Público
Público

Santander refuerza su apuesta por la igualdad de género en los consejos de administración

Santander España se ha unido a la iniciativa Target Gender Equality, un programa lanzado por Naciones Unidas en 19 países con el objetivo de aumentar la representación femenina en los consejos de administración empresariales y conseguir más igualdad entre hombres y mujeres. El banco español ya es líder empresarial mundial en equiparación de género a todos los niveles, de acuerdo con el último Índice Bloomberg de Igualdad de Género, publicado a principios de este año.

Santander refuerza su apuesta por la igualdad de género en los consejos de administración
Santander refuerza su apuesta por la igualdad de género en los consejos de administración

CONTENIDO PATROCINADO

El programa Target Gender Equality de la ONU nace de la evidente necesidad de acelerar los progresos en las políticas de igualdad de género a nivel empresarial, que es uno de los principales Objetivos de Desarrollo Sostenible. El 79% de las empresas españolas adheridas al Pacto Mundial de Naciones Unidas para el cumplimiento de tales objetivos. El Banco Santander, entre ellas, fue pionera en establecer políticas oficiales donde se autoimpone la igualdad de género en todos los aspectos corporativos. Pero, aún así, en el sector privado los avances aún son lentos, tanto en España como en el resto de países occidentales. Según estimaciones de Naciones Unidas, de seguir al ritmo actual la adaptación de políticas de género, tardaríamos más de 250 años en lograr la equidad plena entre mujeres y hombres.

Fomentar un lugar de trabajo inclusivo y diverso forma parte ya de la cultura y los valores del Grupo Santander. Prueba de ello es que un 40% del Consejo de Administración y un 55% de la plantilla del Grupo son mujeres. El primer banco español, europeo y latinoamericano ha establecido principios de diversidad e inclusión que exigen unos estándares mínimos a aplicar en cada país donde está presente, y sus distintos consejos de administración locales son un ejemplo de ello. Estos estándares obligan a que el objetivo de igualdad de género marque todos los procesos empresariales, los sistemas de promoción y contratación, las herramientas y políticas de recursos humanos, la gestión global del talento y los salarios. 

El programa del Pacto Mundial de Naciones Unidas durará hasta marzo de 2021. Expertos de la organización ayudarán a cada empresa adherida a acelerar sus programas de igualdas, y evaluará la consecución de objetivos, mediante mecanismos de análisis del desempeño, talleres para el desarrollo de capacidades para mujeres, aprendizaje entre iguales y el diálogo con múltiples grupos de interés a escala nacional e internacional. Este pacto opera en España a través de la llamada Red Española, que cuenta actualmente con 1.603 entidades: 22% grandes empresas, el 61% pymes y el 17% restante son entidades del tercer sector, asociaciones empresariales e instituciones educativas.

Ana Botín, presidenta de Banco Santander, ha asegurado: "Aunque Banco Santander ya lidera el índice Bloomberg Gender-Equality, el año pasado aprobamos nuevos objetivos para asegurar que la diversidad sea una prioridad en todo el Grupo a la hora de formar equipos. Nuestro objetivo es tener un 30% de mujeres en puestos directivos en 2025. Asimismo, el consejo entiende los beneficios asociados a una composición del consejo equilibrada, por lo que ha adoptado el objetivo de incrementar la presencia de mujeres a un rango entre el 40% y el 60%". "Queremos que todo lo que hacemos -ha añadido Botín- sea sencillo, personal y justo. Tenemos métricas para comprobar si es así. La remuneración de nuestro equipo directivo se basa no sólo en qué objetivos consiguen, sino en cómo los logran. Para implantar el cambio cultural, hemos acordado ocho comportamientos corporativos que representan la manera de hacer las cosas en el día a día de cualquier persona que trabaja en el Grupo, hemos desarrollado una cultura común en materia de riesgos, y hemos puesto en marcha canales efectivos para garantizar que todas las personas puedan plantear con confianza y tranquilidad sus problemas o preocupaciones".

Como explicaba su presidenta, el Banco Santander ya se comprometió públicamente en 2019 a incrementar el porcentaje de mujeres en puestos de alta dirección hasta un 30% en 2025 (ahora es el 22%), conseguir la equidad salarial de género ese mismo año 2025. En el Consejo de Administración, el plazo autoexigible es más breve: debe contar con una presencia de mujeres entre el 40% y el 60% en 2021. En el informe de banca responsable de 2019, Santander explica que la brecha salarial actual es del 30,8%, muy levemente mejor que la cifra reportada en 2018 (30,9%). Pero las mujeres en cargos directivos subieron un 15%, cifra aún mucho mayor en el caso de mujeres en las funciones de más alta responsabilidad ejecutiva.

El pasado año, Santander fijó unos estándares mínimos en todos los países para las bajas de maternidad y paternidad que se están implementado desde 2020. Estos estándares se revisarán en un período de 3 años. También existe el horario de trabajo flexible para la reincorporación.

El banco ha lanzado igualmente programas de fomento de las mujeres empresarias, entre los que se incluyen fondos para apoyar a las pymes dirigidas por mujeres, oportunidades de formación y de networking, campañas de marketing y apoyo a las nuevas startups femeninas. Dentro de estas iniciativas se encuentra el programa Reencuentra, que trata de ayudar a aquellas mujeres que abandonaron su carrera profesional por motivos familiares a reincorporarse al mercado laboral en empresas de su entorno, especialmente en aquellos casos en los que les está costando encontrar una oportunidad.  Se puede destacar también la iniciativa "Premios Más Mujeres" del Santander, que nacieron para dar visibilidad y reconocer el talento femenino, así como para destacar la trayectoria profesional de mujeres muy brillantes, su proyección de futuro y su compromiso con la sociedad.

La primera posición en el Índice Bloomberg de Igualdad de Género 2020 ya fue un hito muy importante para el Santander y para todas las empresas españolas, un puesto jamás ocupado antes por una corporación nacional. Para la elaboración de este índice, la agencia financiera norteamericana evaluó inicialmente a 6.000 empresas de 84 países, y finalmente analizó en profundidad a las 325 más destacadas. Esta evaluación incluye 75 métricas, repartidas en conceptos como "dimensión del talento y liderazgo femenino", "igualdad y paridad salarial de género", "políticas en contra del acoso sexual", y "marca inclusiva y en favor de la mujer".