Público
Público

Acoso sexual Investigan por presunto delito de violación al ministro francés de Hacienda

La Fiscalía de París ha reabierto la investigación contra Gérard Darmanin, entonces allegado del expresidente Nicolas Sarkozy, y actual ministro del Ejecutivo de Emmanuel Macron

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Darmanin, ministro francés de Hacienda, junto al expresidente Sarkozy

La Fiscalía de París ha reabierto una investigación preliminar por un presunto delito de violación contra el ministro francés de Hacienda, Gérard Darmanin. Darmanin, a a su vez, ha presentado una querella por calumnias contra la denunciante, Sophie Spatz, según confirman fuentes judiciales.

Los hechos denunciados datan de 2009, cuando Darmain, formaba parte del partido conservador UMP (Union pour un mouvement populaire) y era un allegado del expresidente Nicolas Sarkozy, de quien se distanció tras entrar en el Ejecutivo de Emmanuel Macron.

Spatz acusa a Darmanin de haberla violado en una habitación de hotel cuando esta le pidió que intercediera en el Ministerio de Justicia para que fuera revisada una condena penal por chantaje, dictada en 2004, en la que estaba implicada y de la que segura ser inocente, según "Le Monde".

Junto con el testimonio de la víctima, su abogada ha adjuntado los mensajes telefónicos que se intercambiaron en aquella época Darmanin y Spatz, que asegura que antes de ir a la habitación del hotel cenaron juntos y estuvieron en un club privado. En uno de esos mensajes, la denunciante escribía "Cuánto esfuerzo me costó follar contigo para que te ocuparas de mi caso", a lo que el ahora ministro responde  "Tienes razón, sin duda soy un sucio gilipollas ¿Cómo puedo hacer que me perdones?".

Durante años, Spatz había acudido a varios miembros del partido conservador UMP, del que era militante, para contar lo sucedido, pero nadie la apoyó. Finalmente, decidió acudir a la justicia cuando Darmanin fue nombrado ministro por Macron. Una primera denuncia fue presentada en junio pasado, sin embargo, la denunciante no acudió a las convocatorias de la Fiscalía, por lo que fue cerrada un mes más tarde. Spatz no quería acudir sola a los interrogatorios pero, tras cambiar de abogada, ha decidido volver a presentar la demanda este mes.

Por su parte, Darmanin ha presentado, tras la primera querella, una denuncia por acusación calumniosa contra la víctima, y sus abogados aseguran que la única finalidad de la denunciante es manchar la reputación de su cliente.