Público
Público

Igualdad en RTVE Organizaciones feministas exigen a RTVE información rigurosa sobre los vientres de alquiler y critican el acoso a una periodista 

Denuncian el "acoso, menosprecio y degradación profesional" de la periodista Montserrat Boix (miembro de la Comisión de Igualdad y del Observatorio de Igualdad de RTVE) por criticar una información "sesgada" sobre las familias "atrapadas" en Ucrania.

Vista del edificio de RTVE /EFE

Público

Un total de 325 organizaciones feministas y mujeres a título personal han firmado una carta que este miércoles el Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid ha  entregado a la presidenta de la Corporación de RTVE y administradora provisional única, Rosa María Mateo y a Elena Sánchez, secretaria general de RTVE y responsable última del Observatorio de Igualdad del ente público.

En ella, las firmantes muestran su total disconformidad con el tratamiento que TVE realizado sobre los vientres de alquiler en el programa informativo en febrero pasado y expresan su "más absoluto rechazo al acoso que está sufriendo la periodista Montserrat Boix" que supone un "menosprecio e incluso degradación profesional".

Los hechos a los que se refiere esta carta comenzaron con la emisión del telediario del fin de semana del 16 y 17 de febrero pasado, en el que se incluyó una información sobre los vientres de alquiler y las familias españolas "atrapadas" en Ucrania por los problemas que enfrentaban para registrar a los menores. El tratamiento levantó las críticas de las organizaciones feministas contactadas para el reportaje por el tratamiento que se había dado al tema y a sus declaraciones, que consideraron censuradas y tergiversadas, tal como explica una nota difundida por el sindicato UGT el pasado mes de junio. Según esta fuente, varias de las organizaciones contactaron con la periodista Montserrat Boix (representante de Igualdad y miembro del Observatorio de Igualdad de RTVE en representación del sindicato UGT), quien trasladó las quejas al editor del telediario, Luis Guillera. 

Según las informaciones publicadas por UGT y corroboradas por la propia Boix, Guillera "haciendo de su falta de objetividad" consideró la información correcta y afirmó que se trataba de "una cuestión personal", cosa que también publicó en un twitt que posteriormente borró y en el que manifestó que "es un asunto tan complejo que, si no lo vives, es difícil entenderlo". La nota de UGT resalta el hecho de que "un editor no podía utilizar un telediario para defender cuestiones personales que además contravienen la legalidad española".

Desde entonces, la periodista Montserrat Boix denuncia haber sido víctima de un acosos que acabó con su traslado del puesto de trabajo, por lo que denunció a la Corporación Pública.

La carta entregada este miércoles por las más de 300 organizaciones y particulares a la dirección de RTVE, denuncia el "uso intencionado de esta pieza informativa en la que se manipularon y censuraron las declaraciones de la portavoz de la Red Estatal contra el Alquiler de Vientres, quien señalaba que era inaceptable la compraventa de los cuerpos de las mujeres" y afirma que "tuvo un tratamiento sesgado de una temática que atenta contra los derechos de las mujeres y de la infancia, cuyos límites están regulados por la legislación española que considera ilegal la práctica de los vientres de alquiler, algo que ni siquiera se mencionó".

La misiva exige a RTVE que "cumpla la función que se le supone de servicio público y que ello se refleja en una información imparcial y plural que respete los derechos de la ciudadanía y la legislación vigente". Exige, también que se revierta la "situación de acoso y degradación profesional que está sufriendo Montserrat Boix" y que tanto el editor del informativo, Lluis Guilera, así como la directora de los servicios informativos, Begoña Alegria, "sean cesados".

La carta concluye manifestando la preocupación por la "inactividad del Observatorio de Igualdad de RTVE desde su creación" y demandando la "convocatoria urgente de dicho organismo que incluya como uno de los puntos del día el tratamiento que RTVE viene dando a temas que afectan de manera tan particular los derechos de las mujeres".

Este organismo, creado en noviembre de 2017 en cumplimiento del pacto de Estado contra la violencia de género aprobado en el Congreso, tiene entre sus objetivo vigilar los contenidos de la Corporación Pública y velar por la eliminación de los estereotipos sexistas. Este observatorio tuvo una primera reunión en marzo de 2018, a pesar de que por reglamento debería reunirse dos veces al año, y haber presentado un informe el pasado marzo, que aún no vio la luz, tal como afirman a Público fuentes conocedoras del proceso.

RTVE acusa recibo y afirma que responderá

Desde la Corporación de RTVE han se han limitado a confirmar a Público que "han recibido la carta y que la secretaria general responderá a las remitentes debidamente en tiempo y forma". También han afirmado que Boix ha demandado a la empresa, que "ya hay fecha fijada para el juicio y lo que tenga que decir la empresa lo harán en ese momento". 

Fuentes de la corporación desligan de este tema las críticas que se vierten hacia el Observatorio de Igualdad, asegurando que se trata de dos cosas distintas que no se pueden mezclar y que "el compromiso de RTVE con la igualdad es innegable".

Más noticias