Público
Público

La inacción de Almeida vuelve a poner trabas a la celebración del Orgullo 

Varios conciertos que se iban a celebrar durante este miércoles en la Plaza del Rey (rebautizada Plaza de las Reinas para la ocasión) en el centro de Madrid han sido suspendidos por los organizadores del Orgullo al no emitir el Ayuntamiento un informe favorable para celebrarlos en condiciones de seguridad. 

Sentada en la Plaza del Rey convocada por Belenciana en protesta por la suspensión de los conciertos.
Sentada en la Plaza del Rey convocada por Belenciana en protesta por la suspensión de los conciertos. Alfredo Langa

"Queremos aclarar que se debe a que los procesos de finalización de unas obras colindantes a la Plaza del Rey, que reiteradamente hemos pedido acelerar, no han permitido emitir un informe favorable por parte del Ayuntamiento que permita la celebración del evento en condiciones de seguridad", esta es la explicación que los organizadores del Orgullo, el MADO, han comunicado vía Twitter este miércoles por la mañana. 

Como consecuencia, varios conciertos han sido suspendidos y se quedaron a la espera de ser reubicados. Se trata de las actuaciones de Elena Farga, Belenciana, Fulanita by Yeli Yeli Djs y el grupo Cariño formado por María Talaverano, Paola Rivero y Alicia Ros. El grupo, en declaraciones a este medio, señala la "homofobia" por parte del Ayuntamiento que "curiosamente además afecta solo a una plaza en la que actuaban mujeres". 

Finalmente, dos de las actuaciones, las de Elena Farga y Cariño, han sido aplazadas al domingo y reubicadas en la Plaza de Barceló después de que el concejal del distrito de Centro, José Fernández, lo anunciara durante el acto de inauguración de la nueva Plaza de Rafaella Carrá. 

Convocada una protesta

Con motivo de la suspensión, una de la artistas, Belenciana, ha llamado a una protesta pacífica en la misma Plaza del Rey: "Siempre he sido partidaria de escuchar al que no comparte mi punto de vista. Pero llega un momento en el que hay que levantar la cabeza y mostrar la dignidad que nos quieren quitar.
Por eso, mañana no daremos el concierto, pero haremos una sentada en señal de protesta ante acontecimientos presentes y futuros. Mismo sitio, misma hora", escribía la artista en su Instagram. 

La cantante ha definido la sentada como un acto "de reafirmación y reivindicación" ante las últimas decisiones del Ayuntamiento de Madrid "poniendo más pegas que facilidades" para el desarrollo de las celebraciones. 

Belenciana considera "muy importante" defender "los derechos que hemos ganado durante mucho tiempo y que ahora mismo de una manera peligrosa se están poniendo en cuestión".

No es la primera vez que los organizadores se quejan por la gestión del Ayuntamiento madrileño para poder llevar a cabo los distintos eventos del Orgullo, el primero que se celebra tras dos años de pandemia. Solo 24 horas antes publicaron un comunicado en el que denunciaban que sus solicitudes para "la exención de los límites acústicos" no fueron contempladas, únicamente recibieron una "ampliación de los niveles de emisión sonora recogidos en el art. 15 de la OPCAT". Esto, anunciaban, comprometía "la viabilidad y  celebración de MADO, Madrid Orgullo 2022". 

Esta exención de ruido ya había sido concedida por el Ayuntamiento de Madrid en la celebración del MADO 2016,el  World Pride Madrid 2017 y las ediciones de 2018 y 2019 "por razones sociales, económicas y de especial proyección para la ciudad de Madrid".

El problema de la Plaza del Rey es la "adecuación de la vía" para evacuar a los asistentes y cumplir con las garantías de seguridad. Así lo ha asegurado la portavoz del Grupo Mixto, Marta Higueras, que ha denunciado que Almeida conocía desde el mes pasado la situación y que, además, en el Pleno "se votó a favor" el acondicionamiento de la zona para poder celebrar los eventos del Orgullo. De igual manera que la superación de los límites de ruido, como denuncia MADO: "el Pleno del Ayuntamiento de Madrid, celebrado el pasado 28 de junio en sesión ordinaria, aprobó por mayoría de votos dicha exención". 

El Gobierno de Almeida habría incumplido el acuerdo del Pleno. "Un Ayuntamiento de brazos caídos para que todo salga mal es #LGTBIfobia" ha reiterado en Twitter, Higueras. 

Almeida niega el "boicot"

"No hay ningún boicot y conviene no crear controversias artificiales. Los organizadores sabían desde el viernes pasado que los informes técnicos de la Policía Municipal, del cuerpo de bomberos y del SAMUR desaconsejaban la utilización de la Plaza del Rey. Esos informes no los hizo ni el alcalde ni la vicealcaldesa, nosotros solo les hemos hecho caso a la Policía, los Bomberos y el SAMUR", declaraba el alcalde del Ayuntamiento, José Luis Martínez-Almeida. 

Más noticias