Público
Público

violencia machista El Gobierno asegura que el nuevo protocolo de riesgo de asesinato machista incrementará las medidas de protección

Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, ha destacado que las consecuencias de este reglamento serán "la elevación" de la categoría de riesgo de la víctima y, con ello, el "incremento" en las medidas para protegerla.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer sostiene un cartel contra la violencia machista en una manifestación / EFE

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado este jueves que el nuevo protocolo policial para evaluar el riesgo de asesinato de las víctimas de violencia de género "incrementará" las medidas de protección para las mujeres que denuncian.

Durante su intervención en la inauguración del VII Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género que se celebra en el Senado, el ministro ha incidido en que su departamento está trabajando en la implementación de este protocolo que predecirá mediante un nuevo algoritmo la probabilidad de homicidio de las víctimas de violencia machista.

Grande-Marlaska ha mencionado esta medida al hablar de las mejoras que el Gobierno está poniendo en marcha con el objetivo de erradicar esta lacra. Según ha recalcado, las consecuencias principales de la puesta en marcha de esta nueva evaluación será "la elevación" de la categoría de riesgo de la víctima y, con ello, el "incremento" en las medidas para protegerla.

"Las palabras de las víctimas deben servir para que las palabras sean hechos"

Grande-Marlaska ha hecho hincapié en que, como juez, "conoce las dificultades" de los profesionales judiciales para dictar medidas de protección para las víctimas de maltrato y, por ello, es "tan importante" que la valoración del riesgo de la víctima "se haga con el máximo rigor" y que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tengan formación en perspectiva de género.

Para el ministro, la violencia de género es "una de las realidades sociales más duras e insoportables" y la "obligación de los responsables públicos es trabajar para erradicarla".

En esta misma línea, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, ha calificado el reto de acabar con la desigualdad como "el reto más importante de la democracia en el siglo XXI", señalando la violencia contra las mujeres como el "exponente último" de esa desigualdad, y ha apelado a la responsabilidad y el compromiso individual para lograrlo.

"Tenemos en nuestras manos la vida o la muerte", ha dicho la vicepresidenta, que durante su intervención ha destacado el progreso en España contra la violencia machista. "En pocos años hemos podido sacarla a la luz desde la oscuridad del ámbito privado. La herida duele, pero los españoles y españolas hemos tenido la valentía de abrirla", ha destacado Calvo, que también ha reclamado una "coordinación estricta y eficiente" de todas las administraciones para acabar con la violencia.

Delgado: "Ante las atrocidades tenemos que tomar partido"

Antes, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha citado al escritor judío Elie Wiesel, superviviente de los campos de exterminio nazis, al afirmar que "ante las atrocidades tenemos que tomar partido", recordando que el 35% de las mujeres de todo el mundo sufren o han sufrido violencia o agresiones, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Delgado ha reiterado el compromiso de su Ministerio con las víctimas de la violencia y ha destacado el número de las reformas legislativas en las que se está trabajando para que mujeres y hombres sean "socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres", ha sentenciado la titular de Justicia parafraseando a Rosa Luxemburgo.

En la inauguración del acto ha intervenido también el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, quien ha pedido "compromiso por mejorar la respuesta institucional" contra esta "gravísima violación de derechos humanos".

"La justicia, nuestra justicia, está de su lado", ha dicho refiriéndose a las víctimas, reclamando "no bajar la guardia para que no haya "ni una sola víctima" al tiempo que ha pedido impulsar la educación en igualdad porque, a su juicio, esa es la única forma de "erradicar esta enfermedad social".

"Redoblar esfuerzos"

En esta misma línea se ha pronunciado la vocal del Consejo General del Poder Judicial y Presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y Género, Ángeles Carmona, quien ha insistido en la necesidad de "redoblar esfuerzos" para mejorar la atención de las víctimas. En este sentido, ha recordado que desde 2003 hay casi "1.000" mujeres asesinadas según las estadísticas oficiales. "Su recuerdo, su testimonio, es el empuje que nos guía hacia una sociedad más igualitaria", ha afirmado.

Por su parte, la fiscal general del Estado, María José Segarra, ha abogado por mejorar la protección de las mujeres maltratadas y de sus hijos, al tiempo que ha defendido la necesidad de "empezar a formar a los formadores" sobre perspectiva de género.

También el presidente del Consejo General de Procuradores de España, Juan Carlos Estévez Fernández-Novoa, ha apoyado que las víctimas "se vean amparadas desde el primer instante" y así fomentar que denuncien. Además cree que hay que mejorar la protección de las víctimas.

La presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, ha tachado de "insoportable" esta realidad, al tiempo que ha recordado que este año ya hay 39 mujeres asesinadas. "Es evidente que algo falla, el sistema no ha dado respuesta a las víctimas", ha manifestado, reclamando "soluciones" y un "cambio de cultura" para que la igualdad sea "real".

Así, ha pedido "voluntad firme y decidida" de cambiar y actuar ante esta violencia de género, y ha abogado por la formación en género y acciones de sensibilización ante el "aumento" de la violencia y del deseo de dominación y control a la pareja entre jóvenes.