vera, la directora del Ara.cat, Esther Vera, y la directora de Granada hoy, Magdalena Trillo. / Maria Rubio

Solo un 22% de las directoras de medios catalanes son mujeres. Este es el resultado del estudio de la Asociación de Mujeres Periodistas de Catalunya (ADPC), que ha analizado un centenar de medios del ámbito catalán para recoger la presencia femenina en las redacciones. Y, tal como los ha calificado la miembro de la junta de la ADPC Marta Corcoy, los resultados son "patéticos". La paridad sigue siendo un horizonte lejano en las cabeceras informativas.

Según ha explicado Corcoy, las mujeres no acostumbran a ocupar los puestos donde se toman las decisiones: "Para encontrarlas tenemos que bajar mucho". Tal como muestran los datos del informe, tienen más presencia en aquellos estratos de menos responsabilidad: las mujeres representan el 22% de las direcciones, el 30% de los jefes de redacciones y el 36% de los jefes de sección. Los porcentajes mejoran tímidamente a los medios online: "Un 27% de las direcciones de los digitales están llevados por mujeres, pero aun así este dato sigue estando muy lejos de un escenario de paridad", ha dicho la también miembro de la junta de la ADPC Mavi Carrasco.

Las dos periodistas han añadido que los datos recogen las realidades de los medios más pequeños, además de las grandes cabeceras: "Es en los medios con menos peso donde hay más mujeres. Además, los datos corroboran que también aparecen más en medios públicos que en los privados", ha dicho Carrasco. La retrospectiva de la Asociación muestra una trayectoria no demasiada optimista: en 1992, las redacciones estaban formadas por un 22% de periodistas mujeres y un 11% de mujeres con responsabilidades. Si bien la cifra se ha doblado, sigue estando lejos del 50%.

El mismo esquema se repite en otros ámbitos de la comunicación, como por ejemplo la academia: mientras el profesorado sí que mantiene cifras más próximas a la paridad (un 41% de mujeres respecto a un 59% de hombres), los cargos de los decanatos quedan absolutamente desequilibrados, con solo un 36% de mujeres decanas. "Y el 2015, había un 60% de estudiantes graduadas en comunicación", añadía Corcoy.

¿Qué hay detrás de los liderazgos femeninos? 

Para analizar estos datos, la ADPC ha invitado a tres direcciones femeninas de medios: "Hemos tenido que salir de Catalunya para encontrar tres", decía Carrasco. La mesa redonda la han compuesto la directora del diario Ara.cat, Esther Vera, la directora del diario Granada Hoy, Magdalena Trillo y la directora de esta casa, Ana Pardo de Vera. En el caso de Trillo, todo una rara avis tratándose de un diario en papel: "Los trabajadores y trabajadoras de los medios digitales, en general cobramos menos. Esto puede explicar por qué las mujeres son más", ha apuntado Pardo de Vera.

¿Por qué no llegan las mujeres al poder? Vera, quien ha reivindicado la paridad en la redacción del Diario Ara.cat y ha hablado sobre las divisiones de las responsabilidades en los medios: "Yo no creo que una mujer hubiera podido llegar a la dirección de un diario hablando de educación y salud, como lo hizo el hombre que fundó el Ara", en referencia a la exdirector Carles Capdevila. "El periodismo es influencia, es información, y la información es poder. Marcar las agendas de los partidos políticos, del IBEX... esto es un peligro", ha señalado Pardo de Vera, quien ha vinculado la radiografía de los medios en la foto total de una sociedad hecha a medida por el poder masculino. "Y no solo hay que contratar mujeres. Hay que contratar mujeres feministas", ha añadido. "Estoy segura que tienen miedo a postar por mujeres en la dirección. No tenemos los mismos valores. No somos colegas de los poderosos y no vamos a tomar una cerveza con ellos. Hay cierta incertidumbre", ha opinado Trillo.

Las tres periodistas han destacado las dificultades con las cuales se encuentran las mujeres periodistas para promocionarse, en especial, cuando la maternidad llega: "Me he encontrado con alguna trabajadora que me ha llamado a la puerta preocupada porque estaba embarazada", relataba Vera. Y es que, como han señalado las ponentes, el trabajo de cuidados que implica un embarazo acaba mayoritariamente asumido por las madres: "No me he encontrado con un solo hombre que me pida baja de paternidad. Y no hay una sola mujer en la redacción que no se lo haya pedido", ha sentenciado Trillo. "El periodismo es casi más una forma de vida que un trabajo. Y a nosotros, a las mujeres, además, nos engañaron y nos hicieron entrar al mercado laboral sin la conciliación familiar", ha añadido Pardo de Vera.

Otro de los aspectos destacados ha sido la falta de presencia de opinadoras. "Las mujeres no tenemos derecho a tener voz pública. Tenemos menos credibilidad. Por eso no encontrábamos opinadoras", explicaba Vera. Acto seguido, relataba como el diario catalán apostó por "crearlas": "Fuimos a buscar mujeres de diferentes ámbitos. Se los pidieron que hablaran de su campo, no solo del hecho de ser mujer". En cuanto a Público, Pardo de Vera explica como el diario digital apostó para contratar una especialista en perspectiva de género: "Nadie nace sabiendo. Nuestra voluntad era llevar la perspectiva de género a todos los ámbitos, no solo a una sección sobre feminismo". El reto más importante, el de la violencia machista: "Venimos de hablar de crímenes pasionales o de añadir las declaraciones de un vecino que explica como el violador era majísimo", ironizaba.

La consellera de Presidencia y portavoz del Gobierno, Elsa Artadi, ha sido la encargada de cerrar el acto, quien ha utilizado su turno de palabra para apelar a los hombres: "Hago mía la consigna: ¿Dónde están las mujeres... Y ¿dónde están los hombres? Porque, a la hora de participar en estos espacios, solo estamos nosotras, que no nos pegamos, no nos violamos y no nos matamos. ¿Dónde están ellos?”, ha denunciado Artadi.

Más noticias en Política y Sociedad