Público
Público

Rebrotes coronavirus Illa avanza que hay 412 brotes activos de covid-19 con más de 4.200 casos asociados

El ministro de Sanidad advierte en el Congreso de que "no se debe de tener miedo al virus, pero sí respeto" y elogia la labor de las comunidades autónomas en trabajos de detección precoz y seguimiento de casos: "Están tomando las medidas adecuadas".

Salvador Illa Congreso
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, este jueves en el Congreso / EFE

Desde que finalizó el estado de alarma, el pasado 21 de junio, en España se han producido 527 brotes de covid-19, de los cuales 412 siguen activos. Así lo ha avanzado el ministro Salvador Illa este jueves en la Comisión de Sanidad del Congreso, donde comparece para actualizar los datos e informar sobre las últimas actuaciones del Gobierno en relación con la pandemia.

Según ha explicado el ministro, los 412 brotes activos tienen aparejados un total de 4.270 casos, mientras que los 527 brotes que se han producido en total después del estado de alarma tienen una incidencia acumulada de más de 6.000 casos. Illa ha destacado que hasta un 70% de los brotes tienen menos de 10 casos, aunque hay brotes que acumulan más de 100, sobre todo aquellos relacionados con "trabajadores vulnerables del sector hortofrutícola", los denominados temporeros.

Por ámbitos afectados, el que acumula una mayor incidencia es el social: reuniones familiares, fiestas particulares y actividades de ocio. Un 24% de los casos tendrían lugar en el entorno laboral, sobre todo entre los trabajadores del sector hortofutícula; mientras que un 19% se han producido en lo que el ministro de Sanidad ha denominado como entorno "mixto", contagios que se inician en en el entorno laboral y pasan al familiar o de ocio, y viceversa.

Catalunya y Aragón siguen siendo las comunidades más afectadas por los rebrotes, ya que acumulan un 60% de los casos detectados. Pese al aumento en el número de rebrotes, Illa ha avalado la gestión y los esfuerzos de las comunidades autónomas, de las que ha destacado sus esfuerzos respecto al rastreo y detección temprana de los casos.

"A las comunidades les corresponde el trabajo de detección precoz, y debo decir que están tomando las medidas adecuadas; la coordinación es satisfactoria y permanente. El ministro ha explicado que una "prueba" de que el trabajo de de detección precoz se está haciendo de forma correcta es que un 60% de los casos detectados son asintomáticos, lo que pone de relieve que más de la mitad de los contagios se localizan gracias a la detección precoz y al denominado "cribado".

Illa también ha insistido en que "estamos en un escenario distinto a los meses de marzo y abril". "Si se toman estos datos en conjunto de forma cualitativa, y no solo el número de casos, el escenario es distinto". La principal diferencia es, ha asegurado, que no está teniendo lugar una presión en los servicios sanitarios que puedan derivar en un colapso.

Esto se debe, ha añadido, a varios factores: el número de PCR que se realizan y que detectan asintomáticos (una media de 42.000 semanales, que llegan a 50.000 en los días laborales); el hecho de que haya bajado la edad media de los contagios (que ha pasado de los 63 años a los 42), lo cual ha reducido la mortalidad respecto a los meses de mayor emergencia sanitaria; y el descenso en los ingresos hospitalarios (209 personas en la actualidad, de las cuales 18 no han necesitado respiración asistida). En los últimos siete días, ha avanzado el ministro, han fallecido nueve personas a raíz del coronavirus.

Más noticias de Política y Sociedad